El Administrador de las infraestructuras Ferroviarias (Adif) proyecta sacar a la venta 423 estaciones de tren que, en la actualidad, se encuentran cerradas y en desuso para el transporte ferroviario, con el fin de captar recursos adicionales, según portavoces del organismo adscrito al Ministerio de Fomento. Se trata de una iniciativa que, por primera vez, se pone en práctica en España.

Recientemente, Fomento formalizó la venta a la Comunidad de Aragón de la antigua estación ferroviaria de Canfranc, en Huesca, por 310.062 euros (ver: Canfranc será comprada por el gobierno de Aragón para usos turísticos y Canfranc renacerá como destino turístico); si bien esta instalación no formaba parte del lote de activos en desuso.

Portavoces de Adif explican que esta "novedosa medida" de vender estaciones que ahora será puesta en marcha afectará al lote de 423 estaciones que el organismo puede enajenar porque "están desvinculadas del uso ferroviario o jalonan líneas de tren cerradas o que no acabaron de construirse", y se enmarca en un plan para reducir gastos y aumentar ingresos de su división de patrimonio.

En venta 423 estaciones de tren, primera iniciativa en España de este tipo
En venta 423 estaciones de tren, primera iniciativa en España de este tipo

El plan contempla otras dos medidas que pasan por la racionalización de las oficinas de Adif y la venta del grueso del parque de viviendas con que cuenta la empresa, en su mayoría para los empleados que las ocupan en régimen de alquiler, según explica el director general de Patrimonio y Urbanismo de la compañía ferroviaria pública, Alfredo Cabello.

Algunos de estos recintos están ya arrendados a la iniciativa privada, por su vinculación de las denominadas 'vías verdes' (unos 90 inmuebles), o para otros usos culturales, sociales o empresariales (otras 70 estaciones).

El estado de conservación que presentan las estaciones varía en función de que estén o no alquiladas, éstas últimas en peor estado, ya que, en su mayoría, están sin habitar desde 1985.

Subasta pública

En el caso de las estaciones alquiladas, Adif negociará con los inquilinos su eventual venta. El resto, saldrán a subasta pública con un precio mínimo que dependerá de distintos factores como la calificación urbanística del edificio, su estado o del terreno que lleven anejo.

"No obstante, es una oferta atractiva por su precio, ya que por lo general es terreno rústico, y muy especialmente por la singularidad y belleza de algunos de los parajes donde se encuentran", añade. "Además, algunas de las edificaciones son muy bonitas y pueden rehabilitarse", indicó el directivo.

Adif prevé emprender este proceso de desinversión "de forma rápida, pero no inmediata", ya que previamente debe proceder a regularizar la situación jurídica de los activos y a definir el terreno que se incorporará a cada estación, entre otros requisitos legales. La venta en ningún caso incorporará plataforma de vía ferroviaria alguna, aunque esté en desuso.

La compañía ferroviaria confía en "obtener resultados positivos" en lo que a las ventas se refiere, pese a "la actual compleja situación del mercado". El plan se suma a otras iniciativas de puesta en valor de activos promovidas por Adif, entre las que figura la cesión a la iniciativa privada de la gestión de su red de fibra óptica y de sus aparcamientos.

97 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 128220_venta-423-estaciones-tren-primera-iniciativa-tipo-espana.html 3 84955 00