Diario 5428 14.11.2018 | 16:48
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Hoteles y Alojamientos

El Mundial se vive a lo grande en el Sallés Hotel & Spa Cala del Pi

10 junio, 2018 (08:32:13)

A pocos días de que arranque el Mundial de fútbol es bueno ir buscando acomodo en un ‘palco’ desde el que contemplar a lo grande el mayor espectáculo del mundo futbolístico. Un evento que sólo puede disfrutarse cada cuatro años y que merece el mejor de los escenarios. Como el que ofrece el nuevo y versátil cocktail-bar Orígens del Sallés Hotel & Spa Cala del Pi 5*, en el corazón de la Costa Brava. Su inmensa pantalla de 4,10 metros de largo por 2,30 de ancho es ideal para no perder detalle de los partidos televisados. Nervios, tensión, pasión, ilusión…sentados relajadamente y disfrutando de una copa o combinado. Y terminados los partidos, el mejor sitio para comentar las incidencias es desde las terrazas del hotel, contemplando el Mediterráneo.

No todo el mundo puede tener el privilegio de presenciar en vivo el Mundial de fútbol 2018 de Rusia, que arranca el próximo 14 de junio. Pero sí de disfrutarlo en directo y a lo grande, pendientes de todos los detalles que muestran las numerosas cámaras de televisión en cada uno de los campos. Para ello, basta con elegir el lugar más apropiado y asegurarse acomodo en el mejor ‘palco’ posible, para seguirlo sin perder un ápice de pasión… pero de la forma más relajada.

Para ello se requiere, ante todo, de una gran pantalla y un espacio confortable, como el que ofrece el Orígens, el nuevo y versátil cocktail-bar del Sallés Hotel & Spa Cala del Pi 5*, en la localidad de Platja d’Aro (Costa Brava-Girona). Inaugurado en marzo de este año, Orígens tiene su salón de 180 m2 presidido por una gran pantalla televisiva de 4,10 metros de largo por 2.30 de ancho. La mejor ventana a los campos de Rusia donde, durante un mes, se disputarán un total de 64 partidos, incluida la gran final del 15 de julio, en la que todos deseamos que esté presente la Selección española, para reeditar el triunfo alcanzado en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Un Mundial es el mayor espectáculo del mundo futbolístico, que acontece solo cada cuatro años; de ahí la importancia de elegir bien el lugar donde verlo y disfrutarlo. Y Orígens es ideal para ello pues, además de su gran pantalla, ofrece una excepcional acústica en todos sus rincones y también una visibilidad perfecta. Y para saborear mejor los partidos, nada como una buena copa, como la de su servicio de coctelería que es de lo más variado. Desde el clásico Manhattan al refrescante Mojito pasando por el Dry Martini, Bloody Mary, Margarita, Daiquiri, Caipirinha, Pinya Colada, Tequila, Whisky Sour, Alexander, Cosmopolitan o un Cocktail Cava Gimlet; cualquiera de estas opciones es ideal para acompañar las apasionantes sesiones balompédicas.

Y para quien se le haya despertado el apetito y quiera un picoteo con una cerveza o una copa de vino, Orígens también presume de una completa oferta gastronómica, con tapas como Patatas bravas romescadas con bacon o Mini croquetas de jamón ibérico, o sabrosos sandwichs, como Hamburguesa trufada con cebolla y queso cheddar o Wrap de salmón ahumado con crema de queso.

La decoración es otro de los motivos para seguir en directo el Mundial de fútbol en Orígens.Su sala está presidida por una espectacular fotografía a color iluminada de la Cala del Pi, que da nombre a este establecimiento de la cadena Sallés Hotels; y es como si te sumergiera en la magia de este bello paraje del Mediterráneo. No es la única imagen. Engalanando las paredes se puede disfrutar de una serie de cuatro fotos en blanco y negro de la propia cala o de otras tres de relajante temática ambientada en la naturaleza; como una auténtica galería de arte.

Si embargo, un Mundial es más que un solo partido y quien desee disfrutarlo total o parcialmente aprovechando sus vacaciones, Sallés Hotel & Spa Cala del Pi 5* pone a su disposición 49 habitaciones de diferentes categorías, desde la doble a la suite con vistas al mar. Para relajar la tensión por los nervios acumulados, nada mejor que su zona Spa con más de 600 m2, con el complemento de una selecta y variada carta de tratamientos y masajes. Y para recuperar fuerzas de cara a la nueva jornada futbolística, una buena comida o cena en su restaurante Aurum, donde el chef Enric Herce propone un apasionante viaje por la cultura gastronómica mediterránea.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.