Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Transportes

"RENFE es una empresa con alma y el futuro está en poner al viajero en el centro"

Isaías Táboas, su Presidente, entrevistado hoy en 'Miradas Viajeras TV' por Fernando Valmaseda (Negocios TV, Canal 125 de Movistar +) 18 diciembre, 2020 (12:42:19)
Imagen nota de prensa Hosteltur
Proyectos de presente, como As a Service y AVLO; de futuro, como las inversiones en Arabia Saudí y Estados Unidos; generación de 54.000 puestos de trabajo anuales, llegada del AVE a Galicia, apuesta por los jóvenes, liberalización del servicio ferroviario como una oportunidad… De todo ello ha hablado esta mañana el Presidente de RENFE, Isaías Táboas, en ‘Miradas Viajeras TV’ respondiendo a las preguntas de Fernando Valmaseda. Una entrevista realizada en un lugar muy especial: el Centro de Gestión de Operaciones de RENFE, en la madrileña estación de Atocha. Táboas ha puesto en valor a sus trabajadores –“auténticas sagas familiares con vocación de servicio al ferrocarril”– y reafirmado el principal reto de la empresa: “Solucionar todos los problemas de movilidad de los viajeros que, por encima de todo, son personas”. A punto de celebrar su 80 aniversario –el 24 de enero– RENFE está más joven, fuerte y dinámica que nunca.
De los 5.300 trenes diarios que movía RENFE antes de la pandemia se ha descendido un 80% en la demanda comercial y en servicio público sobre un 40%. “Hacemos servicio público por encargo de la Administración y en servicios comerciales trabajamos para los ciudadanos”, explica su presidente. Y añade que, pese a la pandemia, “hemos tenido la vocación de ser fieles a nuestros clientes y, desde el primer día, sin que nadie nos lo pidiese, empezamos a devolver el dinero de los billetes. Todo español viajero sabe que, si hay algún problema, RENFE devuelve siempre el dinero”. Lo más preocupante para él, en estos momentos es “la falta de certidumbre, que retrae al viajero, pero cuando esto se vaya solucionando confiamos en que se producirá una demanda de viajes”.
Una de las consecuencias directas de la pandemia ha sido la eclosión del teletrabajo, “que ha venido para quedarse. Por eso para recuperar esos 5.300 trenes trenes diarios y 4 millones de viajeros vamos a tener que buscar no solo a los que ya teníamos –que ahora van a viajar menos– sino a nuevos. El reto que tenemos por delante es descubrir nuevos clientes”. Este es uno de los elementos clave del nuevo Plan Estratégico gestado en enero de 2019 “y que ahora estamos actualizando en base a estos nuevos factores que han surgido pero los planes hay que irlos actualizando permanentemente”. Este Plan marcaba unas inversiones de 850 millones de euros que, según Isaías Táboas, van a seguir adelante porque “estas inversiones son imprescindibles para desarrollar los proyectos que tenemos, como renovar la flota de los trenes de Cercanías, que es una necesidad. Hay otras inversiones que están asociadas a la digitalización de nuestros servicios o de mejora de centros como éste en el que estamos para dar mayor y mejor información al viajero. Porque el futuro del tren está en poner al viajero en el centro y trabajar para él”.
Táboas señala que “con las inversiones que tenemos en marcha calculamos generar 54.000 puestos de trabajo al año durante unos cuantos años, y el objetivo es dar mayor calidad a los viajeros”. Y reconoce que “lo más importante del ferrocarril es la seguridad, por eso es tan necesaria la homologación, que supone comprobar que todo aquello nuevo supera todas las pruebas de seguridad específicas para que el tren sea un medio de transporte seguro”.
El Plan Estratégico de RENFE contempla también dos innovadores proyectos. Uno de ellos es ‘RENFE As a Service’ que él mismo definió como “una auténtica revolución general en el mundo del transporte y un avance en RENFE”. Este proyecto “supone que nosotros somos un facilitador de las necesidades de movilización de las personas. El ferrocarril, el autobús o el coche no existen por sí mismos sino porque las personas los necesitan. Nosotros facilitamos a los viajeros que puedan solucionar todas sus necesidades de movilidad, que no son solo el hecho de coger el tren sino llegar a la estación y, una vez allí, desplazarte hacia donde quieran”.
El otro gran proyecto en el AVLO (AVE low cost) que “nace para que todas las personas que no cogían el ferrocarril por razones económicas puedan hacerlo. Gente joven, familias… y con el ánimo de sacar el vehículo de la carretera, aunque haya sectores que lo van a sufrir. Estos son los nuevos viajeros a los que hay que ir a buscar”. Respecto a los jóvenes, Táboas opina que “son una generación muy concienciada respecto al medio ambiente y el futuro del planeta y ven al ferrocarril como lo que es, el menos contaminante de los medios de transporte; pero hemos de poner los medios, las ofertas y la capacidad para que puedan ejercer ese deseo”.
El aumento de la capacidad de los trenes es otro de los retos porque “cuando no puedes poner más trenes por hora ni hacer más estaciones la única solución es que quepa más gente, ayudar a su comodidad y cumplir la función social que tiene el transporte público: que además de facilitar la movilidad de las personas sirva para descongestionar las carreteras”. Otro punto clave es la internacionalización, que planteaba incrementar los ingresos de RENFE hasta el año 2028 en un 10%. “Ya lo hemos superado. Ahora aspiramos al 15% de manera formal… y al 20% de manera informal porque en estos dos años hemos visto que hay un montón de oportunidades. Cuando empiezas a participar en proyectos resulta que fuera nos valoran mucho”.
Entre estos proyectos en los que RENFE participa hay uno en Arabia Saudí, de carácter institucional, y otro en Estados Unidos. “En Texas unos inversores privados pensaban invertir unos 20.000 millones de dólares… y nos seleccionaron a nosotros entre todas las empresas del mundo que se presentaron con experiencia en alta velocidad; pensaron que RENFE era la mejor. Y si lo pensaron es porque somos eficaces y responsables”. Isaías Táboas está seguro del potencial de RENFE y no teme a la competencia que pueda generar la llegada del AVE francés de bajo coste. “Es un producto que va a ser muy parecido a nuestro AVLO y, más allá de la retórica publicitaria, tenemos unos precios muy parecidos. Competiremos con ellos para ver cómo captamos a esos nuevos públicos”.
Mirando hacia España, el Presidente de RENFE, sobre la llegada del AVE a Galicia, afirma que “estamos trabajando a marchas forzadas para tener a punto los tramos de vía que faltan. En cuando ADIF acabe de abrir el tramo de Pedralba a Zamora y el siguiente hasta Orense, la alta velocidad a Galicia ya estará”. Lo mismo ocurre con otros destinos como Huelva, Almería o Extremadura: “El principal obstáculo para que estén bien comunicados es que se acaben las infraestructuras que están en marcha y que, como todo, tiene sus plazos”. En relación a los trenes regionales considera que “son un servicio público y corresponde a las administraciones determinar cuál es el mejor mixt de medios de transporte para asegurar la movilidad”. Y referente a los trenes nocturnos, “al ir desarrollando la red de alta velocidad, acortando los tiempos de viaje, han perdido parte de su utilidad. Desde el punto de vista empresarial deben ser productos rentables. Pero si la Unión Europea considera que determinados viajes de larga distancia que se pueden hacer en alta velocidad podrían tener ayuda pública para reducir las emisiones de otros medios menos responsables medioambientalmente que el ferrocarril, podríamos verlo y estar ahí”.
Táboas apuesta por el ‘turismo ferroviario’ y por nuevos productos comerciales “para que los turistas que vienen a nuestro país en avión puedan conocer otros sitios aparte de la playa donde pasan unos días; que puedan desplazarse en AVE a ver la Alhambra o la Sagrada Familia”. Respecto a la relación con ADIF, el Presidente de RENFE explica que “ellos no ponen los cambios sino el Congreso cuando hace los Presupuestos Generales del Estado. Cuando cambie la ley ADIF cumplirá con la normativa y en función del tráfico y los costes de mantenimiento podrá gestionar esto. Pensamos que en las vías de alta velocidad no hay un sobrecoste alto si en lugar de pasar solo nuestros trenes lo hacen también los de la competencia. Eso significará que en lugar de dividir los costes por el número de nuestros trenes se hará por el número total, con lo cual corresponderán un poquito menos a cada tren”.
Y respecto a qué le ha enseñado esta pandemia, el Presidente de RENFE lo tiene claro: “Me ha ratificado que somos más resilientes de lo que pensaba; tenemos mayor capacidad de afrontar la adversidad”.
Imagen nota de prensa Hosteltur
Más sobre Transportes