Comentarios 5

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Enrique Fernandez de Alarcón9/03/2006 9:03:00

Me solidarizo con la opinión de Gonzalo Diez. Una cosa es defender a los consumidores,cosa que nos parece muy bien desde las agencias de viajes y otra diferente es responsabilizarlas hasta del ataque de un animal marino a un turista. Creo que es una tactica de disparar y luego preguntar, muy acertada y justa, francamente penoso.

00 Más comentarios del lector Responder

Mario Sanchez Beistegui9/03/2006 10:03:00

Estoy totalmente de acuerdo con la opinión y actitud de Gonzalo Diez, siend oyo también socio de la OCU. Con el respeto que me debe esa organización, que en un par de ocasiones me yudó a resolver conflictos con AUNA y el Ayuntamiento, creo que hay una falta total de lógica y equidad en su comunicado.
Las agencias no podemos ser responsables de las actividades de riesgo o no que desarrollen durante las 24 horas del día nuestros clientes en un viaje contratado en nuestra agencia.
Que un animal marino lo muerda, que se cae por las escaleras porque bebio mucho o que lo roben cuando paseaba a las 4 de la mañana por la playa de Copacabana al borde de las olas, donde no llega la luz, con rolex de ororç, videocamara digital, pulsera de oro y "garota" acabada de conocer del brazo... son responsabilidades totalmente personales y ajenas a los servicios contratados, cuando no imprudencias temerarias.
Para riesgos hay seguros, y si no los quieren contratar es como el que se sube a un coche y no se pone el cinturón, demandar al fabricante del vehículo o al vendedor del mismo y alentar esa actitud esta fuera de toda lógica.
El resto me parece puro interés de lucarar y beneficiarse de una situación poco justa. Por cierto, hay que ver si la sentencia es firme, si no se recurre y el fallo final.

00 Más comentarios del lector Responder

Mario Sanchez Beistegui9/03/2006 10:03:00

Estoy totalmente de acuerdo con la opinión y actitud de Gonzalo Diez, siend oyo también socio de la OCU. Con el respeto que me debe esa organización, que en un par de ocasiones me yudó a resolver conflictos con AUNA y el Ayuntamiento, creo que hay una falta total de lógica y equidad en su comunicado.
Las agencias no podemos ser responsables de las actividades de riesgo o no que desarrollen durante las 24 horas del día nuestros clientes en un viaje contratado en nuestra agencia.
Que un animal marino lo muerda, que se cae por las escaleras porque bebio mucho o que lo roben cuando paseaba a las 4 de la mañana por la playa de Copacabana al borde de las olas, donde no llega la luz, con rolex de ororç, videocamara digital, pulsera de oro y "garota" acabada de conocer del brazo... son responsabilidades totalmente personales y ajenas a los servicios contratados, cuando no imprudencias temerarias.
Para riesgos hay seguros, y si no los quieren contratar es como el que se sube a un coche y no se pone el cinturón, demandar al fabricante del vehículo o al vendedor del mismo y alentar esa actitud esta fuera de toda lógica.
El resto me parece puro interés de lucarar y beneficiarse de una situación poco justa. Por cierto, hay que ver si la sentencia es firme, si no se recurre y el fallo final.

00 Más comentarios del lector Responder

Mario Sanchez Beistegui9/03/2006 10:03:00

Estoy totalmente de acuerdo con la opinión y actitud de Gonzalo Diez, siend oyo también socio de la OCU. Con el respeto que me debe esa organización, que en un par de ocasiones me yudó a resolver conflictos con AUNA y el Ayuntamiento, creo que hay una falta total de lógica y equidad en su comunicado.
Las agencias no podemos ser responsables de las actividades de riesgo o no que desarrollen durante las 24 horas del día nuestros clientes en un viaje contratado en nuestra agencia.
Que un animal marino lo muerda, que se cae por las escaleras porque bebio mucho o que lo roben cuando paseaba a las 4 de la mañana por la playa de Copacabana al borde de las olas, donde no llega la luz, con rolex de ororç, videocamara digital, pulsera de oro y "garota" acabada de conocer del brazo... son responsabilidades totalmente personales y ajenas a los servicios contratados, cuando no imprudencias temerarias.
Para riesgos hay seguros, y si no los quieren contratar es como el que se sube a un coche y no se pone el cinturón, demandar al fabricante del vehículo o al vendedor del mismo y alentar esa actitud esta fuera de toda lógica.
El resto me parece puro interés de lucarar y beneficiarse de una situación poco justa. Por cierto, hay que ver si la sentencia es firme, si no se recurre y el fallo final.

00 Más comentarios del lector Responder

Mario Sanchez Beistegui9/03/2006 10:03:00

Estoy totalmente de acuerdo con la opinión y actitud de Gonzalo Diez, siend oyo también socio de la OCU. Con el respeto que me debe esa organización, que en un par de ocasiones me yudó a resolver conflictos con AUNA y el Ayuntamiento, creo que hay una falta total de lógica y equidad en su comunicado.
Las agencias no podemos ser responsables de las actividades de riesgo o no que desarrollen durante las 24 horas del día nuestros clientes en un viaje contratado en nuestra agencia.
Que un animal marino lo muerda, que se cae por las escaleras porque bebio mucho o que lo roben cuando paseaba a las 4 de la mañana por la playa de Copacabana al borde de las olas, donde no llega la luz, con rolex de ororç, videocamara digital, pulsera de oro y "garota" acabada de conocer del brazo... son responsabilidades totalmente personales y ajenas a los servicios contratados, cuando no imprudencias temerarias.
Para riesgos hay seguros, y si no los quieren contratar es como el que se sube a un coche y no se pone el cinturón, demandar al fabricante del vehículo o al vendedor del mismo y alentar esa actitud esta fuera de toda lógica.
El resto me parece puro interés de lucarar y beneficiarse de una situación poco justa. Por cierto, hay que ver si la sentencia es firme, si no se recurre y el fallo final.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.