Diario 6009 25.09.2020 | 08:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Economía

Menorca invita al espectáculo celestial de su 'lluvia de estrellas'

A mediados de agosto, coincidiendo con San Lorenzo, es el momento idea para admirar sus 'lágrimas' –las Perseidas– que iluminan el cielo 5 agosto, 2020 (16:20:10)
Imagen nota de prensa Hosteltur
Visitar Menorca en agosto tiene un valor añadido: disfrutar del espectáculo nocturno de las Perseidas o ‘lágrimas de San Lorenzo’; una espectacular ‘lluvia de estrellas’ solo visible en lugares sin apenas contaminación lumínica. Y la isla balear, reconocida el pasado año como Destino Starlight, ofrece a lo largo de su territorio insular diversos rincones y variadas actividades para gozar de este fenómeno natural como cenas, salidas en llaüt (embarcaciones tradicionales), rutas a caballo u observaciones con telescopios. Atención especial al 12 de agosto, cuando está prevista la mayor caída de estas mágicas estrellas fugaces.
Reserva de la Biosfera, Región Gastronómica Europea…¡y también Destino Starligh! La firme apuesta de Menorca por el ‘turismo de las estrellas’ tuvo su refrendo con el reconocimiento internacional adquirido el pasado año tras varias auditorias realizadas al firmamento menorquín. En ellas se constataban zonas de la isla de máxima oscuridad, donde la observación de las estrellas es excepcional, como Macarella-Son Saura, Cavallería-Cala El Pilar, Punta Nati, Algaiarens, Cala Pregonda o el Barranc d’Algendar.
Por ello, entrado el mes de agosto, Menorca es un destino ideal para admirar el espectáculo celestial de la ‘lluvia de estrellas’ que constituyen las Perseidas, un fenómeno natural del firmamento descubierto hace dos milenios que, al coincidir con la festividad de San Lorenzo, se le conoce coloquialmente como ‘lágrimas de San Lorenzo’.
A partir de la próxima semana se organizan en la isla balear diversas actividades para disfrutar de este espectáculo. Salidas en llaüd desde Ciutadella hasta el Pont d’en Gil –impresionante formación geológica– para verlas desde el mar. Admirarlas desde uno de los santuarios talayóticos de la isla: la Torralba d’en Salort. Ascender al Monte Toro, el techo de la isla (357 metros) para contemplarlas al caer el sol… o hacer lo propio en el paraje semilunar de Punta Nati. Románticas cenas en restaurantes complementadas con visualización de esta ‘lluvia de estrellas’. E incluso combinar una excursión a caballo, con una cena y posterior observación celestial con telescopios de última generación.
Este agosto, de Menorca… ¡al cielo!
Más información: www.menorca.es
Imagen nota de prensa Hosteltur
Más sobre Economía

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.