Diario 5434 21.11.2018 | 12:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Economía

Plan estratégico a largo plazo: asignatura pendiente del turismo madrileño

11 mayo, 2015 (18:40:56)

A las puertas de una nueva cita electoral, que tendrá lugar el próximo 24 de mayo con motivo de las elecciones autonómicas y municipales, la Asociación Española de Profesionales del Turismo (AEPT) ha organizado un nuevo foro de debate para conocer de primera mano los programas de las diferentes fuerzas políticas en materia turística. Con la participación del Partido Socialista (PSOE), representado por Carlota Merchán; el Partido Popular, por Almudena Maíllo; Izquierda Unida (IU), por Eulalia Vaquero; Unión, Progreso y Democracia (UPyD), por Loreto Ruiz de Alda; Ahora Madrid, por Jorge García Castaño; y Ciudadanos, a través de Sofía Miranda, la cita se desarrolló ayer en el Hotel Princesa de la capital.

Moderado por el Director General del Grupo RV EDIPRESS, Fernando Valmaseda, el encuentro contó también con la participación del Presidente de la AEPT, Andrés Encinas, quien brindó la colaboración de esta organización de profesionales del turismo a todos los ponentes, “con el afán y el deseo de contribuir en todo lo que pueda significar una mejora para el sector turístico en Madrid”.

Tras una introducción en la que los aspirantes expusieron las líneas generales de sus expectativas y proyectos en materia turística, el auténtico debate comenzó con la introducción de temas controvertidos, como el diseño de una ‘marca ciudad’ para Madrid. Un aspecto que algunos, como el PP, no consideran necesario ya que, según Almudena Maíllo, “la falta de un único símbolo es una riqueza en sí, la hospitalidad del madrileño es la marca más fuerte de Madrid”. En este mismo sentido, Sofía Miranda apostillaba: “no debemos renunciar a un Madrid de consumo, de deporte, cultura, educación o diversión. No renunciemos a nada, segmentemos los mercados y ofrezcamos a cada uno lo que quiere”.

En la postura contraria, Loreto Ruiz de Alda argumentaba que contar con una marca “no significa renunciar a la diversidad. En un mundo sometido a 140 caracteres y en el que la imagen es básica, disponer de una que nos identifique es sumamente importante”. Carlota Merchán, por su parte, reconocía la “dificultad” de encontrar ese símbolo, y apostaba “por la potencialidad de Madrid como capital del estado y como capital del español y la cultura hispana, así como por su papel como gran puerta de entrada de viajeros desde América Latina”.

Vinculado a esto, los políticos abordaron también la reputación de la que actualmente goza Madrid, que es “muy positiva”, en opinión de la representante del Partido Popular, actualmente en el Gobierno tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad Autónoma. Así, Almudena Maíllo afirmaba que “con un 90% de viajeros que declaran que volverían, según nuestras estadísticas, Madrid es una ciudad abierta a nuevos proyectos, que no tiene miedo de pensar en grande”. A lo que rebatió Carlota Merchán, del PSOE, confrontando una imagen de la ciudad “segura, pero percibida por el turista en cierta decadencia, sucia y apagada”.

En opinión de la representante de IU, “el problema es que se ha caminado muy deprisa hacia el lugar equivocado, con proyectos como la candidatura de los Juegos Olímpicos, que nunca llegaron y ahí quedan las infraestructuras; o la construcción de demasiados hoteles debido a la desregulación, para los que no hay suficiente demanda”.

De hecho, la necesidad de diseñar un plan estratégico a largo plazo, con acuerdo entre partidos políticos y con la vista puesta más allá de legislaturas de cuatro años, fue un aspecto que surgió en numerosas ocasiones a lo largo del acto, un aspecto con el que todos los participantes se mostraron comprometidos, especialmente ante requerimientos de los profesionales participantes.

Otro intenso debate se suscitó en torno a la necesidad o no de adoptar una tasa turística, como ya se hace en otras ciudades europeas y españolas. Se trata de una medida que solo lleva de forma explícita en su programa IU, cuya representante manifestó que “si queremos mejorar la formación, la cualificación, la promoción o la atención al turista, debemos destinar más dinero. Y creemos que si el turista ve reflejo de esta tasa en los servicios que recibe, no tendrá problema en abonarla”. El candidato de Ahora Madrid, Jorge García, admitió que, si bien no se contempla estrictamente en su programa “estamos abiertos al debate, siempre que se entienda la tasa no para recaudar sino vinculada a la promoción, especialmente en el exterior”.

También abiertos al debate se mostraron los candidatos de PSOE y Ciudadanos. En el extremo opuesto se situó UPyD, para quien “consideramos que ya pagamos demasiados impuestos, lo que debemos hacer es gestionar mejor los recursos públicos”. Tampoco el PP ve adecuada la aplicación, especialmente ante ejemplos como puede ser Baleares, donde ya se ha retirado.

Preguntados sobre sobre la segmentación de mercados, y si se debe priorizar la llegada de unos turistas sobre otros, la representante del PSOE aseguraba que “los grandes eventos culturales son los que mueven el grueso del turismo en Madrid, pero hay que hacer un trabajo importante de fidelización, por ejemplo en el caso del turismo LGBT, que gasta un 40% más que el resto de turistas pero al que luego castigamos sin conciertos, como ocurrió en las pasadas fiestas del Orgullo Gay”. En este sentido, todos los candidatos manifestaron la necesidad de conciliar intereses del sector turístico y los ciudadanos, que en palabras de Carlota Merchán, “se lograría incardinando el turismo en el día a día de la ciudad, en la vida de sus ciudadanos”.

Para Loreto Ruiz de Alda, la clave en la segmentación es la colaboración público-privada, “especialmente en lo que tiene que ver con la promoción exterior, donde solo las instituciones tiene recursos para llegar”. Además, añadió, “es fundamental el uso de nuevas tecnologías, buscando nuevos prescriptores como pueden ser los bloggers, y la multicanalidad”.

Frente a la estacionalización del turismo en la capital, percibida por todos los grupos como un problema, las propuestas más repetidas pasan por la cultura y por la “creación de eventos culturales y el incremento de pernoctaciones imaginando nuevas fórmulas y actividades que hagan al turista quedarse más días” en caso de IU; “aprovechando la situación de Madrid como punto de conexión de la red AVE para crear propuestas” (PP); o “atrayendo un turista más internacional en verano, ya que el nacional busca el ‘sol y playa’” (Ciudadanos).

Preguntados por la falta de cualificación y formación, entendida por todos los participantes en el debate como un problema, las soluciones apuntan hacia la incorporación de idiomas como aspecto básico, no solo entre los profesionales sino en la ciudad (página web, señalética, etc.), el reciclaje continuo de los formadores, la incorporación de nuevas tecnologías o el fomento y acompañamiento de pymes y emprendedores. Algunos, como IU, PSOE y Ahora Madrid también señalaron la necesidad de una formación muy orientada al empleo, así como la importancia de cuidar a los profesionales en el sector turístico, con retribuciones justas y freno al intrusismo.

Ante preguntas del público, los candidatos debatieron también sobre aspectos como el alquiler de pisos turísticos, cuya regulación preocupa al sector, y se mostraron en conjunto proclives a conjugar los derechos de los ciudadanos con la legalidad vigente acerca de la competencia desleal y la fiscalidad.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.