España es diferente. Mientras que en otros mercados como el norteamericano o británico ha arraigado en los últimos años la figura del agente de viajes que trabaja en su casa, aquí, después de unos escarceos al comienzo de la crisis, no acaba de funcionar.

La llegada de la crisis al sector español de agencias de viajes se comenzó a notar de modo drástico a finales de 2008, con la primera oleada de cierres que dejó en la cuneta a casi un millar de agencias. Desde entonces, otoño tras otoño ha venido mermando el parque de tiendas, hasta sumar más de 4.000 cierres.  

Con el cierre de las agencias, el sector ha perdido más de 6.000 empleos desde el comienzo de la crisis y, ante el creciente desempleo de agentes de viajes, fueron varias las iniciativas que saltaron al mercado intentando aprovechar la coyuntura.

Y lo hicieron ofreciendo trabajo en casa a estos agentes que se han quedado en paro. Las fórmulas elegidas por esas empresas era diversa, desde franquiciados a free lance, tanto a tiempo parcial como completo. El reclamo para captar agentes era el bajo nivel de inversión, ya que al trabajar como comisionistas de otra agencia, no necesitan licencia de agencia ni depositar avales, aunque con la llegada de la liberación que ha supuesto la directiva Bolkestein, el paquete de requisitos legales ha adelgazado mucho. A esas ventajas se suman del ahorro en local e instalaciones.

Trabajo en casa.
Trabajo en casa.

Fracaso total

Pero lo que prometía un fructífero negocio no fue tal. En el sector no se ponen de acuerdo en si la falta de éxito del trabajo en casa se debe a una falta de espíritu emprendedor por parte de los agentes de viajes, o a las deficiencias de las empresas que lo ofertaban. El caso es que de las casi diez empresas que ofrecían esa fórmula hace tres años, ninguna ha sobrevivido en esa actividad para contar a este diario cómo le van las cosas hoy en día.

Tales son los casos de empresas como Home Travel, que funcionaba como franquicia y que previo cobro de 2.500 euros al agente, prometía ingresos mensuales superiores a los 1.000 euros, a través de comisiones y maketing piramidal. Esta franquicia nació de la mano de Viajes Sacromonte, también quebrada.      

Otras iniciativas que lo intentaron fueron las de agencias que trabajan con agentes externos en régimen de colaboración o free lance. Esa fue la fórmula elegida por Agentes Virtuales, Turysol, Viajes Viapolis, Visión Travel o Viajes Lugaring, por poner unos ejemplos. Unas quebraron y otras han abandonado esa actividad, aunque alguna, como Visión Travel, la mantiene en Latinoamérica.

Pero no sólo fueron pequeñas empresas las que lo intentaron. Globalia, a través de su división PepeWorld lanzó PepeVista Home Travel dirigida a “agentes de viajes con experiencia y cartera de clientes que quieran trabajar desde casa”, que estimaba unos ingresos anuales de 30.000 euros para el agente. Ya no funciona.

Muy pocos casos en España

No obstante, es un hecho que se están dando casos de agentes de viajes que se han quedado en el paro tras el cierre de la agencia en la que trabajaban, y que intentan aprovechar su cartera de clientes, tal y como ha comentado a este diario el comercial de uno de los grandes turoperadores del mercado: “Se están dando casos de agentes de viajes que nos reciben en el salón de su casa”.

Es decir, casos muy poco significativos, al menos por ahora, tal y como confirman a este diario en varios de los principales grupos de gestión. En GEA, que cuenta con más de 600 agencias, “tenemos unos cuatro o cinco casos”, indican en este grupo.

Lo que sí está resultando más frecuente es el caso de agencias de viajes que cierran el local que tenían con puerta a la calle, y abren en un piso para recortar costes. Una alternativa que se la pueden permitir agencias con amplia cartera de clientes fieles, o las especializadas en viajes corporativos.

710 3
3 comentarios.
  • 1Javier24/10/2012 14:10:35Más comentarios del lector
    Imagino que hay de todo, como en botica: cosas bien hechas y cosas mal hechas.

    Y también que las explicaciones y las ideas deben ir en contexto ya que siempre hay empresas, startups que se adelantan al tiempo en el que son posibles y viables: ejemplos miles.

    Como bien citais en el artículo, hay dos detalles importantes que hacen viable este modelo de negocio:
    - la puesta en marcha de la Directiva Bolkestein y
    - la reconversión del sector y el entorno económico que han arrastrado al paro a excelentes y grandísimos profesionales
    Pero hay uno que falta: la existencia de una buena plataforma de negocio.
    Y lo que ha determinado, a mi modo de entender, el cierre o reconversión de todos los ejemplos que indicais es que fueron creadas con anterioridad a que se produjeran la combinación de estos 3 “detalles” y circunstancias ahora comentados (además de otros mil detalles más pequeños pero igual de importantes).

    Lo cierto del modelo es que en USA e Inglaterra tiene bastantes ejemplos de funcionamiento impecable desde ya hace unos años. Ejemplos modelo de la industria turística sin ir más lejos.

    Nosotros, desde la subjetividad y con la modestia que implica el comentario ... desde #TuExpertoEnViajes tratamos de aunar profesionalidad y modelo online con el offline y los resultados son altamente positivos.

    Todas las online tienen un deficit grande de profesionales en una serie de productos y mercados y el mercado offline está claramente en vías de gran especialización y reconversión (aquí vamos años de retraso al resto de países). Y eso es lo que pretende el modelo AGENTES de VIAJE FREELANCE : grandes profesionales del sector turístico con una gran plataforma de viajes y todo ello unido a una gran estrategia social y de marketing online.

    Hay algún debate reciente en linkedin al respecto.
    Pero muchas gracias por añadir esta posibilidad en mi RSS favorito

    Sl2 Javier
  • 2Luisa25/10/2012 1:10:59Más comentarios del lector
    Creo que el titular de este artículo, así como su contenido no se ajusta a la realidad actual. Me atrevo a afirmar semejante cosa porque puedo contar de primera mano mi experiencia. Formo parte de una empresa en la que podriamos cambiar el término fracaso del titular por EXITO ROTUNDO.
    Precisamente el modelo de negocio de esta empresa se basa en el trabajo desde casa de los agentes de viajes, y lejos de lo que me transmite el contenido del artículo, sólo me vienen a la cabeza palabras como "buena acogida","crecimiento", "expansión", etc..
    Realmente mi percepción es TOTALMENTE CONTRARIA a lo que reza el artículo, en el cual aparecen citados ejemplos de empresas que intentaron entrar en el mercado con este modelo de negocio, hace ya 10 años. Todos los que trabajamos en este sector, sabemos que desde entonces tanto la situación del mercado, las preferencias del cliente, las comunicaciones y tecnologías ha cambiado muchísimo,.
    ¿Por que mi experiencia es diametralmente opuesta a la de las empresas que se nombran?
    Para mi la respuesta es sencilla.... En estos últimos 10 años, han cambiado todos los actores que intervienen en la compra del viaje....
    1.- EL CLIENTE.-.Ahora hay mucha mas gente que prefiere dirigirse a internet para sus viajes, El gran valor añadido es que los clientes puedan realizar sus propias reservas (si es lo que quieren) pero ganando humanización y confianza. Al hacer uso de un agente, le ponen cara a la persona que está detrás de Internet.
    2.- EL AGENTE.- También han cambiado en estos años. La mentalidad del agente de viajes ha tenido que adaptarse a la nueva situación del mercado y hoy en dia hay muchos que apuestan por el emprendimiento, por trabajar su cartera y fidelizar al cliente ,convirtiéndose en su persona de confianza, es decir, no quieren ser ya una agencia de viajes SI NO EL AGENTE DE VIAJES de funalito, menganito o tal empresa.... y precisamente para llevar a cabo esta filosofía no necesitan la inversión en local, etc...
    3.- Y UNIENDO A CLIENTE Y AGENTE.- La tecnología. En estos últimos años, el uso de nuevas herramientas, ha hecho que el agente de viajes pueda tener un mejor y más rápido acceso a todo el producto que necesita, pudiendo con una sóla conexión a internet gestionar reservas, presupuestos, cotizaciones desde cualquier sitio y con gran agilidad.
    Un saludo Luisa
  • 3Pilar Garcia25/10/2012 11:10:30Más comentarios del lector
    Este no es un tema que domine especialmente pues ni me he planteado ser agente freelance, ni contratar a agentes freelance como empresaria. Es por ello y con el atrevimiento que dar ver los toros desde la barrera que me gustaría puntualizar algunos aspectos importantes:

    * Fracaso del modelo atribuible al agente. Lo que parece una bicoca, que es trabajar desde casa, supone un reto para el trabajador acostumbrado a una oficina, un horario, un jefe, etc... En USA hay estudios y manuales con consejos. Para empezar, se debe de contar con un espacio propio, a ser posible aislado del resto de la casa como lugar de trabajo. También se debe de ser inflexible en cuanto al horario dedicado al trabajo. Otro dato curioso es que las personas tienden a descuidar su imagen personal, y aunque nos parezca mentira, el que estemos con una llamada o escribiendo un correo en bata o sin quitarnos las legañas "se nota", se transmite. Es peligroso trabajar desde casa porque todo el mundo tiene la tentación de compatibilizar alguna tarea doméstica con el trabajo: comprar el pan, poner una lavadora, calentar la comida, atender al electricista, etc....

    * Fracaso del modelo atribuido al empresario contratador: ya en su día me manifesté reticente con el modelo que se estaba planteando, no con el modelo en si, porque me parecían descabelladas las comisiones ofrecidas al agente que era el que ponía mucho: cliente, trabajo, experiencia, medios tecnológicos (internet, ordenador, impresora, etc...) frente a lo que le ofrecía el empresario: compartir pólizas de seguros, quizás negociaciones con bancos en cuanto a comisiones de tpv o créditos, posiblemente una oficina física o sede donde recibir a un cliente que necesitase poner cara a su agente de viajes. Creo que estaba mal planteada la fórmula de cuanto debía de ganar uno y otro.

    * Fracaso del modelo atribuido al cliente, básicamente por el temor de la sociedad española a los freelance: resulta cuando menos curioso que la figura del freelance, tan reconocida en otros países como la del profesional que no necesita "casarse" con ninguna empresa y siempre está a merced del "mejor postor" porque "él lo vale", por estos lares nos cause urticaria. Aqui, en los países mediterráneos, entendemos que si un profesional es válido tiene 2 alternativas y una de ellas ni siquiera tiene gran reconocimiento: 1) ser asalariado (muy reconocido) y cuanto mayor sea el título a poner en tu tarjeta de visita, mucho mejor; 2) hacerse empresario (poco reconocido y valorado socialmente). Y esa tercera vía de "soy un profesional de puta madre que hoy trabajo para PRISA y mañana para Vocento y mientras tanto publico en el WSJ y hago colaboraciones puntuales para el FT" (lo siento, no puedo poner un ejemplo turístico porque no me sale) no lo entendemos.

    Nos queda un largo trecho y el primer paso empieza con cambiar el concepto de agente de viajes por el de asesor o gestor de viajes, en lo que coincido plenamente con Luisa: el cliente deja de ser cliente de VECI, o de Halcón, o de Iberia. com para pasar a ser cliente del Sr. Pérez que en ocasiones contratará sus viajes con VECI (por una comisión, of course, que para eso es su cliente), en ocasiones con halcón o bien directamente con Iberia.com

    El cliente es nuestro ¿cuando decidimos regalárselo a los proveedores, especialmente cuando estos se convirtieron en competidores directos?

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 112210_fracasan-empresas-ofrecian-trabajo-casa-agentes-viajes-paro.html 3 83471 00