Comentarios 6

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Alfonso Vargas8/03/2011 10:03:03

Seguimos retrocediendo, pero lo más preocupante es el por qué: "la disponibilidad de mano de obra cualificada"; "la baja calidad del sistema educativo". No nos lo pueden decir ni más claro ni más fuerte, en éste y en otros informes. ¿Qué hacen las universidades al respecto, sobre todo las públicas, en las que recae principalísimamente la formación de esos profresionales? ¿Quién le pone el "cascabel al gato"? Desgraciadamente nadie (o casi). Algunos nos hemos cansado de predicar en el desierto; en el desierto de un sistema universitario caduco que requiere una reforma profunda en su sistema de gobierno.

00 Más comentarios del lector Responder

Focalizador de Opiniones8/03/2011 11:03:44

Muy cierto, uno de los graves problemas de España, en cuanto a turismo se refiere, es la mano de obra calificada. Actualmente proliferan programas de formación a nivel universitario: masters, cursos de post-grado, etc., prometiendo cualificaciones y certificaciones en un tiempo record; con descriptivos superlativos que impresionan pero de poca consistencia y profesionalismo insuficiente. Quizás buen negocio para los que los realizan. El turismo y lo básico de este, la hotelería y la restauración, así como algunas otras actividades connexas, no son de nivel universitario. No todos pueden ser directores de hotel o de empresas turísticas. ¿A quién le importa saber las estadísticas de destinos turísticos o cuál es el desarrollo turístico en las antípodas? Más bien se necesitan recursos humanos con actitud positiva, orientados hacia el servicio a los clientes, dedicados a realizar trabajos específicos más manuales y cercanos a los clientes. En ello falla la educación profesional española. Si analizamos porqué Suiza, Alemania y Francia están en los primeros lugares de competitividad turística, nos encontraremos con que la formación es más realista; más acorde con las necesidades. Además de otros, hay miles de aprendices de cocina, de camarero, de barman, de botones o de gobernanta, que siguen siclos formativos de especialidades específicas, necesarias a esta industria. ¿En España, cuántos alumnos de post-grado en hotelería a nivel universitario han visto y saben como funciona una peladora de patatas o un lava-vajillas profesional? Sin embargo ello es importante para el funcionamiento económico en un hotel o restaurante de cierta importancia... ¡En la industria turística, mientras no se cambie de enfoque en la educación profesional no se ganará en competitividad!

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Alfonso Vargas8/03/2011 12:03:20

Totalmente de acuerdo. El propio sector presionó en su momento para que todo "quisqui" fuera universitario, y ahora nos quejamos de una insuficiente formación profesional en oficios muy necesarios. ¿Qué sentido tiene tener grados y posgrados universitarios (incluidos doctorados) en tantas universidades, que son muchas? ¿A dónde van a parar esos titulados superiores y super-superiores, cuando en la mayoría de los casos no hablan ni idiomas con una fluidez razonable? A las universidades les vino (y viene) bien, porque el sistema sigue siendo netamente cuantitativo, en vez de cualitativo: prima la cantidad sobre la calidad: cuanto más alumnado universitario mejor, este sigue siendo el paradigma; no se selecciona (véanse las notas de corte para entrar), que entre quien quiera, da igual; y el profesorado, aunque de turismo no sepa más que por aquello de haber viajado alguna que otra vez, pues ya irá aprendiendo en los libros, eso no importa demasiado: las filias y las fobias por encima del mérito y la capacidad objetivable. Pero a la postre a la gente lo que le genera (en muchos casos, demasiados) es frustración, y al país pérdida de competitividad, como vemos, además de malgastar sus recursos, cada vez más escasos.
Con un buen master para especializarse en la empresa y el sector turístico hubiera bastado, en mi modesta opinión. Ahora tenemos un grado que en la mayoría de las universidades es un sucedaneo de administración de empresas, con algunos matices y remiendos que sirven de poco.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Carlos Gómez8/03/2011 21:03:19

No es algo que nos deba sorprender, las deficiencias de nuestro Sistema Educativo no son nuevas, pero no están en ninguna agenda política seria.

Sin embargo creo vuestras opiniones no son del todo acertadas. El problema mayor no está en la formación universitaria de Grado o de Postgrado, donde sin ser un ejemplo de competitividad hemos mejorado en los últimos años, aunque queda mucho por recorrer. Hay que tener en cuenta que en general la universidad ha entrado en los estudios de Turismo hace apenas 10 años, el doctorado es muy reciente y la oferta de postgrado es desigual en calidad. Los nuevos grados de 4 años siguen siendo en general generalistas con poca intensidad en la especialización, pero mejoran en términos generales las Diplomaturas. Además algunos Grados sí llevan un mayor nivel de intensidad, por ejemplo en Direccioón Hotelera, algo impensable hace pocos años.

Tampoco debemos suspender la Formación Profesional "reglada", con la nueva adaptación a las Cualificaciones Profesionales, también ha mejorado, aunque sigue manteniendo carencias. Sin embargo algunas titulaciones on bien valoradas.

La Formación Profesional para el Empleo (Ocupacional y Continua) prima en general más la cantidad que la calidad y es un modelo muy mejorable, aunque tampoco el problema más grave está en la Oferta sino en otros factores que ahora comentaré.

Donde el suspendo es estrepitoso es en la Educación Obligatoria (Primaria y Secundaria). Para empezar con un fracaso escolar tan insoportable como mínimo como el paro y donde la enseñanza de idiomas llega a niveles lamentables, generando una falta de competencias en este tema que afecta directamente a nuestra competitividad y no solo a la turística. Ello unido a un deterioro en elementos fundamentales (Valores / Educación) que hace que haya que reeducar a muchas personas que llegan a trabjar al sector en aspectos básicos (puntualidad, cortesía,...)

Pero tambien nos encontramos con que profesionales cualificados, con estudios realizados no sólo ne España sino que han aprovechado su tiempo estudiando fuera de España (Erasmus, Másters) que a costa de su esfuerzo y casi siempre el de su familia consiguen defenderse razonablemente en dos o tres idiomas, se ven confrontados con un sector que exige mucho y cuida muy poco a su Capital Humano, no sólo en el aspecto económico sino en otros muchos; por ejemplo ¿Cuántas empresas están dispuestas a apostar realmente por la mejora de la cualificación y la carrera profesional de sus empleados/as? ¿Cuántas están dispuestas a valorar la formación continua de sus trabajadores/as? ¿Cuántas en procesos de selección valoran profundizan en que el perfil profesional demandado coincida con cualificaciones profesionales acreditadas e incluso prefieren optar por personas con menor cualificación no sea que tengan demasiadas expectativas? ¿Cuántas potencian y poremian la innovación? Y, por último, ¿Cuantos altos empresarios y directivos del sector se preocupan por mejorar su propia cualififación profesional y están dispuestos a seguir aprendiendo y que su equipo crezca también aprendiendo y no se esconden en su "amplia experiencia"?

Cuando seguimos oyendo que hay que trabajar más y cobrar menos en bocas de especuladores -que no autenticos empresarios- y esa doctrina se consolida como verdad absoluta, sólo se puede recomendar honestamente a los más cualificados que se vayan a trabajar a donde les valores como profesionales y como personas.

Por últrimos no olvodemos los otros factores que alguine ha llemado "peaje país", como la dificultad para poner en marchaun negocios turístico, la Política y parte de la Administración al servicio de la clase política y sus corruptelas, las Entidades Financieras y su licencia de Corso, manteniendo privilegios incréibles mientras empresas y ciudadanos se desengran enviando al paro o al subempleo y a la economía sumergida a nuestros profesionales.

"País" que diría Forges...


00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Jesus9/03/2011 9:03:45

Pero no sólo es el sistema educativo, de por sí deficiente y sin que las luchas intestinas entre los partidos políticos le ponga solución. Se debe también a que medio ambientalmente nuestro entorno de sol y playa está muy deteriorado y la nueva oferta de turismo rural e interior no está bien puesta en valor. La verdad es que no se acaba de jerarquizar el sector. Después del hundimiento de la construcción el sector turístico debería ser la vía expedita para recuperar en PIB, y no lo está siendo. Por qué? pues como se ha discutido en esta comunidad otras veces, la crisis del turismo español comenzó mucho antes de la crisis económica española y aún continua.
En los destinos de sol y playa poca participación de públicos y privados en la reestruturación de los destinos. En las ciudades: guerra de precios entre los hoteleros como una consecuencia de la sobreoferta. En turismo rural, como se comenta en este mismo boletín, no se acaba de concretar una oferta bien estructurada. Si a esto le sumamos que la formación de recursos humanos es deficiente, que nuestros servicios están siendo dados por inmigrantes (que con deseos de trabajar no tienen la debida formación) y que no se invierte en su formación..... el resultado es esta caida de la competitividad.
Lo peor es que estos tenues pronunciamientos de nosotros en este espacio no llegan a la Moncloa y como decía Julio Iglesias......... la vida sigue igual

00 Más comentarios del lector Responder

Opinión Personal9/03/2011 15:03:00

No podría estar más de acuerdo con todas estas opiniones. Es totalmente cierto, y podríamos ahondar aún más, en la formación y capacitación de la gente que forma parte de nuestro sector.
Pero, quisiera también hacer una pequeña observación. Se habla que falta mano de obra calificada, perfecto! Ahora, habría que añadir que a muchos empresarios del sector no les interesa pagar sueldos que vayan acorde al nivel de mano de obra calificada que estamos hablando.
A muchos nos exigen másters, postrados, carreras universitarias, tres idiomas, y eso sí, a cambio de una retribución que "de calificada" tiene muy poco.
El tema es largo y complejo, la verdad.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.