La regulación de internet está siendo actualidad en Estados Unidos y en Europa desde hace tiempo. ¿Cómo afectaría al turismo esa regulación estricta? Reflexiones de Juan Otero sobre algo que va más allá de las descargas ilegales.

Megaupload turístico: los derechos de autor no existen
Megaupload turístico: los derechos de autor no existen

Estos días están resultando claves para la regulación de internet. En este caso, una empresa que permitía intercambiar archivos, ha sido cerrada. Los viajeros, o propiamente consumidores, son como cualquier persona que intercambia archivos porque los nuevos destinos se intercambian y la falta de legislación coherente, da lugar a un desarrollo paraturístico que destruye tanto la imagen como los ingresos. Se intercambian en ferias, se intercambian entre personas (sites que ofrecen intercambio entre particulares), o incluso entre los propios empresarios cuyas spin offs es mover esta ilegalidad a productos de otros amigos. Megaupload tenía las últimas tendencias y el turismo también.

Una historia similar

El alojamiento de ambos productos tiene una historia similar, en una gran parte porque las empresas que alojan sus productos no han sido capaces de identificar correctamente la diferencia entre lo legal y lo ilegal encontrándonos con intercambio de archivos en plataformas que olvidan su interés social para convertirse en un lucrativo negocio.

En Turismo existe una situación similar en la que no solo las “spin offs” de los creadores de producto turístico derivan negocio a otras personas para que alojen a consumidores infringiendo tanto la propiedad intelectual del creador turístico, como la contínua evasión de impuestos, ya que no tienen sus negocios en regla, sino que determinadas webs, los albergan y cobijan por unos ingresos seguro nada despreciables.

Derechos de autor no contemplados

Los derechos de autor en el turismo, no están contemplados. Puedes hacer un diseño exclusivo para tu alojamiento, que un copión del sector no tendrá reparos en colocar lo mismo o parecido, más bien lo segundo. Si tenemos en cuenta la copia y la subida a la red de un producto turístico ilegal, podría tener una magnitud de pérdida de rentabilidad en el mundo bastante mayor que el negocio de Megaupload. Entiendo que al existir este caldo de cultivo, existe una proliferación de archivos, digo, productos turísticos.

No quiero pensar que además, los portales que albergan este producto turístico, promuevan la visualización de estos productos para una mayor descarga, digo petición de reservas por parte de los consumidores, ni que se incentiven a los propietarios de productos turísticos a colocarlos en esas Redes…..Ni mucho menos, que sea más fácil encontrarlos en la Red que los comprometidos con el desarrollo turístico del país.

Rentabilidad en juego

Ahora queda la parte legal, y es quién cierra estas webs, quién persigue estas actividades, qué gobierno tomará la decisión, de quién es la culpa: del propietario o de quien la aloja…….Es un interesante debate que produce en la industria turística, una parte importante de rentabilidad y de credibilidad. Es más, hay subsectores en los que al existir una deficiente o nula regulación, son aun más sangrantes. Es evidente que no da para aviones privados ni mansiones en Nueva Zelanda, pero quizás nos llevaríamos una sorpresa con los datos reales motivando la catarsis ya, porque gracias a Megaupload y la disminución de ocio gratis en casa, quizás podemos tener un año fantástico en turismo incluso hasta los que lo trabajamos de forma seria…..

4 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 159860_megaupload-turistico-derechos-autor-no-existen.html 3 78462 00