De La Serna afirma que el objetivo primordial de Fomento es evitar que "haya un vacío que impida su gestión".

Las autopistas de peaje en quiebra serán asumidas por el Estado

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha dado hoy por hecho que las autopistas de peaje en situación de quiebra "serán revertidas al Estado", que tendrá que decidir "qué tipo de gestión les aplicará". De ser liquidadas y nacionalizadas, la responsabilidad patrimonial del Estado ante las vías ascendería a 5.700 millones de euros, según la patronal de constructoras y concesionarias de las vías.

En una entrevista con RTVE, de la Serna ha reiterado que el objetivo primordial de su cartera es garantizar que los usuarios puedan utilizar estas vías "permanentemente" y "que no haya un vacío que impida su gestión".

El otro punto primordial, según ha agregado, es que Fomento intentará llegar a un acuerdo con las entidades financieras "que facilite las cosas", auqnue se trata de una opción que de la Serna considera "muy difícil", entre otras razones, porque algunas de ellas "ya han soltado sus participaciones".

Las autopistas de peaje en quiebra serán asumidas por el EstadoLas autopistas de peaje en quiebra serán asumidas por el Estado

El titular de Fomento ha recordado que estas autopistas están "en un proceso enormemente comprometido", algunas de ellas en concurso de acreedores e incluso "en fase de liquidación".

Por ello, ha dicho, "el escenario que se nos plantea es llegar a una reversión de estas autopistas al Estado".

Según De la Serna, esta situación de quiebra se ha debido al "incremento enorme del valor de las expropiaciones" y "por un tráfico que se aleja mucho de lo esperado".

La situación concursal que atraviesan estas autopistas está pendiente de la decisión de los jueces, que deberán determinar la liquidación de estas concesiones y el plazo para ello.

Fomento ya había solicitado a los administradores concursales y a los jueces una prórroga de nueve meses, hasta julio de 2017, para asumir la gestión de las autopistas de peaje en concurso de acreedores a fin de llevar a cabo el proceso de una forma ordenada.

Según estimaciones de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras y Servicios (Seopan), la liquidación de las nueve autopistas de peaje en quiebra costaría al Estado 8.000 millones de euros y comprometería el cumplimiento del objetivo de déficit de España para el año 2016, sumando los 5.700 millones de euros a los que, según el sector, asciende la responsabilidad patrimonial del Estado ante las vías y de los 2.342 millones de euros que calcula podrían suponer los recursos y reclamaciones que se presentarían en los tribunales (ver: La liquidación de las autopistas en quiebra costaría al Estado 8.000 M €).

La posición expresada por el nuevo ministro de Fomento supone un viraje de la que sostenía la extitular de la cartera y actual presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, quien en su momento afirmó: "Voy a ser meridianamente clara: este Gobierno de España nunca va a rescatar autopistas de peaje. Lo que vamos hacer siempre es defender el interés general, como hasta ahora, y nunca pondremos sobre la mesa una solución que le cueste un euro al bolsillo de los españoles” (ver: El Gobierno nunca va a rescatar autopistas de peaje, afirma Fomento).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.