El sector turístico español está acelerando sus planes para captar el pujante turismo asiático. El Gobierno prepara un nuevo sistema de emisión de visados más ágil para China e India, mientras las empresas buscan alianzas con compañías asiáticas. Incluso Turespaña ha patrocinado una película “made in Bollywood”.

España acelera sus planes para captar turismo asiático

A corto y medio plazo, el turismo asiático no representa para los destinos españoles un problema de demanda, pues el volumen de visitantes seguirá creciendo, sino de oferta mal diseñada. Y es que, para los viajeros asiáticos, todavía hoy España significa insuficientes conexiones áreas, lentitud en la expedición de visados y servicios no adaptados a sus necesidades.

Un grupo de turistas asiáticos en Sevilla.
Un grupo de turistas asiáticos en Sevilla.

En la actualidad, sólo existen seis vuelos semanales directos entre España y China, frente a 47 conexiones desde Alemania, 46 desde Reino Unido y 39 desde Francia. Con India no hay vuelos directos, por lo que un vuelo con escala tarda de 15 a 18 horas.

Por otra parte, la emisión de un visado turístico en India para viajar a España necesita hasta dos semanas, según apuntó Khavita Bhalla, vicepresidenta del turoperador indio Cox & Kings, durante el II Congreso Internacional sobre Turismo Asiático, organizado por Casa Asia y Turespaña el pasado febrero en Barcelona.

Un dato ilustrativo: aunque 102.000 turistas chinos viajaron a España el año pasado, los consulados españoles en China sólo llegaron a emitir 42.000 visados turísticos (un 30% más respecto al año pasado). Es decir, la mayoría de los viajeros del gigante asiático, casi el 60%, entran en España con visado de otro país europeo.

A pesar de las dificultades existentes para viajar hasta nuestro país, la llegada de turistas a España procedentes de los mercados emergentes asiáticos registró importantes crecimientos en 2010 (ver tabla adjunta). Por ejemplo, el número de turistas chinos creció un 22%, mientras el de indios aumentó un 5%.

Para el concejal de Turismo de Barcelona, Jordi William Carnes, el problema de los visados y las insuficientes conexiones aéreas implican el riesgo de generar "una demanda insatisfecha". Por ello, añadió, es fundamental que sector público y privado trabajen juntos para lograr resultados en los mercados emergentes emisores de Asia.

Externalización de visados

De momento, y para agilizar la expedición de visados turísticos en dichos mercados emisores emergentes, en breve esta tarea será asumida por una empresa a través de un contrato de externalización global, según anunció en Barcelona el secretario general de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida. "Los visados no deben ser una carga que desincentive los viajes", apuntó Mesquida.

Aunque las cifras de turistas chinos puedan parecer pequeñas frente a otros mercados emisores, cabe recordar que se trata de un viajero de mayor gasto medio. Según indica Enrique Luiz de Lera, subdirector de márketing de Turespaña, el gasto medio del turista chino en compras realizadas en España asciende a 725 euros, de acuerdo con los datos de Tax Refund, lo que convierte a este mercado emisor en el segundo de mayor gasto en tiendas de nuestro país, tras los turistas rusos.

Además, el Gobierno español ha puesto en marcha el llamado Plan de Turismo China, que prevé la llegada de hasta 300.000 turistas chinos a nuestro país en 2012.

El II Congreso de Turismo Asiático reunió a cerca de 300 profesionales en Barcelona. Las expectativas de crecimiento de estos mercados emergentes han atraído el interés de grandes compañías turísticas, como es el caso de Sol Meliá.

Así, la cadena hotelera ha firmado un acuerdo con el grupo chino Jin Jiang Hotels, cuyo objetivo es acoger turismo chino hacia Europa. Así, ambas compañías colaborarán en márketing, sistemas de reservas, programas de fidelización, aspectos lingüísticos, de cultura y procesos de gestión, gastronomía, formación y programas de desarrollo de sus recursos humanos… En Europa, el acuerdo se aplicará en los hoteles Meliá Barcelona y Meliá Madrid.

Por su parte, TUI Travel de momento está concentrando sus esfuerzos en el segmento de convenciones e incentivos. Aunque según indica Ian Livessey, jefe de operaciones de esta compañía para España, "consolidar el mercado MICE en Asia nos ofrecerá la posibilidad de desarrollar la turoperación en un futuro inmediato. Para nosotros resulta crítico conocer los diferentes perfiles y turistas".

Según Livessey, el mercado asiático implicará para los destinos españoles y empresas "un cambio de chip en nuestra forma de interpretar, identificar, planificar y dar servicio a estos nuevos turistas".

Conocimiento del viajero

Las compañías occidentales que buscan alianzas con otras empresas chinas están interesadas sobre todo en adquirir el know how necesario para captar y fidelizar a los turistas del gigante asiático.

En 2010, cerca de 57 millones de turistas chinos viajaron al extranjero y la OMT calcula que China será en 2020 el principal mercado emisor de turistas, con cerca de 100 millones de viajeros saliendo al exterior cada año. Ya en 2010, los ciudadanos chinos gastaron cerca de 37.000 millones de euros en sus viajes al extranjero, un 14% más que en 2009, informó la agencia oficial de noticias china Xinhua.

De esos 57 millones de turistas chinos que viajaron al extranjero en 2010, 15 millones contrataron un paquete turístico a través de una agencia de viajes. Uno de los turoperadores más importantes es China International Travel Service (CITS), que cuenta con 6.000 empleados.

El vicepresidente de esta compañía, Liu Wuxiong, explicó en Barcelona algunas de las claves de estos viajeros: "La mayoría paga en efectivo al contratar los viajes; piden una hervidora de agua en la habitación así como un canal de TV en chino; los mayores vienen con una lista de marcas de productos que deben comprar para familiares y amigos; y buscan artículos de lujo porque en Europa son entre un 20% y un 40% más baratos". Y en este sentido, dice, la tarjeta de crédito más popular entre los turistas chinos es Union Pay.

Otro mercado emergente con gran potencial es India: en 2011 este país emitió 11,5 millones de turistas al extranjero (casi un 8% más) y se prevé que en 2020 lleguen a los 50 millones.

Algunas particularidades del turista indio: "No está dispuesto a probar nuevas cocinas; considera el regateo como un derecho y si hay una película india de éxito que esté ambientada en algún país europeo, entonces miles de viajeros desearán visitar esos lugares", explica la vicepresidenta del turoperador indio Cox & Kings.

De hecho, en junio de 2011 se estrena en India la película "Zindagi Na Milegi Dobara", una supeproducción que ha sido rodada en varias ciudades españolas y que ha patrocinado Turespaña.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de abril y puede descargarse también en pdf como "España acelera sus planes para captar turismo asiático".

33 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 171200_espana-acelera-sus-planes-captar-turismo-asiatico.html 3 73546 00