Comentarios 4

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

k4rib5/10/2011 16:10:10

Eso por un lado, por el otro, el nuevo esquema permite que propuestas antes relegadas y hasta despreciadas por su "informalidad" sean las que en forma natural se "posicionan" de cara al "nuevo" cliente.

Tan es así que incluso el SEO y el SEM, el Marketing y las Redes Sociales, no sean más que elementos circunstanciales, complementarios para esas "nuevas" propuestas; desde luego, para el entorno "formal" esos elementos no son sólo un dolor de cabeza, son una desgracia. Y muchas propuestas "naturales" cuando pretenden "formalizarse" se contagian de males que no le corresponden.

Toda esa mezcla de términos (SEM, SEO... etc.) y recursos no son en realidad la realidad, se les mitifica por su novedad, de hecho, hasta son esquemas con inmensas deficiencias porque apenas están en proceso de gestación.

Cuando hay propuestas que resisten cualquier mal y aparecen los algoritmos, es evidente como se desploman - los algoritmos - como un castillo de naipes. Es ahí cuando la realidad aparece más diáfana ya que no se puede sobrevivir con sólo los defectos ajenos; hay que avanzar por otros caminos, y es cuando el sendero deja de ser oscuro para convertirse en claro e infinito.

Ya en ése punto Google o Facebook, o lo que sea, no son más de lo que son, herramientas interesantes, cada una con su propia característica, dejan de ser seres mágicos y divinos; se vuelven simples algoritmos terrenales plagados de defectos.

La magia de una pintura no se debe al pincel con que fue pintada, ni a la pintura o lienzo utilizado. Se debe a lo que dice y cómo lo dice, y la forma en que es percibida.

Con el hotel pasa lo mismo; cuando una persona va de vacaciones, va a eso, a vacacionar, no va a un hotel, que no es más que un elemento circunstancial entre muchos otros. Saber ocupar su puesto es lo importante, es lo que le permitirá sobrevivir o no. Todo lo demás no es más que eso, lo demás.

00 Más comentarios del lector Responder

Santiago Cruz León6/10/2011 18:10:18

Me he perdido un poco en el primer comentario, y no se interpretarlo. Supongo que está en contra de los nuevos canales de comunicación que pretenden relacionar clientes con destinos.
Yo comparto la línea argumental de Iván, en la que efectivamente hemos pasado en pocos años de una "economía de demanda" a "una economía de oferta", y para ello son vitales e inevitables las nuevas herramientas que la comunicación en Internet permite a los receptores de Turismo.
Quizas los handicaps más importantes de este nuevo tiempo sean:
- CÓMO ELIMINAR EL RUIDO que produce tanta comunicación que confunde y abruma al potencial cliente.
- EL ESCASO CONTROL de la información que se cuelga, y que en numerosas ocasiones es fraude.
- EL DIRECCIONAMIENTO que las grandes plataformas de la información puedan hacer en el uso de la información.
Son preguntas que me hago, y me inquietan. Pues no se realmente si estas grandes compañías nos prestan un servicio, o simplemente se aprovechan de la necesidad de comunicarnos con nuestros futuros clientes, pues saben que se han quedado obsoletos los medios de comunicación y marketing tradicionales.

00 Más comentarios del lector Responder

Contenido SEO7/10/2011 9:10:58

Hola Santiago, buenos días.

Las dudas que planteas son muy pertinentes. Ahora mismo existen canales de comercialización online plenamente desarrollados que al mismo tiempo generan interrogantes de diverso alcance.

Eliminar el excesivo ruido al que se somete a los clientes, controlar los datos personales y privados que se cuelgan en webs, la gestión de los datos... son áreas en las que esa nueva relación de poder que ha surgido entre usuarios, intermediarios y hoteles no ha cambiado; el usuario no tiene tantos recursos para manejarse en el entorno.

Gracias por comentar, Santiago.

10 Más comentarios del lector Responder

k4rib7/10/2011 9:10:52

Pues esas grandes compañías para ganar dinero hacen las dos cosas, y la única manera que nos queda de sobrevivir al ruido, la crisis, las corporaciones y demás es teniendo vida propia; lo que quiero decir es que eso del SEO, SEM... son sólo herramientas de trabajo, que llegan a un punto en que se vuelven inútiles, y es entonces cuando hay que levantar la mirada para ver que hay vida después, más allá. Son buenas, hay que utilizarlas, pero no son lo que se cree que son; personalmente ya no creo en ellas como quisiera, hemos tenido que sobrevivir a su pesar. La verdad, las utilizo pero no las necesito; Internet es muchísimo más poderoso; si fuese por el SEO, el SEM, las redes... ya me hubiese muerto de hambre. Internet es un medio de comunicación que fluye por las yemas de los dedos, a punta de clics, y hay de todo incluso embelecos. Saber y poder utilizar ése medio es el milagro, y comparando con el ajedrez el SEO y el SEM serían como los dos peones centrales, que en la apertura se pelean a muerte quedando neutralizados justo antes del desarrollo del juego. Las redes sociales serían como un alfil. Ahora bien, en un punto determinado de la partida yo puedo sacrificar los dos peones centrales y el alfil porque he ganado el mate anticipado como fruto de una estrategia, y porque tengo fichas mucho más poderosas que lo han hecho posible. Desde luego, si mi juego es malo, la pérdida de un sólo peón significa un desastre, eso es lo que le pasa a la mayoría. Disculpe que en la explicación haya enredado más el rollo pero es bueno que así sea; el que quiera leer que lea, un regalo de la vida, la experiencia y los años de práctica, hay que saber tomarlo.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.