Ha llegado el cliente al hotel, y ¿ahora qué?

Un post de Ricardo Moreno, en Hoteles y alojamientos

27 de Enero del 2017

0

Un mercado cada día más competitivo, globalizado, exige que los hoteles adecúen sus canales de distribución y compitan permanentemente con tarifas que les permitan porcentajes de ocupación altos, pero cuyo rendimiento global resulta ser cada vez más ajustado.

Es decir, compiten e incrementan en algunos casos ocupaciones, porque tienen canales más amplios que difunden el producto, pero a costa en ocasiones de costes de distribución más altos, inversiones tecnológicas y reducción de márgenes.

Es aquí donde, una vez obtenido el cliente, delante del recepcionista realizando el check in, el hotelero se pregunta, ¿y ahora qué?, ¿cómo puedo hacer para rentabilizar más esta venta?

Un restaurante, cafetería, un servicio de spa, gimnasio, fisioterapia, una habitación superior, e incluso convenios con negocios ajenos al hotel, pueden resultar elementos determinantes para que el hotelero rentabilice de una forma más adecuada su venta y mejore su imagen con servicios añadidos.

Surgen empresas de up-selling que realizan una labor muy útil a la hora de analizar y proponer planes de acción en este sentido, aplicaciones que ofrecen una información adicional que fideliza a los clientes en un destino y, por supuesto, un hotel y herramientas tanto para unos como para otros donde difundir estas acciones como las pantallas digitales y los canales corporativos.

Todo ello irá ganando un espacio cada vez más amplio y valioso, como contrapeso a la feroz guerra por atraer al cliente.

Pero cuando el cliente llega, ¿qué hacemos con él?:

Ofrece servicios y valor añadido, fideliza y, de paso, recupera rentabilidad.

@Rmorenobl

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.