Qantas ha cancelado el pedido de 35 aviones Boeing 787 Dreamliner para reducir sus costes, después de reportar la primera pérdida neta desde que la aerolínea fuera privatizada hace 17 años.

En junio, Qantas ya había previsto una caída del 91% en su beneficio bruto estimo que finalizaría su ejercicio fiscal con una caída del beneficios antes de impuestos del 91%, de los 552 millones de dólares australianos (468 millones de euros) del pasado año hasta un rango de entre 50 y 100 millones de dólares australianos (42-85 millones de euros).

La aerolínea australiana atribuyó la pérdida neta de unos 203,5 millones de euros  registrada en el ejercicico frente a los más de 208,5 millones de euros de beneficios el año anterior al alto coste del combustible, la feroz competencia en el sector y al impacto y gastos ocasionados por los conflictos laborales con casi todos sus colectivos.

El lote de los 35 aparatos que Qantas había pedido tiene un valor de cerca de 6.800 M € a precio de catálogo.
El lote de los 35 aparatos que Qantas había pedido tiene un valor de cerca de 6.800 M € a precio de catálogo.

El CEO de Qantas, Alan Joyce, que renunció a su aumento de sueldo y primas por la caída de beneficios, explicó que la cancelación del pedido a Boeing permitirá  a la compañía reducir sus compromisos futuros de gasto de capital. El lote de los 35 aparatos tiene un valor de 8.500 millones de dólares (cerca de 6.800 millones de euros) a precio de catálogo.

Qantas tiene actualmente una flota de 308 aviones. La adquisición de los 35 aviones, que formaban perte de una orden total de 50 B787, será postergada por dos años, hasta 2016. No obtante, Qantas mantiene la orden de 15 Boeing 787-8 para su filial Jetstar que recibirá le primero a finales de este año. Joyce consideró la medida "una decisión prudente" que que explicó destacando que las circunstancias han cambiado mucho desde que el grupo hiciera la orden hace ya varios años.

La aerolínea australiana ha venido anunciando las medidas del plan integral para recuperar la rentabilidad, puesto en marcha en 2011. Previamente a la previsión de resultados, Qantas había anunciado que se dividía en dos "para ser más competitiva", separando desde el mes pasado en dos unidades bien diferenciadas su golpeado negocio internacional del prolífero y doméstico, en Qantas International y Qantas Domestic, como parte de las estrategias contenidas en ese programa de eficiencia y competitividad a cinco años.

El negocio internacional de Qantas ha registrado una pérdida de 374 millones de euros, mientras que el negocio doméstico ha generado fuertes ganancias antes delpago de intereses e impuestos de más de 498 millones de euros.

11 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 180000_qantas-cancela-pedido-35-boeing-787-su-primera-perdida-neta-17-anos.html 3 82400 00