El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha señalado que el plan de reestructuración de la aerolínea española finalizará a últimos de septiembre, aunque ha matizado que no van a poder evitar que se pierdan empleos.

El plan de reestructuración de Iberia derivará en recortes de empleo

En un comunicado con motivo del anuncio de los resultados semestrales del grupo, Walsh ha remarcado que los problemas de Iberia son "profundos y estructurales" y el entorno económico refuerza la necesidad de un cambio estructural permanente.

Así, ha apuntado que es "posible" que las medidas de reestructuración contemplen la reducción del tamaño a corto plazo, junto a la remodelación de la red con el fin de alcanzar unos mayores ingresos unitarios y una "reevaluación del negocio".

El grupo pretende de esta forma que la compañía aérea obtenga una base de costes competitiva y un servicio que garantice el "crecimiento rentable" a largo plazo, insistiendo en la "gran diferencia" que existe entre los resultados de British y los de Iberia.

Respecto a la filial de la aerolínea española, Iberia Express, el consejero delegado del grupo ha señalado que opera con una "efectiva" base de costes, a la vez que ha calificado de "excelentes" sus comienzos, destacando que ha sido rentable en su tercer mes de actividad.

Carta a los trabajadores

En una carta dirigida a los trabajadores el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, explica que en el primer semestre del año se han registrado unas pérdidas operativas de 263 millones de euros, "el salario del 40% de la plantilla, o el combustible de cada día para un cuarto de la flota".

Según la empresa estas pérdidas sitúan a la compañía en una situación de "verdadera emergencia" y obligan a abordar un proceso de cambio profundo "sin más demora para sobrevivir ahora, y para ser capaces de construir una empresa mejor, que tenga continuidad en el futuro más próximo".

En la carta remitida a los trabajadores se recuerda que en los útlimos meses se ha vivido un recorte generalizado de gastos e inversiones, y que estas medidas "suman, pero es obvio que no son suficientes.

La empresa asegura que se encuentra frente a dos retos: la falta de competitividad en un entorno de cambios radicales y la situación de la economía española, donde se obtiene el 40% de los ingresos de la compañía.

"El paro, la crisis económica, los recortes de gasto, la falta de crédito y su encarecimiento, las quiebras de empresas, todo ello tiene su efecto directo o indirecto en nuestra capacidad de generar ingresos", explica el consejero delegado.

Por todo ello la empresa considera imprescindible "buscar alternativas de viabilidad" y en este sentido anuncia un "plan de acción" que darán a conocer "en las próximas fechas" que profundice en todas las medidas que han ido tomando en los últimos meses "para dar la vuelta a la situación de pérdidas"

"Plan de acción que exigirá importantes sacrificios por parte de todos nosotros, no muy distintos de los que está asumiendo en estos momentos la sociedad española, tanto individual como colectivamente", reconoce el consejero delegado que advierte que el esfuerzo necesario a corto plazo afectará al tamaño de la compañía, a las condiciones laborales de todos los empleados así como al volumen de empleo.

1 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 199600_plan-reestructuracion-iberia-derivara-recortes-empleo.html 3 82102 00