EasyJet ya anunció que dejaba su base de Madrid este invierno por la subida de tasas, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo, lo que le ha llevado a eliminar seis rutas con España y todos los vuelos a Ámsterdam. Esta decisión, provocada por el alza de las tasas aeroportuarias, se traducirá en un descenso del 9% en el número de pasajeros transportados hacia y desde nuestro país el próximo ejercicio, unos 13 millones, según ha afirmado su director general para España y Portugal, Javier Gándara.

Javier Gándara, director general de EasyJet para España y Portugal
Javier Gándara, director general de EasyJet para España y Portugal

Las tasas aeroportuarias en el aeropuerto de Madrid-Barajas para vuelos intraeuropeos han subido un 112% en dos años, lo que ha elevado un 30% los costes de EasyJet, incremento que, como ha reconocido Gándara, “no se puede repercutir a un alza en el precio porque la demanda es muy sensible a este factor, y cualquier aumento provocaría un impacto significativo en ella”.

Pero Gándara ha ido más allá, puntualizando que en el último bienio, mientras “las tasas por movimiento han subido un 20%, las que se aplican por pasajero transportado se han triplicado, por lo que se está penalizando a los operadores más eficientes con un impacto desproporcionado”.

Modelo de negocio sencillo

El director general de EasyJet para España y Portugal ha explicado en los desayunos de Europa Press que el modelo de la low cost es “muy sencillo: volumen alto (60 millones de pasajeros) y margen pequeño (unos cinco euros por pasajero). Nuestra estructura de costes está compuesta en un tercio por el combustible, otro tercio por las tasas aeroportuarias y el resto otros costes, por lo que cualquier incremento en las tasas reduce sensiblemente los márgenes”.

A pesar de ello, EasyJet registró en 2011 un beneficio récord que alcanzó los 248 millones de libras (308 millones de euros), “a pesar de la crisis y de los elevados precios del combustible, resultados que esperamos superar en 2012”.

En 2011 la aerolínea transportó a 12,8 millones de pasajeros desde y hacia los 19 aeropuertos en los que opera en nuestro país, a donde comenzó a volar en 1996, lo que ha supuesto un incremento del 7% con respecto al ejercicio anterior.

Cuenta con 600 empleados, “todos con contrato laboral en España, donde tributan IRPF y Seguridad Social”, de los que la mitad se verán afectados por el cierre de su base en Madrid. En este sentido Gándara se ha mostrado muy satisfecho porque, “gracias al acuerdo unánime entre todas las partes, el 90% de los trabajadores ha aceptado recolocarse en bases de otros países, ya que nuestra prioridad era preservar esos empleos”.

3 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 155200_madrid-es-aeropuerto-caro-easyjet.html 3 82837 00