El restaurante Jockey de Madrid ha sido declarado en concurso voluntario de acreedores, por el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid, con un pasivo superior a 1,53 millones de euros, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

El procedimiento concursal se ha iniciado por la insolvencia actual de la empresa Amador S.A., que tiene más de 700.000 euros de deuda vencida, de los que 250.000 corresponden a Hacienda, 400.000 a proveedores y 50.000 euros a trabajadores. También adeuda unos 19.000 euros a la Seguridad Social.

Frente a ello, la compañía de restauración ha presentado un inventario de bienes valorado 150.000 euros e integrado fundamentalmente por activos que necesita el restaurante para operar.

Fachada del restaurante Jockey, ahora en concurso de acreedores
Fachada del restaurante Jockey, ahora en concurso de acreedores

El auto de admisión del concurso, emitido el pasado 4 de octubre, designa administrador concursal al economista Áticus Ocaña Martín, de Dictum Abogados.

UGT acusó la semana pasada a los dueños de Jockey de haber cerrado el restaurante sin pagar indemnizaciones a la plantilla, integrada por una treintena de trabajadores.

La familia Cortés, propietaria del emblemático establecimiento, anunció en diciembre de 2010 una ampliación de capital en la compañía con la incorporación de nuevos socios a su accionariado, para acometer una “importante renovación” del restaurante. Jockey ha estado abierto ininterrumpidamente desde 1945.

1 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 198900_restaurante-jockey-entra-concurso-acreedores.html 3 83258 00