Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Gani5/07/2010 13:07:00

UN ERE PARA MARSANS

El cuento continúa...

El zorro, tumbado sobre el techo del gallinero, reflexiona sobre el siguiente movimiento en la operación \"salvar las empresas\". Tiene que deshacerse de los animales de carga, burros, mulas, bueyes, caballos de tiro, etc (trabajadores de la cadena de producción). Sabe que esto no será ningún problema, se lo comunicará a los cerdos (sindicalistas), que en su momento díscolos y belicosos, ahora, bien cebados, son bastante \"colaboracionistas\", los de tropa pueden ser utilizados para controlar, incluso apalear, a sus compañeros de la cadena (metro de Madrid), los privilegiados (jefes y liberados) ni siquiera aparecen por la granja, se pasan el día en las dehesas hozicando o comiendo las bellotas que caen de las encinas (subvenciones). Es posible que al principio hagan algo de ruido, pero el zorro sabe que despues de unas carreras, gruñidos y apelotonamiento entre ellos, volveran al pesebre, para despues de comer rebozarse en las charcas de barro y escrementos que tienen en la granja (por descuentos en Talaso Terapias y Spa´s), son conscientes de que los últimos en dejar de sustentarse de la cadena serán los de su especie.
Los gallos del corral (políticos), bastante ocupados estan peleandose entre ellos todo el dia y buscando los suculentos gusanos que les proporcionan los colaboradores del zorro y Cía.
En cuanto al resto de depredadores (mayoristas, cadenas hoteleras, grandes redes, alguna M-M, etc.) no dirán esta boca es mía, odian al zorro pero saben que es necesario, aunque solo sea como ejemplo de buen hacer en el mantenimiento, limpieza, cuidado y defendensa de un gallinero (activos), para su posterior desplume, ellos en estos menesteres son bastante básicos y zafios.
El zorro podría sufragar los gastos de \"descolocación\" de los animales de carga con unas gallinas, no dañaría apenas el patrimonio avícola, pero pedirle que pagase sería como decirle al escorpión que no se pique con su propio aguijón porque morirá, de la misma forma que el escorpión muere por imperativo genético, el zorro no paga por principios, de hecho ya controla toda la granja sin haber desembolsado un maravedí. Tambien sabe que los costes de deshacerse de los animales de carga esta previsto en FOGASA´S, INEM´S, prorrogas de subsidios, etc. Los animales tendran su sustento y al principio, desorientados, estas ayudas les haran creer que siguen siendo útiles, cuando se acaben ya será tarde y deambularán por el campo, fuera de la granja, sin rumbo fijo ni metas que cumplir.
De repente el zorro sale de sus reflexiones, fija su mirada en una esquina del corral, tensa los músculos como el acero de una ballesta, y sin apartar la vista del mismo punto, salta felinamente plantandose como un rayo ante dos raposas (mayoristas) que, valiendose de un Interdicto Judicial, estan tratando de apartar dos gallinas del resto, el zorro, fuera de sí, les grita ¡ perras insolidarias !,
¡ bastardas egoistas !, yo devanandome los sesos para salvar el gallinero y vosotras pactando acuerdos a mis espaldas, ¡ de esto se enterará el raton ! (IATA administrador concursal), y sigue enseñando los dientes y gesticulando con los brazos y piernas grandemente, hasta que las raposas abandonan las gallinas y se ván rumiando su descontento. El zorro, despectivamente, levanta una pata y orina sobre el carrito que trajeron las raposas para el transporte de las gallinas (Activos).

Continuará...

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.