La naviera Royal Caribbean International estrenará la próxima temporada dos nuevos cruceros pensados para el público español y que recorrerán el Norte de Europa así como el Mediterráneo oriental. La filial española de la compañía estadounidense prevé cerrar el año con más de 100.000 pasajeros, lo que supondrá un incremento del 37%.

Adam Goldstein, presidente de Royal Caribbean International, y Belén Wangüemert, directora general de la empresa para España.
Adam Goldstein, presidente de Royal Caribbean International, y Belén Wangüemert, directora general de la empresa para España.

Según explica Adam Goldstein, presidente y CEO de Royal Caribbean International, "la nueva gama de productos para el cliente español incluye salidas desde España y desde otros puertos europeos".

En este sentido, habrá una opción nueva saliendo desde Copenhague y Amsterdam, con el crucero Brilliance of the Seas; mientras el buque Splendour of the Seas saldrá desde Bari, en Italia.

Adam Goldstein, presidente de Royal Caribbean International, y Belén Wangüemert, directora general de la empresa para España.
Adam Goldstein, presidente de Royal Caribbean International, y Belén Wangüemert, directora general de la empresa para España.

A diferencia de otros cruceros cuyos pasajeros mayoritariamente son españoles y todo está pensado a bordo para esta nacionalidad (animación, comida a bordo, excursiones, etc), los buques de Royal Caribbean tienen una clientela mucho más internacional.

Belén Wangüemert, directora general para España de Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Azamara Cruises (marcas del mismo grupo naviero), afirma que "hemos trabajado mucho en la adaptación del producto al público español".

Según explica, "en la central de Miami existe un departamento específico, que tiene en cuenta los inputs que le llegan desde la oficina española".

De este modo, apunta Wangüemert, en varios cruceros de Royal Caribbean que navegan por el Mediterráneo "contamos con personal que habla español y adaptamos horarios a las necesidades del público español".

Las encuestas de satisfacción a clientes españoles muestran que 9 de cada 10 pasajeros repetirían. "El consumidor español nos dice que el producto funciona bien y que está bien adaptado. Continuaremos trabajando para adaptarlo todavía más", dice Wangüemert.

De hecho, uno de los proyectos de Royal Caribbean es ofrecer un paquete de excursiones exclusivo para españoles. Las pruebas piloto ya se han realizado este año, de modo que el programa se extenderá en 2012.

Por todo ello, añade Belén Wangüemert, la compañía intentará ofrecer en los nuevos itinerarios del norte de Europa "el mismo nivel de atención en idioma y de flexibilidad que tenemos en los cruceros que zarpan desde Barcelona, Málaga o Valencia".

En cualquier caso, añade, "somos un producto internacional, lo que da valor también al producto de Royal Caribbean".

Crecimiento

En el mercado español,  la empresa prevé cerrar el año con 100.000 pasajeros en el caso de los cruceros Royal Caribbean, mientras que Celebrity y Azamara tendrán unos 10.000 clientes entre ambas. Estos 110.000 clientes en total supondran un incremento del 37%.

"Uno de los objetivos que teníamos en el 2011 era mejorar la rentabilidad del producto. Es algo que hemos conseguido. No estamos aún donde deberíamos estar, pero sí hemos conseguido llegar al nivel de precio, sobre todo en cruceros como el Liberty desde Barcelona o el Adventure desde Málaga. Es donde seguiremos trabajando de cara al año que viene", concluye Belén Wangüemert.

7 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 135570_royal-caribbean-seguira-adaptando-sus-cruceros-al-publico-espanol.html 3 76202 00