El grupo turístico Orizonia se encuentra en pleno proceso de revisión de su estructura financiera, que persigue reducir su deuda mediante la refinanciación con los bancos y la entrada de más capital por parte de uno de los accionistas.

Este proceso se encuentra en su fase final y se anunciará durante las próximas semanas, si bien fuentes de Orizonia han adelantado a este diario que el grupo lleva varios meses trabajando con sus accionistas y sus principales entidades financieras.

Por otro lado, si bien el grupo no ha confirmado el nombre del accionista, todo indica que la inyección de capital proveniente de uno de los socios llegará de la mano del fondo ICG, que actualmente tiene el 5% del accionariado de Orizonia, cuyo porcentaje de participación podría verse notablemente incrementado tras la operación.  

Hasta ahora, el accionista de referencia de Orizonia es Carlyle, con un 55% del accionariado, mientras que Vista Capital cuenta con el 36%. Además del mencionado 5% que detenta hasta ahora ICG, el equipo directivo se reparte el 4% restante.

Sede de Orizonia, Palma de Mallorca.
Sede de Orizonia, Palma de Mallorca.

Objetivo, sanear el grupo para el próximo año

Según el grupo, esta reestructuración de su pasivo supondrá “una reducción sustancial de su apalancamiento [endeudamiento para financiar operaciones] y de la carga financiera, así como la entrada de nuevo capital de los accionistas”. De modo que la inversión para expansión y nuevos proyectos no irá a engrosar la deuda.

Asimismo, Orizonia señala que este proceso permitirá al grupo “acometer con fortaleza su plan estratégico para los próximos ejercicios, y aprovechar las oportunidades que pueden surgir en el mercado, incluso en un entorno de mayor deterioro macroeconómico”.

Y añaden que la estrategia del grupo “continuará centrándose en reforzar su liderazgo en las áreas de turoperación y minorista, impulsar la expansión de su división hotelera y continuar aumentado su presencia en mercados internacionales”.

No hay plan de cierre de agencias

En este sentido, y según ha sabido este diario, Vibo no contempla un plan de cierre de agencias, y las bajas que se produzcan serán estratégicas y se espera que sean compensadas con otras aperturas o adhesiones de franquiciados.

Orizonia alcanzó unas ventas de 2.400 millones de euros durante 2011 (el 1% más), con un Ebitda de 65 millones, que supuso un aumento del 10%.

El consejero delegado del grupo, José Duato, señalaba a primeros de año a este diario que  la diferencia de crecimiento entre ventas y resultados se ha debido “a la variación que hemos experimentado en el mix de las divisiones del grupo. Ante la situación del emisor español, hemos apostado por reducir los riesgos del área de turoperación”.

31 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 164600_orizonia-reducira-deuda-inyeccion-capital.html 3 82935 00