Los turistas europeos realizan cerca de 9,4 millones de viajes al extranjero cada año para disfrutar de unas vacaciones de reposo en un balneario o en algún spa o bien para someterse a un tratamiento médico, según el informe World Travel Monitor encargado por la feria ITB Berlin. Alemanes, rusos y franceses son los más aficionados a este tipo de viajes, siendo España uno de los destinos más populares.

Balneario de Mondáriz.
Balneario de Mondáriz.

Según los datos del citado informe, los 9,4 millones de viajes al extranjero correspondientes al segmento de turismo de salud y médico equivalen al 2,4% de todos los desplazamientos turísticos internacionales realizados en Europa al año.

Las "vacaciones de salud" (estancias en balnearios y spas) se han incrementado un 38% durante los últimos cinco años. Según explica Martin Buck, director del departamento de Turismo de Messe Berlin, institución que organiza la feria ITB, este tipo de viaje gana adeptos en Europa porque ayuda a prevenir enfermedades y dolencias relacionadas con la sociedad moderna.

Los ciudadanos europeos, y sobre todo los alemanes, explica Buck, "son cada vez más conscientes de la importancia de manterse en un estado saludable y con energía". De ahí que ganen popularidad los tratamientos para reducir el estrés o para mantenerse en forma en el trabajo. La edad media de este viajero es de 48 años.

"Esto supone una gran oportunidad para hoteles y destinos que quieran expandir y mejorar sus servicios", añade el directivo de ITB Berlin.

Los alemanes y los rusos son los turistas europeos que más realizan vacaciones de salud, seguidos a más distancia por los franceses. Aunque Alemania es de lejos el principal mercado emisor, ya que por cada turista ruso que realiza una estancia en un balneario o spa, hay seis alemanes, siempre refiriéndonos a viajes al extranjero.

Por lo que respecta a los destinos que más viajeros de salud atraen, los países receptores que encabezan el ránking son España, Italia y Austria, según apunta el citado informe.

Las actividades preferidas por los europeos cuando se apuntan a este tipo de vacaciones son: relajarse (50%); realizar ejercicios ligeros como caminar o nadar (43%); apuntarse a programas de wellness (26%) y que les hagan masajes (26%).

Turismo de bisturí

Por lo que respecta al turismo médico o de bisturí (operaciones quirúrgicas) este tipo de viajes al extranjero han aumentado un 24% en Europa, también en los últimos cinco años.

Hungría, Alemania y la República Checa son los destinos líderes en este segmento. La edad media del viajero que se traslada a otro país para someterse a una operación (de salud o estética) es de 53 años.

Destinos emergentes

El turismo de salud también crece en destinos emergentes como Túnez, que cuenta con una normativa específica para la implantación, concepción y explotación de los centros de talasoterapia, estando este segmento bajo la tutela de los ministerios de Turismo y Salud.

El país cuenta con medio centenar de centros de talasoterapia. Según informa Turismo de Túnez, "Desde 2005 la afluencia de turistas que eligen Túnez para este tipo de terapias ha crecido exponencialmente. A pesar de las últimas revueltas, la cifra actual ha aumentado de 250.000 a más de 700.000 personas".

184 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 130690_turismo-salud-alemanes-rusos-franceses-miran-espana.html 3 75763 00