Comentarios 8

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Carmen Cabrera21/10/2011 10:10:43

Personalmente y desde mi punto de vista como directora comercial, el utilizar este tipo de intermediarios es un desprestigio para el hotel. No critico a quienes lo utilicen ya que cada cual decide como realizar la segmentación, pero vender un super-chollo lo hace cualquiera y hay otras líneas que no dañan tanto la imagen del producto y no te ponen en la picota frente a otros proveedores que tradicionalmente hayan colaborado con el hotel. Otra cuestión es la cantidad de nuevos ofertantes de ventas flash: recibo todas las semanas solicitudes de los "clásicos" y nuevos vendedores flash; vamos, que están surgiendo como setas en primavera, todos con fórmulas similares. Muchos de ellos acaban de aterrizar en el sector turístico y no tienen ni idea de lo que venden (solo que el precio tiene que ser super barato) así que lo único que dicen ofrecer es una impresionante base de datos que en muchos casos no pueden demostrar. Mucho tiene que cambiar el modelo para que me plantee utilizar este sistema. Saludos a todos.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Pablo Fernández21/10/2011 12:10:23

Personalmente me resulta abusivo, tanto las condiciones como las condiciones. Está claro que es consecuencia de la sobredimensión del sector, así como de los tiempos tan malos para la lírica que sufrimos. Mi reflexión es que con las ocupaciones de 2007 esto sería una quimera. Vendrán tiempos en los que estas empresas se hayan de reciclar o dejar de vender estos productos en compra compulsiva.
Y muy de acuerdo en la reflexión de Belén. No se puede equiparar la venta de un perfume con la de un establecimiento. Cuanto menos se ha de conocer el sector y su funcionamiento, sobre todo su distribución.

00 Más comentarios del lector Responder

Reinhard Wall21/10/2011 13:10:19

Otro paso más hacia la "ryanairización" de nuestro sector. Confio que siempre habrá lugar para el producto diferenciado, la hospitalidad auténtica, los hoteles que dan más que una cama y una ducha. Confio que siempre habrá clientes dispuestos a pagar por la calidad y la honestidad de un producto y un servicio. En lo que no confio por el momento, es en la inteligencia de los hoteleros, los grupos nacionales por delante, para mantener el control sobre la distribución y el cuidado de las marcas.

00 Más comentarios del lector Responder

Javier Baz21/10/2011 16:10:35

Volvemos a lo mismo que pasó hace años con los famosos talonarios. Son modelos que de cara al hotel son parecidos, le ayudan a vender en momentos de temporada baja o días bajos como empezaron los talonarios, la diferencia es que los talonarios iban a través del canal de las agencias y esta venta va directa al consumidor. Pasará lo de siempre ahora mucha gente los critica pero a la larga muchos hoteles se dejaran llevar por la inercia de la capacidad de distribución de estas empresas y todo el mundo se unirá al carro. Al final quien tiene la relación con el cliente tiene el poder, una base de datos con muchos clientes con potencial de compra y compradores a través de internet tiene mucho poder. Vamos a ver que pasa.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Juan Antonio Mota21/10/2011 16:10:49

No creo que podamos promulgar un cambio real en nuestra visión de hacer las cosas planteándonos fórmulas, que aún siendo factibles para determinados productos e incluso situaciones, devaluan de forma notable la percepción del cliente hacia un establecimiento. La hotelería es un negocio de intangibles donde el precio es una variable más, no la única variable. Nadie discute que en la situación actual esta variable haya ganado peso lo cual no implica que debamos desfocalizar nuestra atención de una buena gestión con estrategias orientadas no solo a la inmediata obtención de unos ingresos sino a modelos de gestión encauzados hacia la sostenibilidad de dichos ingresos en el tiempo.
Se trata de mantener una postura equilibrada que controle los costes internos sin detrimento del servicio y en asentar el valor de nuestro producto como una constante en nuestros procedimientos y filosofía en general. Una marca, la visión de lo que somos no se sustenta en chollos o en primicias de última hora sino en una comercialización integral adaptada al actual paradigama de la distribución tuística, en un marco lógico de prioridades y en donde por encima de todo lo que se debe garantizar es la experiencia del cliente.
Flaco favor nos hacemos si no somos capaces de transmitir desde dentro hacia fuera quiénes somos y en qué nos diferenciamos.

00 Más comentarios del lector Responder

Alicia Reina.21/10/2011 23:10:48

Vender barato es fácil, lo que tiene mérito y el reto es vender caro y para ello hay que "arremangarse" y no buscar soluciones fáciles y simplitas, que al final perjudican a todo el sector.
Lo que es evidente, es que la calidad, desengañémonos, tiene un precio.
Por lo demás, opino como Carmen Cabrera.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Ramon Adillon26/10/2011 19:10:53

Creo que este tipo de comercialización se tiene que observar desde otra perspectiva. No desde la venta, sino desde la promoción. Me explico.

Estoy de acuerdo con algunos de los comentarios sobre los peligros de vender a precios de grandes descuentos. Pero el prestador del servicio (sea hotel, restaurante, spa, u otros servicios) tiene que ser consciente de los siguientes puntos:

- no va a ganar dinero con las ventas a través de estos sistemas
- por tanto, todo lo que sea intentar bajar la calidad del servicio prestado es negativo.
- creo que tampoco le va a servir para atraer potenciales clientes a su negocio. El usuario de este tipo de servicios es un cliente mercenario, que buscará la mejor oferta para su siguiente estancia, cena, etc.
- por tanto, el prestador del servicio tiene que plantearse ese número de clientes que vienen a través de estos sistemas de ventas colectivas, flash, etc como una inversión en promoción
- consecuentemente, deberá dar un servicio excepcional a esos clientes
- si consigue que este cliente quede gratamente satisfecho, seguramente éstos lo difundirán a través de las redes sociales (porque es usuario) así que tendrá prescripciones positivas de su negocio.

Este es el enfoque correcto desde el que se debe contemplar esta modalidad, puesto que desde el punto de vista de la rentabilidad, en muchos casos dudo mucho que se cubran costes.

Un saludo.

Ramón

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.