Comentarios 5

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Andres28/06/2009 17:06:00

Estimados señores:
Mi nombre es Andrés Gonzálvez de 56 años, casado dos hijos y Murciano hasta la cepa.
Actualmente estoy cobrando la ayuda familiar y buscando empleo, lleno de conocimientos, experiencias comerciales y empresariales y con mínimas posibilidades de encontrar trabajo entre otras cosas por la edad, porque la edad y la experiencia ahora no son un plus, restan y mucho.

Tengo una idea de negocio de hostelería tipo Taberna-Ventorrillo decorado con parte de mi colección de antigüedades (50 a 60 m2. aprox.) está construido y funcionó en su momento, con mucha vegetación y porche para mesas (pocas) en primavera-verano con precios muy económicos y con gastronomía de nuestra tierra, para poder salir adelante "sin grandes pretensiones" y al mismo tiempo sin gran desembolso económico para minimizar el riesgo, en un paraje encantador y muy murciano, pues creo tengo muy buenas manos para la cocina y estoy seguro que funcionaría (no puedo dar más detalles pues lo estoy estudiando detenidamente y las paredes tienen oidos) NECESITO ORIENTACION PROFESIONAL Y UN POCO DE AYUDA FINANCIERA, para llevar a cabo la citada idea.

No se si este es el camino para ponerme en contacto con Uds., si es así disculpenme y POR FAVOR diganme que pasos debo de seguir.

Con las gracias anticipadas, reciban un cordial saludo


Andrés Gonzálvez

P.D. No se si los de 56 años podemos ser EMPRENDEDORES mi familia, mis amigos y yo personalmente creemos que si. Muchas Gracias

00 Más comentarios del lector Responder

Oriol Miralbell21/01/2009 10:01:00

Probablemente sea una estrategia de marketing que llegue a tener resultados efectivos pero esconde riesgos muy importantes en lo que se refiere a falta de transparencia de los valores de los servicios. Pensar que, por ejemplo, el alojamiento sea gratuito, mientras que lo que se pague sean los definidos (por quién y bajo que criterios objetivables?) "valores importantes" para el turista, como las excursiones u otros servicios, que hasta hace unos años se consideraban complementarios de los servicios básicos, puede resultar engañoso tanto para el empresario como, y muy importante, para el consumidor.
Es justo que el consumidor conozca el valor de los servicios que recibe porque este valor se comunica en toda la cadena y dignifica tanto a las personas que producen el servicio, como a los que lo venden.
Otra cosa, es que además, la normativa permita o no que los hoteles se erijan en agentes de viajes.
El sector turístico necedita que los diferentes subsectores colaboren entre ellos para poder crear, con mayor flexibilidad, productos "customizados", es decir "a medida". Ya lo decía Auliana Poon en 1993 y hasta hoy sigue siendo una estrategia útil. Otra cosa es que pretendamos hacer saltos dentro de la cadena de valor que desvaloricen los productos "básicos" en favor de otros, con el sólo fín de mejorar las ventas.
Creo que quizas habría que estudiar esta estrategia con parámetros mejor adaptados al turismo. Como muy bien dice el autor del artículo, a través del "pensamiento lateral".

00 Más comentarios del lector Responder

CARLO TADEL21/01/2009 16:01:00

Cuidado con los inventores de la sopa de ajo. esa estrategia se ha utilizado desde que existe el comercio. Ejemplos los que querais: en los antiguos cafés el agua se regalaba si se pedía un café, pero no se podía pedir agua gratis sin pedir café. Cuando en una tienda de electrodomesticos nos dicen que el transporte es gratuito, se da por hecho que ya nos lo cobran en la lavadora que hemos comprado, sin embargo no nos traerán a casa gratis una lavadora que me regal mi amigo que vive, justo al lado del esa tienda. Quiero decir con eso que la gente ya sabe los que es gratis y lo que no lo es. Centrándonos en el turismo os pongo sólo un ejemplo. las excusiones de los llamados "manteros". Son gratis, efectivamente, pero a cambio de una buena dosis de paciencia en las reuniones para venderte un producto. Si encima caes en la compra, fijate la gratuidad...

00 Más comentarios del lector Responder

CARLO TADEL21/01/2009 16:01:00

Cuidado con los inventores de la sopa de ajo. esa estrategia se ha utilizado desde que existe el comercio. Ejemplos los que querais: en los antiguos cafés el agua se regalaba si se pedía un café, pero no se podía pedir agua gratis sin pedir café. Cuando en una tienda de electrodomesticos nos dicen que el transporte es gratuito, se da por hecho que ya nos lo cobran en la lavadora que hemos comprado, sin embargo no nos traerán a casa gratis una lavadora que me regal mi amigo que vive, justo al lado del esa tienda. Quiero decir con eso que la gente ya sabe los que es gratis y lo que no lo es. Centrándonos en el turismo os pongo sólo un ejemplo. las excusiones de los llamados "manteros". Son gratis, efectivamente, pero a cambio de una buena dosis de paciencia en las reuniones para venderte un producto. Si encima caes en la compra, fijate la gratuidad...

00 Más comentarios del lector Responder

CARLO TADEL21/01/2009 16:01:00

Cuidado con los inventores de la sopa de ajo. esa estrategia se ha utilizado desde que existe el comercio. Ejemplos los que querais: en los antiguos cafés el agua se regalaba si se pedía un café, pero no se podía pedir agua gratis sin pedir café. Cuando en una tienda de electrodomesticos nos dicen que el transporte es gratuito, se da por hecho que ya nos lo cobran en la lavadora que hemos comprado, sin embargo no nos traerán a casa gratis una lavadora que me regal mi amigo que vive, justo al lado del esa tienda. Quiero decir con eso que la gente ya sabe los que es gratis y lo que no lo es. Centrándonos en el turismo os pongo sólo un ejemplo. las excusiones de los llamados "manteros". Son gratis, efectivamente, pero a cambio de una buena dosis de paciencia en las reuniones para venderte un producto. Si encima caes en la compra, fijate la gratuidad...

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.