Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Miguel Ángel Martínez17/05/2011 9:05:37

Me viene a la memoria un viejo poema del poeta griego Kavafis, copio algún fragmento y que cada cual saque la lectura que le de la gana.

"¿Qué esperamos agrupados en la plaza?
Hoy llegan los bárbaros.

¿Por qué inactivo está el Senado
e inmóviles los senadores no legislan?
Porque hoy llegan los bárbaros.

¿Qué leyes votarán los senadores?
Cuando los bárbaros lleguen darán la ley.

¿Por qué no acuden como siempre nuestros ilustres oradores
a brindarnos el chorro feliz de su elocuencia?
Porque hoy llegan los bárbaros
que odian la retórica y los largos discursos.

¿Por qué de pronto esa inquietud
y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)
¿Por qué vacía la multitud calles y plazas,
y sombría regresa a sus moradas?
Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.
Y gente venida desde la frontera
afirma que ya no hay bárbaros.

¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?
Quizá ellos fueran una solución después de todo.

10 Más comentarios del lector Responder

cristina17/05/2011 12:05:52

Fantástico post Chema,por fín hablando claro...
Personalmente creo que con estas políticas de venta fomentamos la desaparición de la profesionalidad en la gestión y en el asesoramiento,punto clave para poder ofrecer un producto de calidad al cliente final.
Pero de quien es la culpa?.
Lógicamente el mercado marca las tendencias y hoy en dia el precio final es fundamental.Por eso surgen estos metabuscadores de viajes que perfectamente podrían distribuir cualquier otro producto como cosméticos,informática,complementos o coches.
Personalmente sigo creyendo en la fuerza del asesoramiento y defendiendo ese mercado que busca calidad y seguridad.
Es el único que se mantendrá en el tiempo,nuestro deber es saber gestionarlo.

00 Más comentarios del lector Responder

Pettersom 26/05/2011 20:05:21

No cabe duda que los metabuscadores como el mencionado Trivago (comparador de hoteles) o Voopter.com (http://www.voopter.com) que compara tarifas de hoteles, vuelos e incluso de distintas ofertas de viaje, ganarán mucho espacio en el mercado porque permiten que el consumidor final compare los precios de todos los sellers, ya sean las cadenas hoteleras, las aerolíneas y las mismísimas OTAs. El que venda más barato, ya sea sacrificando su margen o desmarcándose de la obligación de la paridad, se hará con un mercado cada vez más libre y ajustado a la perfección a la demanda, o sea, al consumidor acostumbrado a multitud de opciones.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.