Asociarse a una marca tiene muchos beneficios y puede otorgar un reconocimiento internacional a un establecimiento que de cualquier otra forma sería muy difícil de conseguir. No obstante, las cadenas no deben caer en la tónica de “crecer por crecer”, sino para atender a una demanda.

The 2012 Annual Hotel Conference (AHC) reunió en Reino Unido a diversos directivos de grandes cadenas, que compartieron sus puntos de vista sobre el futuro de la hotelería y los desafíos del mercado. Entre ellos se encontraron Tim Walton, vicepresidente  de desarrollo hotelero internacional de Marriott International; Smart Nick, vicepresidente de desarrollo en Reino Unido, Irlanda y Países Nórdicos para Hilton WorldwideAndrew Shaw, director de desarrollo de Reino Unido e Irlanda de Accor; y Richard Arman, director de desarrollo en Reino Unido e Irlanda para InterContinental Hotels Group (IHG).

Ufi Ibrahim, director ejecutivo de la Asociación Británica de Hostelería, condujo un debate en el que se preguntaba si adherirse a una marca podía ser la solución para los alojamientos. Walton afirmó que es importante tener en cuenta factores como localización del hotel, conexiones, etc., ya que si no hay un mercado objetivo claro la marca no podrá mejorar el negocio. En este sentido señaló que existía el peligro de que las compañías estuviesen matando marcas por su bondad, literalmente: “We may be killing brands with our kindness”. Incidió en que las cadenas deben desplegar su marca cuando haya una necesidad de mercado y no para demostrar su crecimiento. No obstante, los expertos consideraron las marcas como una solución positiva y más en situaciones como las actuales. Para Arman la franquicia es una buena opción.

La marca puede ser una solución positiva para el hotel, pero lo importante es la demanda.
La marca puede ser una solución positiva para el hotel, pero lo importante es la demanda.

En la conferencia también se trataron otros aspectos que afectan a la industria hotelera. Jonathan Langston, director general de TRI Hospitality Consulting y presidente de la AHC, reveló que el beneficio ya no crece en línea con los incrementos de RevPar (ingreso por habitación disponible), por lo que debería cobrar mayor importancia como indicador y medidor del negocio hotelero el GopPar (beneficio bruto operacional por habitación disponible).

Por su parte, la analista económica Hamish Smith estimó que la economía inglesa tardará otros tres años en poder alcanzar niveles previos a la recesión, pero reconoció que la industria hotelera había estado por encima del resto de sectores.

En cuanto a la relación con las entidades financieras, en la jornada se puso de manifiesto que es necesario que los hoteleros sean exhaustivos, honestos y transparentes con sus banqueros para evitar ciertas sorpresas. También se habló del papel de las OTA, concluyéndose que están aquí para quedarse, y de la gestión de la reputación, señalándose que hoy día las marcas son definidas por el consumidor y lo que ellos piensan sobre el hotel es lo que realmente importa.  En cuanto a la gestión del personal, se incurrió a los empresarios a ser flexibles con las necesidades de las generaciones actuales y sobre nuevas tecnologías, se puso de manifiesto que las marcas que conectan el espacio real con el espacio digital serán las ganadoras.

14 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 110060_marca-es-positiva-hotel-lo-importante-es-demanda.html 3 83288 00