Los herederos del empresario Gonzalo Pascual, fundador del Grupo Marsans, fallecido este jueves, asumirán las posibles condenas indemnizatorias derivadas de la quiebra de sus empresas para hacer frente a los pagos a los acreedores, según explicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Los herederos de Gonzalo Pascual asumirán las posibles condenas indemnizatorias

A los herederos legales de Pascual se les aplicará la figura jurídica de sucesión procesal, contemplada en las leyes españolas, que les obligaría a hacer frente a las condenas dinerarias, en caso de que así lo dicten los jueces, según las mismas fuentes.

Los herederos de Gonzalo Pascual asumirán las posibles condenas indemnizatorias

Gonzalo Pascual estaba casado con Ángeles de la Riva con quien tuvo cuatro hijos: Jesús, Gonzalo, Diana e Ignacio Pascual y de la Riva. Los dos últimos tenían cargos en el consejo de administración de Seguros Mercurio, por cuya quiebra el juez del concurso no les ha declarado culpables.

El matrimonio donó a sus hijos todas las acciones de tres empresas, Fisolte, Valquinaba y Fincas y Cinegética, que sumaban un capital social de casi seis millones de euros, unas donaciones denunciadas por los administradores del concurso personal de Gonzalo Pascual.

Los herederos de Pascual no se verán afectados por las condenas de "efecto personalísimo" como las inhabilitaciones para ejercer como administrador de sociedades, que dicten los Juzgados de lo Mercantil que tramitan los concursos de las distintas sociedades en las que era propietario o socio.

Procesos judiciales en curso

La primera condena la impuso el pasado 11 de marzo el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid, que inhabilitó durante 15 años a Díaz Ferrán y Pascual por su culpabilidad en la quiebra de Seguros Mercurio y les obligó a pagar 12,1 millones para cubrir las deudas de la aseguradora. Esta sentencia está recurrida ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Por otro lado, el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid dictará en las próximas semanas la sentencia de calificación de culpabilidad de la quiebra de Viajes Marsans, cuyo juicio se celebró la semana pasada. La tramitación de este proceso seguirá con "total normalidad", según informa el TSJM.

La administración concursal y la Fiscalía piden 15 años de inhabilitación para Díaz Ferrán, Pascual y el último propietario de la empresa turística, la sociedad Posibilitum Business, así como el pago de la deuda de 183 millones de euros a los acreedores. Sobre los tres recae un embargo de 424,4 millones de euros.

Este juzgado también tramita los concursos de acreedores de las empresas del grupo Marsans Viajes Crisol, Tiempo Libre y Mundicolor, Rural Tours Viajes, así como la matriz del grupo, Teinver. El trámite de estos procesos está en fases más iniciales.

Por otro lado, la Audiencia Nacional imputó a Díaz Ferrán y Pascual por un presunto delito continuado de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros procedentes de los clientes del grupo Marsans. Este tribunal también ha admitido a trámite una querella presentada por cuatro empresas acreedores que les reclaman cerca de 40 millones de euros. De ambos procesos se derivarán posibles condenas dinerarias derivadas de responsabilidades civiles contra ellos y los responsables de Posibilitum.

1 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 192230_herederos-gonzalo-pascual-asumiran-posibles-condenas-indemnizatorias.html 3 81409 00