Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

kierkegaard.turism2/10/2009 16:10:00

Qué tiempos aquellos cuando Hesperia se las prometía felices. Aquellos días de vino y rosas cuando acogidos por el optimismo del mercado, se hacían sueños de gloria y de grandeza, por objetivos mayores. Entonces se decía que "el pez chico se iba a comer al pez grande" Y, sin embargo, a pesar de los sueños y la gloria, Hesperia hizo cosas bien: con lo mismo que muchos crearon una buena imagen de marca, y sigue siéndolo, pero en un mercado más difícil e ingrato.
Así que, la abundancia, mezclada con sueños, confunde. Como lo hace el mercado. "Aquél" que decía que había que invertir, y que había que crecer por que sí. Y el crecimiento trajo la deuda, y la deuda, cuando llegó este momento, no se podía pagar. Pero quien esté libre de pecado que tire la primera piedra…
Le deseo suerte a Hesperia.
Aunque tengo una amiga, en NH, que dice que si la fusión ha sido debido a que en Hesperia están "con el agua en el cuello" y que les han venido a rescatar. Claro está, que mi amiga, es también la misma que dijo que Belén Esteban será la próxima candidata al premio Nobel de literatura.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.