Diario 5385 26.09.2018 | 01:15
Hosteltur: Noticias de turismo
Asegura que no supondrá sobrecoste para la Seguridad Social

Ashotel defiende la prejubilación a los 58 años para las Kellys

16 abril, 2018
  • Ashotel asegura que las prejubilaciones no supondrán un gasto extra para el Estado
  • Los empresarios pagarían entre 20.000 y 25.000 euros por cada trabajadora que adelante su jubiliación
  • La asociación canaria propone un proyecto piloto en cuatro destinos que cuentan con consorcios de rehabilitación

Ashotel ha planteado recientemente hacer extensiva su propuesta de prejubilación de las camareras de piso a partir de los 58 años como proyecto piloto a los cuatro consorcios de rehabilitación turística que funcionan en España -Puerto de la Cruz, Maspalomas, Playa de Palma y Costa del Sol- La patronal hotelera canaria defiende que esta iniciativa no supondrá un coste extra para el Estado.

La asociación tiene esta propuesta en sus manos desde abril de 2016, hace ya dos años, y la ha presentado en reiteradas ocasiones, tanto al Cabildo de Tenerife como al Gobierno de Canarias.

Asegura que la prejubilación de camareras de pisos a partir de los 58 años (con una base de cotización de entre 33-35 años) "no supone un coste para las arcas de la Seguridad Social, que además en estos momentos no tienen buena salud financiera, sino que supone un esfuerzo importante por parte de las empresas para renovar sus plantillas más antiguas del personal de pisos más castigado por la fatiga de un trabajo duro y por el desgaste de muchos años".

Se trata de un trabajo muy intensivo que requiere una temprana jubiliación. Foto: Canary News.Se trata de un trabajo muy intensivo que requiere una temprana jubiliación. Foto: Canary News.

Según los cálculos del estudio, podría suponer un coste de entre 20.000 y 25.000 euros por trabajador para la empresa. No obstante, coincide que aquellas empresas con plantillas más envejecidas son las que tienen en numerososo casos menores recursos, por eso Ashotel ha planteado que esta iniciativa se lleve a cabo como proyecto piloto inicial en los cuatro territorios turísticos nacionales donde funciona un consorcio de rehabilitación turística (Puerto de la Cruz, Maspalomas, Playa de Palma y Costa del Sol).

El proceso sería el siguiente:

-58-60 años, los trabajadores formarían parte de un ERE que afecte al 10% de la plantilla (no solo pueden ser camareras de pisos, lógicamente, sino también de otras profesiones, aunque las más numerosas son las camareras) por causas técnicas u organizativas de modo que pasarían a cobrar el paro dos años más la indemnización por despido objetivo (20 días por año hasta máximo de 12 mensualidades, que es lo que dicta la última reforma laboral). Los candidatos para este ERE serían trabajadores con una cotización con antigüedad de entre 33-35 años, porque con menos la merma de ingresos sería más notoria. En muchos hoteles hay personas que empezaron a trabajar con 16-17 años, con lo que con 33 de antigüedad tienen unos 59.

-60-63 años, los trabajadores pasan a cobrar un subsidio por desempleo que abona la empresa y, en paralelo, la empresa firma un convenio con la Seguridad Social para seguir cotizando por estas personas.

-A partir de los 63 ya pasa a estar prejubilado oficialmente.

Según los cálculos que maneja Ashotel, al final de todo este proceso, la caída de renta puede estar en torno a un 12-14% para cada trabajador. Sin embargo, esto puede compensarse con la partida amplia de la indemnización del despido, siempre y cuando el trabajador/a sea organizado y sepa que debe usar ese dinero inicial para compensar su salario en esos años, hasta que cobra ya la pensión de prejubilación, que entonces sí abona como con todo pensionista la Seguridad Social.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.