Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Oriol Miralbell6/05/2010 10:05:00

Es comprensible la reacción del empresariado hotelero de Santiago, y recuerda mucho la del de Barcelona antes de los Juegos Olímpicos. El fracasado desembarco de Hilton en Barcelona (cuyo edificio se había construído en los años 70) supuso el retraso del posicionamiento de Barcelona en las guías internacionales de Turismo en caso 2 décadas.
Competir no es morir, aunque haya empresarios que les guste la \"autocracia\". La propuesta de Ros parece que pretende abrir Santiago a un mercado internacional, más allá del Camino de Santiago.
Existen clientes que no van a destinos donde no existan hoteles de grandes cadenas internacionales. Son clientes que pagan mucho y pueden escoger libremente donde hacer sus convenciones o sus reuniones.
Con todos mis respetos veo que falta lo que los italianos llaman \"aggiornamento\"!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.