Comentarios 11

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Arlette Amaral3/09/2015 10:09:37

También se externalizan los servicios comerciales con excelentes resultados y un gran ahorro de costes y flexibilidad.

58 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Luz O.3/09/2015 13:09:15

Me gustaría poder darle la razón a Bruno Hallé, al que sigo y admiro, pero en mi humilde opinión mantiene un criterio muy alejado de la realidad. Al menos en el entorno del turismo vacacional no se puede negar que la externalización está acabando con el empleo turístico de calidad a la velocidad de la luz. Sobre todo en los departamentos de pisos, que necesitan un giro de timón de 180 grados. No se pueden conseguir beneficios a cualquier precio. Y sí, la desmotivación es común cuando a uno le obligan a trabajar bastante más de lo que lo hacía antes- hablamos de pasar de la limpieza de unas 15-17 habitaciones a más de 20, por ejemplo- por un sueldo muy inferior y condiciones muy precarias. No es "sacar a los trabajadores de su zona de confort", es pura y simplemente negarles unas condiciones dignas de trabajo. En las islas Canarias la estacionalidad es mucho menor que en otras regiones y estos problemas están destruyendo la calidad del producto que se ofrece. Un trabajador motivado y bien pagado es un trabajador productivo y una auténtica fuente de valor añadido para cualquier empresa.

251 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Miguel Angel Campo Seoane3/09/2015 16:09:54

Siendo una realidad indiscutible la tendencia de gran número de empresas hoteleras a la externalización de muchos de sus servicios, no es menos indiscutible, que con el gran ahorro en costes fijos que logran, cada vez obtienen peores beneficios, siendo directamente proporcionales la reducción del gasto fijo derivada de las externalizaciones, a la reducción de los beneficios que generan, como consecuencia de la baja calidad del servicio provocada por las mismas.

El problema que ha dado paso al incremento de las externalizaciones, “no radica en la necesidad de equilibrar la cuenta de resultados con unos costes fijos asumibles porque las ocupaciones nunca están aseguradas”, sino en la incapacidad organizativa y de control de los directivos, jefes de personal y demás jefes de departamento, para adecuar la organización y control del trabajo a las necesidades derivadas de las características de cada tipo de establecimiento hotelero, como he señalado en artículos como Camino del precipicio (http://comunidad.hosteltur.com/post/2013-08-13-camino-del-precipicio), o la serie de artículos Para algunos empresarios es más fácil arruinarse que admitir que se equivocan (https://www.hosteltur.com/comunidad/002934_para-algunos-empresarios-es-mas-facil-arruinarse-que-admitir-que-se-equivocan-1-parte.html, y muchos otros artículos en los que señalo como las estrategias de reducción de costes, están llevando a muchas empresas hoteleras de este país a la ruina, al equivocarles en la estrategia más adecuada a la defensa de sus intereses.

El que la crisis haya hecho ver a los economistas puestos al frente de empresas hoteleras, que la externalización pueda ser la solución perfecta para reducir costes a cualquier precio, solo demuestra que quienes gestionan esos hoteles no son hoteleros, y cuando Bruno Hallé dice que “la desmotivación del personal, y la falta de sentido de pertenencia y su repercusión en la calidad del servicio son mitos que debemos destruir”, demuestra una extraordinaria formación académica más enfocada desde el ámbito económico que del de la práctica del servicio, formación que a tenor de los resultados, de alguna manera, se ha ido trasladando a cuantos se han ido formando en los centros de formación turística más renombrados a lo largo de los últimos veinticinco años, llevando al concurso de acreedores, cuando no la quiebra a muchas empresas hoteleras de nuestro país, situación que muchos habrían considerado absolutamente imposible de que pudiera convertirse en realidad hace solamente una década.

62 Más comentarios del lector Responder

Gustavo Fernández 3/09/2015 23:09:35

La externalización sí afecta masivamente a la calidad del servicio y la implicación de los trabajadores. Empleados desmotivados son menos eficientes. Empleados al límite cometen más errores y son menos pacientes y amables. Un empleado no llega y trabaja sin formación. El Sr. Hallé nos intenta vender algo, pero con argumentos equivocados. Se trata de números y beneficio, nada más. Incluso el cliente les da lo mismo. Piensan que si todos entran por el aro, todos bajan de calidad y el posicionamiento no variará. El resto es un cuento chino que ni él mismo se cree.

10 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Juan4/09/2015 10:09:41

Bruno, con todo el cariño del mundo te digo que ésta vez te equivocas. Externalízate, cobra un 25% menos y ten un 35% menos de vacaciones y luego me cuentas de mitos en desmotivación. Un saludo.

70 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Pili Malagarriga - SegundoMundo4/09/2015 11:09:35

Es esencial para evitar riesgos, garantizar la calidad y velar por una cadena de valor responsable que el hotelero pregunte cuánto cobra el trabajador.

20 Más comentarios del lector Responder

Maria Jose4/09/2015 12:09:59

Horrible ...muy mala experiencia con la externalizacion.... esta temporada me he quedado fuera por culpa de dos empresas de externalizacion...... una a la semana de empezarar como gobernanta y despues de haber hecho la limpieza de abertura nos dicen que se ha roto el contrato entre hotel y empresa y nos vamos 30 personas a la calle ...al poco tiempo empiezo de nuevo con otra empresa y a los 15 dias pasa lo mismo la empresa ha abaratado tanto las horas y el personal ,que al incrementar el personal porque sube el trabajo al hotel no le va bien y se rompen los contratos y otra vez a la calle ,el hotel contrata otra empresa con su personal que se lo hace mas barato , Los trabajadores quedamos totalmente desprotegidos, somos de usar y tirar.

40 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Miguel Angel Campo Seoane4/09/2015 14:09:23

Como complemento del comentario anterior, debiéramos considerar la posibilidad de que se tenga en esta industria el empleo que se merece, dado el comportamiento de muchos empresarios y una gran parte de trabajadores, que ponen su futuro en las manos de aquellos, en lugar de responsabilizarse del mismo, porque cuando comprobé la deriva que iba tomando el empleo en los hoteles al acceder a la dirección de mi primer hotel, a los cuatro años en 1973 propuse a mis compañeros de la Escuela de Hostelería de la Casa de Campo en Madrid, crear una cooperativa con la que gestionar hoteles mediante contratos de alquiler con opción de compra, sin encontrar respuesta adecuada a la puesta en marcha de aquel proyecto, que posteriormente volví a proponer en dos ocasiones, a la Asociación Española de Directores de Hotel cuando se creó la Sección Juvenil de la misma en la primera ocasión, y a los Senior en una Asamblea General posteriormente, sin que en ninguna de esas ocasiones hubiese respuesta positiva, pese al deterioro de la situación tanto en lo referente a la rentabilidad de los hoteles, como a las condiciones laborales de los trabajadores de hostelería.

En los cincuenta y un años y cuatro meses transcurridos desde que empecé a trabajar en la hostelería hasta mi jubilación en enero de 2002, nunca he tenido problemas para pasar de un trabajo a otro, o para iniciar algún trabajo de consultoría, que normalmente daba pie a que una vez definida la estrategia de gestión derivada del análisis de la situación de una determinada empresa y del estudio de viabilidad derivado del mismo, me encargasen la puesta en marcha y supervisión de la estrategia definida y aprobada por el empresario, nunca necesite poner en marcha aquel proyecto, que sin embargo siempre he actualizado poniéndolo a disposición de mis compañeros de la AAAEH o de la AEDH, sin que hasta el momento haya merecido un análisis en profundidad por parte de sus integrantes, y que hoy en día transformado y adaptado a la actual situación de nuestra industria, y los avances tecnológicos, vuelvo a poner a disposición de los profesionales turísticos tanto seniors como juveniles aquel proyecto, bajo la denominación de Club Profesional Turístico Hotelero con la idea de unir la ilusión de estos últimos con la experiencia de los primeros, e incluyendo además la de profesionales ya jubilados, que puedan beneficiarse de un proyecto solidario en el que todos obtienen beneficios, los unos como SOCIOS USUARIOS, con importantes descuentos sobre los servicios que utilicen y participación en los resultados de la empresa, los otros como SOCIOS TRABAJADORES de este proyecto en el que además de un trabajo fijo con plan de carrera y condiciones laborales mejores a las que pueda ofrecerles la media del mercado, contarán también con su participación en los resultados.

Si dada la situación actual, hubiese profesionales tanto senior como juniors interesados en participar en este proyecto, en el que participaría como socio usuario, poniendo a disposición de los posibles interesados todos los trabajos realizados con borradores de:
1.Estatutos
2.Reglamento de Régimen Interior
3.Estudios de viabilidad
4.Objetivos del CPTH para sus Socios Usuarios
5.Objetivos del CPTH para sus Socios Trabajadores
6.Objetivos del CPTH para todos sus clientes
7.Objetivos estratégicos en el lanzamiento del CPTH
8.Objetivos estratégicos para la ampliación del CPTH
9.Objetivos estratégicos del CPTH para no morir de éxito

Posibles interesados pueden contactarme en
gestionhotelera@hotmail.com

11 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Jerome6/09/2015 22:09:00

Como empresa externa hotelera, tengo que afirmar que verdaderamente es positivo ya que se consigue profesionalizar el departamento, en concreto el que nosotros gestionamos que es la zona wellness, ya que se ha estado gestionando por parte de muchos hoteles como si fuese una habitación más, y nada que ver.
En cuanto a la precariedad de empleo, posiblemente sea cierto que los salarios sean más bajos, pero hay que tener en cuenta que el mismo hotel ahora es el que cobra a la empresa externa por realizar el servicio, es decir, antes tenia empleados directos a los que les pagaba, ahora tiene empleados indirectos a los que les cobra por trabajar en su hotel, en definitiva, la culpa de pagar menos no es de la empresa externa sino de las condiciones que pone el hotel a estas empresas, a veces queriendo comisionar excesivamente.

33 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Miguel Angel Campo Seoane7/09/2015 12:09:28

Amigo Jerome, perdona que discrepe de tu punto de vista, ya que como director de hotel, podría conseguir profesionalizar el departamento contratando el personal adecuado para poner al frente de ese departamento, y aprendiendo a gestionarlo, como me tocó hacer cuando me hice cargo de la dirección de un Balneario, preocupándome de su gestión al igual que de los demás departamentos, la externalización solo demuestra que quien gestiona la empresa no tiene los conocimientos suficientes para gestionar el hotel en su integridad, y prefiere ceder parte de sus potenciales beneficios a favor de un tercero, para mantenerse en su zona de confort, aunque ello termine llevándole a la ruina, al perder los valores de la sinergia que pueden derivarse de la explotación conjunta de todos los servicios.
Es la diferencia que existe entre una empresa con vocación hotelera y un inversor con vocación inmobiliaria que tiene un hotel, en el que alquila parte de sus servicios a otras empresas de explotación.

70 Más comentarios del lector Responder

supervisordelareadepisosenalojamiento14/09/2015 23:09:03

Si en estos procesos de externalizar el departamento de pisos, el salario estuviese regulado por el convenio de hostelería y pagasen por encima de un mínimo de trabajo por incentivos premiando con pluses los resultados individuales y de los equipos en su conjunto .Obtendrían mejores rendimientos,mas motivación y menos mala publicidad.

30 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.