Las de uso particular en aparatos electrónicos de pasajeros y tripulantes están exentos de la medida

La OACI prohíbe transportar baterías de litio-ion en aviones comerciales

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) ha prohibido este lunes de forma provisional transportar en carga aérea de la aviación comercial baterías de litio-ion en aviones civiles por seguridad aérea, debido al riesgo que plantea a las aeronaves. Sin embargo, la medida, en vigor a partir del próximo 1 de abril, no afecta las baterías contenidas en aparatos electrónicos y dispositivos móviles de los pasajeros aéreos, tripulantes de cabina y pilotos en los vuelos comerciales.

OACI dijo en un comunicado que la decisión aprobada la tarde de este lunes en Montreal por los 36 países miembros del consejo de gobierno del organismo de la ONU se refiere "sólo a las baterías de litio-ion que son enviadas como carga en aviones de pasajeros y no aquellas contenidas en aparatos electrónicos personales de pasajeros y tripulación".

El presidente del consejo de OACI, Olumuyiwa Benard Aliu, destacó que la medida seguirá en vigor hasta que el organismo de la ONU ponga en marcha nuevas regulaciones sobre el transporte de baterías en aviones comerciales.

La OACI prohíbe transportar baterías de litio-ion en aviones comerciales La OACI prohíbe transportar baterías de litio-ion en aviones comerciales

"La seguridad es siempre nuestra prioridad más fundamental en la aviación civil internacional. Esta prohibición provisional seguirá en vigor mientras continúa el trabajo separado en OACI sobre un nuevo estándar de empaquetado de baterías de litio que se espera esté concluido en 2018", dijo Aliu.

La decisión de OACI se produce después de que la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos concluyese que el transporte de baterías de litio-ion acarrea más riesgos de los inicialmente pensados en aviones comerciales.

The Wall Street Journal informó en septiembre de 2015 de que un avión Boeing 747 de la empresa de transporte de carga UPS se estrelló en Dubai en 2010 poco después de que se declarase un incendio causado por baterías de litio-ion.

Según el diario, los controles de vuelo del avión fueron gravemente dañados sólo tres minutos después del inicio del fuego y que en pocos minutos el humo en la cabina era tan denso que los pilotos no pudieron controlar los instrumentos de vuelo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.