En las últimas semanas, y a medida que se acercan las elecciones anticipadas del 20 de noviembre, crece el debate en España en torno a la creación de un Ministerio de Turismo. A favor y en contra hay diferentes voces, incluyendo empresarios, académicos, etc., pero todos coinciden en un mismo diagnóstico: el turismo es un sector estratégico para la economía española y el actual rango -una Secretaría General de Turismo y Comercio Interior- es del todo insuficiente.

Sede central de Turespaña, Madrid.
Sede central de Turespaña, Madrid.

Al inicio de la actual legislatura, el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero creó una Secretaría de Estado de Turismo, dentro del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Sin embargo, en julio de 2010 y en el marco de una serie de medidas de austeridad económica, la bajó de rango y la transformó en Secretaría General de Turismo y Comercio Interior. Esta decisión causó entonces, y sigue causando, un gran malestar en el sector.

Y es que, durante la primera mitad de la legislatura, la secretaría de Estado confirió a su titular, Joan Mesquida, una mayor capacidad de interlocución frente a otros ministerios que resultó clave para negociar rápidamente una serie de acuerdos conjuntos en materia de promoción -algo inédito hasta entonces-, visados turísticos, etc.

En una entrevista con HOSTELTUR en julio de 2009, el propio Mesquida hacía la siguiente reflexión: “El turismo es una materia interministerial, con decisiones que se toman en Fomento, Medio Ambiente, Exteriores, Cultura, etc., que tienen un impacto directo sobre el turismo. Está bien que haya una voz para la reflexión y para poner los intereses del sector turístico sobre la mesa”. En aquél momento, el secretario de Estado tenía presencia en las reuniones preparatorias del Consejo de Ministros, algo que se perdió al convertirse en secretario general.

Alain Dupeyras, director de Turismo de la OCDE, lo explica de otro modo. Según este experto, la clave en la gobernanza del  turismo es “la agenda multidisciplinar”.  Y para alcanzar dicha perspectiva “se requiere una Administración nacional que desempeñe el papel de liderazgo, con el fin de llevar los temas de turismo a otros ministerios para asegurar que cuando se debaten temas de transporte, por ejemplo, Fomento piense en aumentar la comodidad de los viajeros así como en incrementar la intermodalidad... No es tanto la cantidad, sino la interconexión de sistemas de transportes”.

En cualquier caso, hay una variable fundamental que explica el porqué del debate acerca de crear un Ministerio de Turismo o al menos volver a contar con una Secretaría de Estado. Esa variable no es otra que la crisis económica que sufre España desde 2008.

Y es que, a medida que otros sectores han ido retrocediendo, el turismo se ha reivindicado una vez más como un sector clave para la economía española y con capacidad para generar empleo a corto y medio plazo. Pero es al mismo tiempo una actividad muy atomizada, sin liderazgos claros y muy condicionada por las decisiones o no acciones de otros ministerios.

En 2010, por ejemplo, los ingresos por turismo extranjero -el gasto realizado en España por los visitantes extranjeros cuando consumen en hoteles, restaurantes, tiendas, atracciones, transportes, etc.-, crecieron un 3,9% hasta alcanzar la cifra de 39.595 millones de euros. Por tanto, el turismo puede ser considerado como el sector exportador número 1 de España, por delante de otros sectores como los alimentos (ventas al extranjero por valor de 27.936 millones de euros en 2010), los productos químicos (28.409 M €), los bienes de equipo (37.392 M €) y el sector del automóvil (29.946 M €).

Por tanto, frente a una crisis como la que atraviesa España, el turismo es clave para dinamizar la economía y crear empleo, y aún tendría más capacidad de crecimiento si contara con un ministerio propio. Ésta sería la síntesis que defienden grupos como Exceltur.

“Ojalá tuviéramos un Ministerio de Turismo”, dice el hotelero Joan Gaspart, vicepresidente de la patronal CEOE, “pero si por lo que sea no puede ser, teniendo en cuenta que en los momentos de crisis se reducen los ministerios, al menos quisiera una Secretaría de Estado potente dentro de un Ministerio fuerte, el de Economía, dado que el turismo es un gran motor de la economía española”, argumenta. 

“Ahora estamos en un Ministerio que tiene muchas responsabilidades, muy importantes todas, y el turismo es una más de ellas. Y la situación es que el secretario general no tiene un rango  para sentarse con otros ministros para defender lo que convenga a todo el sector. Pero el turismo tiene que ser un sector privilegiado porque ayuda muchísimo, ahora y en el futuro”, concluye Gaspart.

La posibilidad apuntada por Joan Gaspart de que “en momentos de crisis se reducen los ministerios” está de hecho cada vez más cerca de convertirse en realidad.

En este sentido, la dirección nacional del Partido Popular, que se perfila como claro ganador en las elecciones de noviembre según las encuestas, trabaja con la idea de reducir el número de ministerios una vez el nuevo Gobierno comience su andadura, con el fin de reducir el gasto público. En este sentido, los estrategas del PP han ideado un megaministerio que englobaría dos: Economía e Industria-Turismo-Comercio.

El líder del PP, Mariano Rajoy, no se ha referido hasta la fecha a la posibilidad de crear un Ministerio de Turismo pero en cambio sí ha anunciado que pondrá en marcha un Ministerio de Agricultura si gana las elecciones.

Una reducción de ministerios ya le parecería bien a Juan José Hidalgo, presidente del grupo Globalia. "Yo no soy tan partidario de tantos ministerios, soy partidario de que las cosas hay que simplificarlas.  Y entonces, lo que hace falta es unas buenas direcciones  y una buena atención a todos los problemas que tiene el transporte y el turismo".

Por su parte, el portavoz de turismo del PP en el Senado, Agustín Almodóbar, a título personal se manifiesta a favor de un Ministerio de Turismo.  Y es que en líneas generales, dice, no existe en la sociedad española una concienciación real de la importancia que tiene el turismo para la economía. “Un turista que pasa una semana de vacaciones en España consume servicios de hasta 60 empresas y entidades diferentes, públicos y privados. El turismo mueve muchísimo otros sectores. Tiene entidad suficiente como para tener un ministerio”.

O al menos, añade el senador del PP, “debería visualizarse con un organigrama diferente al actual. Fue un error enorme del Gobierno suprimir la Secretaría de Estado de Turismo y rebajarla de rango a Secretaría General. Se ha trasladado una imagen que no es buena dentro y fuera de España”.

El italiano Federico Belloni, consultor especializado en el sector turístico-hotelero y responsable de TSM Consulting, también se muestra a favor de un Ministerio de Turismo, pues generaría “una lógica de colaboración” entre las diferentes administraciones, empresas y destinos turísticos. Es más, dice, un Ministerio de Turismo promovería “las especificidad de cada área bajo una imagen percibida como unitaria y coherente en el exterior”.Competencias transferidas

El hecho de que las Comunidades Autónomas tengan transferidas las competencias en ordenación, planificación y promoción turística es otra variable a tener en cuenta. Cada comunidad cuenta con sus propias Leyes de Turismo y normativas específicas, pero esto ha acabado rompiendo la llamada “unidad de mercado”, según apuntan las asociaciones empresariales.

Por ejemplo, existen notables diferencias entre las CCAA a la hora de definir los requisitos que debe cumplir un hotel de 4 estrellas, cuáles deben ser los horarios comerciales en zonas turísticas, y qué es un municipio turístico.

Todo ello redunda en mayores costes para las empresas. ¿Qué papel jugaría un hipotético Ministerio de Turismo frente a las administraciones autonómicas? ¿Sería capaz de poner orden, impulsando normativas homogéneas?

John Kester
, gestor del programa Tendencias del turismo y Estrategias de márketing de la OMT, reconoce que, a la vista de los informes de competitividad turística elaborados por el World Economic Forum y Exceltur, “abrir un negocio es uno de los campos donde España lo hace mal. Para un emprendedor que quiere abrir negocio en varias regiones del país, este proceso es horrible. Hay que eliminar muchos obstáculos”.

En este sentido, expone este experto, “el modelo de Comunidades Autónomas no ayuda demasiado si hay 17 normas diferentes y 17 procedimientos diferentes. Habría que homogeneizar”. Ahora bien, remarca John Kester, “no hace falta esperar a que el Gobierno central imponga un modelo, las CCAA podrían llegar a acuerdos entre ellas para armonizar la normativa”.

Liderazgo y coordinación


Entre las diferentes asociaciones empresariales que reclaman la creación de un Ministerio de Turismo destaca Exceltur, formada por 24 de los más relevantes grupos empresariales turísticos españoles.

Según expone su presidente, Sebastián Escarrer, "a la hora de afrontar esa gran recuperación del sector turístico, hay tres elementos esenciales que tenemos que priorizar: liderazgo, coordinación y cooperación entre las administraciones públicas y el sector privado”.

Dicho liderazgo, dice, se lograría mediante un Ministerio de Turismo que por ejemplo tendría un papel crucial para impulsar la unidad de mercado.

“Se necesita un liderazgo claro de un Gobierno central, que quiera asumir el coste político que requiere el hacer ver a las Comunidades Autónomas que necesitamos consensuar normativas para que España sea competitiva. Esto es necesario para que los empresarios vuelvan a tener más confianza en este país. Hoy por hoy no es presentable que tengamos que analizar todas y cada una de las normativas en materia de calificación hotelera a la hora de abrir un establecimiento, un restaurante o un comercio”.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de septiembre y puede descargarse también en pdf como ¿Necesita España un Ministerio de Turismo?

Para adherirse a la campaña, en la web www.ministeriodeturismoya.com, donde también se publican contenidos relativos al peso del sector turístco en la economía española y a la necesidad de un ministerio fuerte. En Twitter cualquier contenido relativo a la campaña y su reivindicación podrá ser seguido con el hashtag #ministeriodeturismoya, algo que también podrá hacerse en este grupo de Facebook y en el de la Comunidad Hosteltur.

Para saber más:

- VídeoBlog del director: "Ministerio de Turismo,ya... ¿por qué?"

- Documento a descargar en pdf: "¿Necesita España un Ministerio de Turismo?", reportaje revista HOSTELTUR septiembre.

68 3
3 comentarios.
  • 1Focalizador de Opiniones5/09/2011 10:09:05Más comentarios del lector
    Un ministerio de turismo puede dar una imagen de más peso a este sector crucial para el país. Obviamente, que tenga la autoridad y la capacidad de coordinar las acciones necesarias a los servicios turísticos y sobretodo, de simplificar y agilizar burocracia, unificar criterios eliminándo las absurdas disparidades de normativas que existen entre Comunidades Áutónomas, ayudando a los prestatarios de servicios turísticos; presentar una imagen única con cara al exterior, ciertamente contribuiría al futuro progreso de esa industria tan importante para el país.
  • 2Jesús Felipe Gallego5/09/2011 16:09:18Más comentarios del lector
    En diferentes ocasiones me he referido a este tema que viene de lejos. Desde que se produjeron las transferencias del turismo a las CCAA el sector ha perdido peso en todos los ámbitos, pues cada cual campea a sus anchas y maneja sus fondos que, en definitiva, es lo más importante.
    En estos momentos de crisis y cuando parece (?) que solo es el turismo el que puede salvar a España o al menos contar con unos ingresos y su efecto multiplicador en la economía, tocan las campanas de nuevo para la creación del ministerio de Turismo.
    Tal y como está definido en Estado actual y con las competencias
    transferidas y sin un poder real, esta institución sería de imagen, que vendría bien sobre todo de cara al exterior. Sería ideal que el nuevo ministerio pudiera coordinar las políticas turísticas bajo la marca España, pero dudo que a estas alturas las CCAA dejen lo que han conseguido.
    Por otra parte, si nos quejamos de un exceso de burocracia y del coste que lleva consigo, no se cual sería el ahorro la creación de un ministerio de Turismo si no se reducen o se trasfieren de nuevo parte los presupuestos autonómicos necesarios para ponerlo en marcha.
    Otra cuestión es que se elimine la enorme burocracia inútil y que se trasfiera al turismo como sector productivo el dinero que se invierte en instituciones, organismos, gastos oficiales, etc. que ni sirven ni producen nada.
  • 3Raquel8/09/2011 21:09:34Más comentarios del lector
    No es que España no necesite un ministerio de turismo, España lo que NO necesita es tanto intrusismo laboral en este sector, empecemos por ahí

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 132050_necesita-espana-ministerio-turismo.html 3 75877 00