Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Pedro Bravo Hernández23/02/2015 17:02:56

La apertura política entre Estados Unidos y Cuba pudiera significar un reordenamiento de los flujos turísticos en el Caribe, incluso más cuando de nuevas experiencias hablamos, teniendo en cuenta que ya hace más de 50 años que Cuba es, para los americanos, un misterio, y precisamente los misterios son los impulsores de experiencia turísticas potenciales, ¿Quién puede decir lo contrario?

Numerosas razones hacen pensar que las recientes conversaciones entre el gobierno de Obama y Castro que comenzaron con acciones políticas el pasado 17 de diciembre, prosigan con acciones de carácter mercantil y turístico, sobre todo porque Cuba es el destino de sol y playa por excelencia en el Caribe para Norteamérica, por su cercanía, extensión y recursos turísticos que la hacen auténtica.

El gobierno de Estados Unidos ha puesto sus intereses sobre la balanza de los beneficios comerciales y políticos, un tema pendiente en la agenda política internacional, sobre todo en un momento en que el mundo está cambiando a favor de la integración política regional, la conquista de mercados turísticos cercanos y el viaje generador de experiencia.

Nada, que parece ser que República Dominicana, Jamaica y Puerto Rico deberán reinventar sus productos para adaptarse al mercado norteamericano, porque la realidad es que el mapa turístico del Caribe va a cambiar más que nunca en cincuenta años, ¿Cuándo?, todavía está por verse, pero cuando el río suena...

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.