Renfe y Adif han planteado a los sindicatos del sector ferroviario la necesidad de aplicar expedientes de regulación de empleo (ERE) en ambas empresas en proceso de reestructuración, aunque con el esquema de serán "voluntarios y universales", es decir, cualquier trabajador podrá acogerse a ellos, sin condiciones o requisitos especiales, según han informado fuentes sindicales. El número objetivo, las condiciones y la duración serán consesuados con los representantes laborales. 

En conjunto, las dos empresas ferroviarias, dependientes del Ministerio de Fomento, cuentan actualmente con unos 27.000 empleados, 13.600 en el administrador de las infraestructuras y unos 13.400 en la operadora del servicio.

Las direcciones de ambas compañías comunicaron a los representantes de sus trabajadores la necesidad de realizar estos ajustes de personal en una reunión celebrada este jueves. Según acordaron en el encuentro, los términos de ambos ERE se fijarán en las mesas de negociación que tanto Renfe como Adif constituirán con sus sindicatos. Precisamente en la reunión de este jueves, en la que se analizó la viabilidad de ambos organismos, las partes han acordado la creación de una "mesa de empleabilidad" para negociar las condiciones del ERE "voluntario y universal".

Unos 27.000 empleados suman las plantillas de Renfe y Adif, ambas en proceso de reestructuración.
Unos 27.000 empleados suman las plantillas de Renfe y Adif, ambas en proceso de reestructuración.

En estas mesas se deberá determinar el número máximo de trabajadores de cada empresa que se pueden acoger al ajuste, en función de las futuras necesidades de personal de cada empresa, las condiciones económicas y la duración de la vigencia de los expedientes.

El hecho de que los expedientes sean voluntarios y universales supondrá que cualquier trabajador de Renfe o Adif podrá adherirse, dado que no necesitarán contar con condición alguna de antigüedad o edad para acogerse al ajuste.

Despues de Aena e Ineco

Los ERE de Renfe y Adif le siguen a los ya acordados en los últimos meses en otras dos empresas públicas dependientes de Fomento, Aena e Ineco.

El ajuste en el operador de la red de aeropuertos afectó a unos 1.200 empleados y el llevado a cabo en la ingeniería a unos 390 trabajadores.

Los ERE en Renfe y Adif se presentan en momentos en que el Gobierno reestructura el sector ferroviario con miras a su liberalización, un proceso que iniciará con la apertura a la competencia de los trenes turísticos, a partir del 31 de julio y, posteriormente, se irá extendiendo paulatinamente a los servicios del AVE, Media Distancia y Cercanías, según fue aprobado el pasado mes de febrero por el Consejo de Ministros. En cuanto al administrado de infraestructuras, se segregará en dos empresas antes de que acabe 2013, según ha avanzado CCOO.

220 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 153680_ere-voluntario-renfe-adif.html 3 87323 00