Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Carlos Felipe26/02/2009 10:02:00

Estimado César,
Por lo corto del espacio, trataré de ser lo más breve posible.
La "temible deflación", no se produce cuando el cliente espera a última hora para consumir. La deflacción se produce por otras situaciones económicas mucho más complejas. Se produce cuando hay falta de demanda, no cuando la demanda espera (como es el caso que planteas).
En el entorno mundial, del cual no podemos escapar, ha habido 2 factores básicos que han apoyado la bajada de precios, la fuerte caída del precio del petróleo y de los tipos de interés. Ha ello se ha unido el fuerte descenso en los precios inmobiliarios, no sólo en España, sino en todo nuestro entorno (siendo nuestro país el de menor descenso).
Al sector turístico se nos ha criticado, hace pocos años por ser causante de inflación, y ahora (según das a entender) por provocar el efecto contrario.
Me parece sencillamente inaceptable extender y globalizar tu comentario, como hoy en día hay muchos, dando a entender que las empresas y directivos hoteleros "no sabemos gestionar", pero que en Renfe lo hacen muy bien. Felicidades.
Nuestro entorno es mucho más complejo que eso. Dependemos de la situación en muchos países (Reino Unido, USA, Alemania, Francia,...), donde la situación no es mucho mejor que la nuestra. Dígaselo a los ingleses que sigan viniendo con alegría a España, cuya bajada de la libra respecto al euro ha llegado a la paridad.
Pero también, dígaselo al Corte Inglés (como ejemplo), con rebajas del 70%, o a los cientos y cientos de pequeños comercios. No he leído ni escuchado a nadie que hiciera gestión de Revenue Management hacia Los fuertes descuentos del Corte Inglés, o de Carrefour, o de Eroski. Tampoco cuando por 20 euros te podías ir un fin de semana a París o Londres en avión en líneas aéreas con pérdidas multimillonarias.
Claro, que en el sector hotelero español, siendo motor importantísimo de la economía española, lo "hacemos muy mal". Cuando es al alza, porque subimos, y cuando es a la baja, porque bajamos.
Los hoteleros ajustamos precios (con criterio, lo puedo asegurar) a una demanda muy incierta y con muy poca confianza en la situación económica actual, esperando que se recupere. Estamos seguros de nuestra fortaleza y de nuestra importancia para la economía. Somos generadores de empleo, de riqueza, de bienestar. Somos un sector tremendamente dinámico y con una alta capacidad de reacción. Pero también somos conscientes de esta situación de crisis e incertidumbre mundial.
Saludos

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.