Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Alfonso15/07/2011 18:07:26

Estupendo ejemplo. Tan sólo una pregunta respecto al concepto "La calle, para las personas". Hay que entender que esas personas son turistas y residentes. ¿Alguien en Murcia ha preguntado a los residentes si están de acuerdo con que haya un chimpún a las puertas de sus domicilios hasta altas horas de la madrugada, teniendo que trabajar a la mañana siguiente, o cuando hay bebés, ancianos, personas enfermas residiendo allí...? Haberlo hecho sería también no-typical. ¿Está el turismo por encima de estos otros derechos ciudadanos? Gracias.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Ester15/07/2011 23:07:16

Hola Alfonso,
No, no les pregunté a los residentes. Lo que sí te digo es que las terrazas, conciertos y lugares públicos no estaban llenos de turistas, sino que había también muchísimos residentes disfrutando del fresco, de la música y las tapas.
Yo vivo en Menorca, un lugar que en verano, para los residentes, es poco tranquilo. El silencio invernal da paso a noches de copas, ruidos, gente en la calle... es el precio que tenemos que pagar por ser un destino turístico que atrae a muchas personas en verano. Tiene, como todo, su lado bueno y su lado malo. Existen ordenanzas municipales que regulan todo eso, desde la ocupación de la vía pública a los decibelios... el equilibrio no siempre es fácil, pero tampoco tiene por qué haber conflicto...
En Murcia no me llevé la impresión de que los residentes estuvieran enfadados con los turistas o los dueños de los locales, ya te digo que de la calle disfrutaban todos. Como ocurre en mi pueblo... eso no quita que puntualmente alguien pueda sentirse molesto por el ruido. Es la cara y la cruz de la misma moneda y el residente no está desprotegido, a pesar de todo.
Gracias por tu comentario.
Un saludo,

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.