La clasificación de las 5 estrellas echó a andar en Francia en marzo de 2010. Ahora, después de más de dos años de transición, la antigua clasificación -cuya última reforma se realizó hace 26 años- deja de estar en vigor.

Las placas azules que lucían los establecimientos para dar a conocer su categoría desaparecen. A partir de este momento solo tienen validez las nuevas placas, que son rojas para los hoteles de entre 1 y 4 estrellas y doradas para los de 5 estrellas y que cuentan con una validez de cinco años.

La nueva clasificación de hoteles se impone en Francia.
La nueva clasificación de hoteles se impone en Francia.

La nueva categorización afecta también a la hostelería al aire libre, las residencias de turismo y a los pueblos de vacaciones.

Se trata de una clasificación voluntaria y los establecimientos interesados y que aún no lo hayan hecho pueden solicitarla. De momento, y según afirma  Christian Mantéi, director general de Atout France, en una entrevista publicada por Le Quotidien du Tourisme, de un total de 17.000 establecimientos identificados por el INSEE (Instituto Nacional de Estadística y de Estudios Económicos en Francia), 7.683 ya cuentan con la nueva clasificación y cerca de otros 2.000 están siendo clasificados, por lo que entre ambas cifras, se estaría hablando del 72% de la capacidad hotelera total en número de habitaciones.  Mantéi dice textualmente: “Je rappelle qu’il n’y a pas 20.000 mais 17.000 établissements identifiés par l’Insee. Sur ces 17.000, il y a à ce jour 7.683 hôtels dont le classement est prononcé ou sur le point d’être prononcé. Cela représente 45 % du nombre total d’hôtels. Par ailleurs, près de 2.000 autres établissements sont en cours de classement. Si l’on prend l’ensemble des hôtels classés ou en cours de classement, cela représente aujourd’hui 72% de la capacité hôtelière totale, en nombre de chambres”. El directivo recuerda que con la clasificación anterior se tardó ocho años en regular todos los establecimientos y el objetivo es que la totalidad de los hoteles se vayan clasificando.

La reforma de la clasificación hotelera francesa, tal y como publicó HOSTELTUR noticias de turismo en “La quinta estrella para los hoteles franceses”, fue lanzada en junio de 2008 por Hervé Novelli durante el Congreso Nacional de Turismo y se tradujo en la aprobación de la ley de desarrollo y modernización de los servicios turísticos el 22 de julio de 2009.

89 1
1 comentarios.
  • 1Ignacio Montojo24/07/2012 10:07:57Más comentarios del lector
    Es evidente que la regulación hotelera en países ordenados y de tradición turística camina por la senda adecuada. La regulación ayuda a segmentar los mercados, centrando expectativas, acercando la oferta y demanda, en beneficio de la calidad turística.
    Se trata de trabajar con la base cualitativa: las expectativas. Si estás superan la realidad, el trabajo por la calidad será en vano.
    Tengo la experiencia de haber trabajado en los sistemas de algunos países de latinoamérica y siempre ocurre lo mismo: intereses espurios que están por encima de la lógica y del beneficio común. Aunque los detractores continúan desvirtuando los sistemas clasificatorios, seguimos comprobando como la lógica termina imperando.
    En España, si una regulación no bastaba, pues hicimos tantas como comunidades autónomas.
    Ahora toca deshacer. Más vale tarde que nunca. Aunque todavía no me creo que el machismo autonómico ceda en pro de la globalización normativa de las estrellas.

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 197740_nueva-clasificacion-hoteles-se-impone-francia.html 3 81926 00