Actividades de aventura a 600 metros de profundidad

Las minas de Asturias se abren al turismo

Los visitante realizarán un recorrido de cinco kilómetros

La empresa pública Hunosa ha habilitado el pozo minero asturiano de Sotón para ofrecer a sus visitantes más de cuatro horas de turismo de aventura a 600 metros de profundidad. Por las características de la visita y por razones de seguridad, la entrada será restringida para grupos de unas diez personas.

El pozo de Sotón cesó la extracción de carbón a finales del año pasado y Hunosa, la compañía propietaria del mismo, lleva cerca de un año trabajando en su apertura al turismo, una decisión que califica de "única en España" y "pionera en Europa". Espera abrir al público "casi de inmediato con la intención de que constituya un revulsivo para el turismo asturiano".

La presidenta de la compañía, Teresa Mallada, que ayer presentó esta iniciativa turística destacó que se convertirá en un elemento dinamizador de las cuencas mineras y de Asturias. Indicó que con la visita se podrá comprobar las "grandes obras de ingeniería que hay dentro de la explotación". Además, se podrá comprobar la dureza de la vida minera y disfrutar de una actividad diferente.

Ataviados con la indumentaria adecuada -botas, mono, casco y lámpara- y tras escuchar una charla de seguridad, los visitantes descenderán al pozo a través de la jaula -el ascensor utilizado por los mineros para bajar hasta sus puestos de trabajo y que es más rápido que los convencionales- y realizarán un recorrido de cinco kilómetros que discurre por algunos tramos muy oscuros y, en ocasiones, de poca altura por lo que hay que caminar agachados.

Los visitantes descenderán a más de 600 metros de profundidad. #shu#Los visitantes descenderán a más de 600 metros de profundidad. Imagen Shutterstock

Hunosa activará en breve una página web para facilitar las reservas, al tiempo que explica que ha iniciado contactos para integrar su oferta de forma que tenga efectos positivos sobre otras iniciativas turísticas mineras del entorno.

Por las especiales características de la visita y por razones de seguridad, la entrada será restringida para un grupo pequeño de unas diez personas.

El pozo de Sotón está conectado bajo tierra con el de María Luisa y el de Samuño, circunstancia que se aprovechará para que los visitantes tengan la oportunidad de ver una explotación minera en activo.

Hunosa ha llevado a cabo un proceso de selección de guías turísticos entre su personal minero, que se encuentran ahora en la fase final de su formación.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.