Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

IVI14/03/2009 16:03:00

(copio otra vez, cuando os canseis de borrarlo me cansare de copiarlo)
A mi si que me parece dudosa la gestión de este señor, (lo de señor es por no llamarlo de otra manera...)

Vean las verdades de Iberia que se publican en un medio especializado:
(aver si esta vez no me lo borran, donde esta la libertad de expresión...???)

http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=9578&NotDesignId=4

IBERIA, ¿ETICA DE BANDERA?

Tamerlán/Aviaciondigit@l


Internet tiene algo que me fascina, y es su capacidad para desnudar a mentiras y mentirosos. A este coto aún desregulado no han llegado de manera apabullante las tijeras censoras de los poderes económicos que dominan la información a demanda del que paga. Si uno se molesta en rascar un poquito encuentra valiosos oasis que desdicen contundentemente la verdad oficial que pregonan los ojos, bocas y papeles al servicio de quien los financia.

Iberia, antigua aerolínea de bandera cuyos directivos parecen haber renunciado a la ética como enseña. Empecé a fijarme en Iberia a través de los chascarrillos de alguna amistad que tengo en el sector, y ya más decididamente en Diciembre, a cuenta de los follones que protagonizó por un presunto conflicto laboral que renuncio a analizar por carecer de datos. Aunque visto lo visto, la verdad oficial sobre él me empieza a oler a podrido también.

Me descoloca la falta de correspondencia entre lo que dicen los medios de comunicación y la realidad, y todavía más el entreguismo de unos informadores que aceptan (seré benévolo) que les engañen sin siquiera comprobar el gol que les meten. Por no ser exhaustivo en los titulares, resumiré apuntando que la prensa ha sido más o menos unánime en decir que el Presidente de Iberia se ha bajado el sueldo. No es cierto, se lo ha subido.

La mayor parte de la información que he usado para escribir este artículo la proporciona la propia Iberia. Pueden encontrarla aquí, en el resumen que la propia compañía hace del ejercicio 2008.

En Aviación Digital han podido ya leer acerca de la subida de sueldo del Presidente de Iberia, 120.000 euritos de nada. Pero si nos fijamos en el resto de los directivos, página 70, vemos, en el apartado "Retribuciones a la Alta Dirección":

En 2007 2.790.000, en 2008 3.273.000 euros. Subida del 17%. El número de integrantes en la Alta Dirección es el mismo en 2007 que en 2008 (pag.64). La compañía también usa la mentirijilla de las opciones sobre acciones como argumento en el que se apoya la presunta bajada salarial.

El 11 de Agosto, el diario electrónico "El Economista", publicaba:
"Los administradores de Iberia no han gozado de retribución variable, pero a cambio han incrementado un 27 por ciento el sueldo fijo y han aumentado también significativamente las dietas por su asistencia a las reuniones del consejo. En total, los representantes del máximo órgano ejecutivo de la aerolínea que preside Femando Conte ganaron durante el primer semestre del ejercicio un total de 855.000 euros, lo que supone 152.000 euros más respecto al mismo periodo del año anterior. La subida de los salarios llama especialmente la atención si se tiene en cuenta que el beneficio de Iberia ha caído un 67 por ciento durante ese mismo periodo, hasta 20,74 millones de euros y que sus ingresos operativos están estancados en 2.690 millones de euros"

Las opciones sobre acciones son, sin duda, una forma de retribución, pero una de sus peculiaridades se encuentra en que se apoyan en un futurible. Nadie garantiza su valor, ni lo conoce, hasta que se ejecutan. No siempre resultan interesantes, menos aún en estos tiempos en los que la renta variable (y la acción de Iberia también) es claramente bajista. Decir que uno se baja el sueldo porque renuncia a un pago que se basa en una hipótesis, mientras se sube el resto de los conceptos un 17% es de un cinismo estratosférico. Además, no es querer o no, es que el plan de opciones sobre acciones especificaba que llegaba a su término en 2008. Es decir, que la "bajada" estaba prevista. Pero es que además, creo que es necesario mirar a la otra parte de la moneda: los trabajadores. Los empleados de Iberia han estado con el salario congelado desde el año 2005.

Merced a convenios posteriores firmados con algunos colectivos se han recogido pequeñas subidas, con un monto máximo del IPC publicado, que ni incluyen todos los años de congelación, ni recogen los atrasos correspondientes. Todo esto ha venido ocurriendo en años de beneficios históricos para Iberia. Es decir, que los señores directivos de Iberia han ahorrado un pastón en costes salariales, pero esos ahorros han sido detraídos de la cartera de sus trabajadores. O sea, que los que siempre ganan han ganado cuando tocaba ganar, y no están perdiendo cuando toca perder. Esta es la ética empresarial que ha contribuido decisivamente a conducirnos a una crisis que se ha desatado cuando el repleto saco de algunos ha reventado, esparciendo su inmundicia moral sobre todos. En otros países se viene vigilando estrechamente el comportamiento de los gestores empresariales, precisamente para evitar situaciones como ésta. España vuelve a ser diferente, a nuestro Gobierno se le llena la boca de palabras grandilocuentes que luego no son correspondidas con hechos y la prensa entregada publica sin rubor que Fernando Conte se ha bajado el sueldo.

Hay más. Estos magos de las finanzas a costa del prójimo también tienen contratos blindados, aunque esos son más difíciles de encontrar. No ocurre así en su futuro socio, British Airways. Si pinchan aquí encontrarán toda la información corporativa de la aerolínea británica, incluido el contrato de Willie Walsh, que es público. Transparencia contra ocultismo. Y las distancias abarcan más aspectos. BA ha propuesto la renuncia a "bonus" de sus directivos, Iberia no. BA ha recortado puestos directivos, Iberia sólo recorta empleados. Tenemos mucho que aprender, me temo.

Como colofón, el asunto "Vueling- Clickair". En 2006 Iberia comenzó el abandono del aeropuerto de Barcelona, entregando paulatinamente su producción a un aerolínea de Bajo Coste de creación propia, "Clickair", a la que surtió de aviones (que desaparecían de la flota de Iberia) servicios de mantenimiento y asistencia aeroportuaria. Hoy, es ciertamente difícil comprar un billete de Iberia con origen Barcelona y no ser embarcado en un avión de "Clickair". Como es lógico, la disminución de producción ha traído aparejada la merma del trabajo que realizan los empleados de Iberia. Los de vuelo porque ya no vuelan en aviones que no pertenecen a su compañía. Los de tierra porque han sido segregados a compañías de "handling" distintas de Iberia (recuérdese la invasión de las pistas de El Prat en el verano de 2006, por ahí vino la cosa). Con la fusión "Vueling- Clickair", y la entrada de Iberia como accionista de referencia, nada hace pensar que la intención de Iberia no sea seguir deslocalizando sus vuelos a favor de la nueva empresa, dejando sin trabajo progresivamente a la matriz, y por lo tanto a sus empleados (los de la congelación salarial) muchos de los cuales tendrán que optar muy posiblemente, y no tardando, entre rescisiones de contratos o pase a subcontratas con peores condiciones. La jugada es vieja, y está muy vista. Nada original.

Sirva como inciso que uno no ve la operación como muy brillante. Según los datos de la propia Vueling aportados a la CNMV, se apunta (por la jeta) en la cuenta de beneficios un crédito fiscal de 47, 1 millones de euros que sumado/restado a los 38,6 millones de pérdidas, dan: 8,5 millones de…¡beneficios! El periodista ingenuo lo publica, "Vueling obtiene beneficios de 8,5 millones". Ancha es Castilla.

Además, la inversión de Iberia en el tema supone, según el documento referido, (página 45) 4 millones en acciones ordinarias y 76 millones en privilegiadas (53 millones en 2008), lo que totaliza 80 millones. A ellos se suman en este año 2009, una ampliación de capital suscrita por Iberia de 21 millones más y la compra de las acciones de 3 socios, otros 12 millones. La cantidad total invertida por Iberia en "Vueling- Clickair" es de 113 millones de euros, para hacerse con algo menos de la mitad de algo que, hoy en Bolsa, vale 70 millones de euros. Un exitazo.

Por supuesto, uno no es quien para enjuiciar decisiones empresariales de los gestores de una sociedad, por mucho que tenga su opinión, pero es que hay algo que chirría. Según el propio Presidente de la compañía, Iberia ahorró este año 123 millones de euros en costes salariales (las congelaciones aludidas a los empleados). Es decir, que este tipo se sube el sueldo 20 millones de las antiguas pesetas, se lo infla a sus conmilitones, congela el salario a sus empleados por valor de 123 millones de euros y coge 113 de los 123 para invertirlos en un proyecto empresarial que acabará poniendo a muchos de esos trabajadores en la calle. ¡Una joya! Lo que es lo mismo, la Dirección de Iberia está cavando la fosa laboral de sus empleados, y cargándoles la factura a cuenta de sus salarios.

Este tipo de cosas inadmisibles ocurren en España, cuyos contribuyentes sufragan expedientes de regulación de empleo de ésta y otras empresas que dan beneficios año tras año para aprovechamiento exclusivo de sus gestores. Sociedades con directivos que se lo han conseguido montar para ganar siempre, no perder nunca y ponerse a silbar cuando se pide la cuenta, para que sean otros los que paguen. Todo esto es público, por mucho que no coincida con lo publicado, y que se admita supone un llamativo signo de la obscenidad, el cinismo y la ignominia que se ha adueñado de gran parte de la vida empresarial de este país. Obscenidad tolerada por quienes pueden acabar con ella, y no lo hacen.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.