Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Economía A{2h}de continúa con su labor para revertir el fenómeno de la España vaciada. Un reto inminente cargado de oportunidades.

De la España vaciada a la España visitada y habitada

En menos de 10 años muchas localidades españolas ya no contarán con comercios básicos por el envejecimiento y la falta de un relevo empresarial y generacional, ¿Cómo se puede afrontar esta situación? ¿Estamos a tiempo? 21 diciembre, 2020 (12:16:27)

Imagen nota de prensa Hosteltur

A{2h}de, leído “a dos horas de”, trabaja por y para el desarrollo y promoción de las zonas rurales en España y actualmente está viviendo en un pueblo para buscar respuesta a estas cuestiones. Su Director Ejecutivo y fundador, Pedro Aizpun Alonso se trasladó a vivir y trabajar a la localidad de Covarrubias (Burgos) desde donde ha puesto en marcha el proyecto “A{2h}de se va al pueblo” para ir relatando sus vivencias, recopilar información de primera mano y diseñar propuestas que ofrezcan respuestas sobre qué tener en cuenta para dar el paso y cómo cambiar el estilo de vida urbano por uno más rural.

Pedro Aizpun Alonso, desde la experiencia adquirida en distintos proyectos que ha llevado a cabo con la Comarca de La Vera o a nivel regional en Castilla La Mancha, tiene claro que el reto pasa por el trabajo a dos niveles “atrayendo el talento necesario para dar un golpe de efecto contra la despoblación y que los destinos rurales estén preparados para ello". ¿El Objetivo? Que la ‘España vaciada’ se convierta gradualmente en la ‘España visitada’ a través de propuestas de turismo responsable y después en la España habitada mediante programas de desarrollo rural adaptados.

Para poder desarrollar esta propuesta en las zonas rurales, es vital poder trabajar de forma corresponsable forjando alianzas entre organismos públicos y privados de la zona. “Gracias al impulso de las instituciones y la involucración de empresas y la ciudadanía, los proyectos que diseñamos se están llevado a cabo con éxito” apunta el fundador de A{2h}de.

Los pueblos luchan por adaptarse a las necesidades actuales. Un ejemplo de ello es centrar esfuerzos en la mejora de la conectividad con instalaciones de wifi y ahora la fibra, algo prioritario para aquellos que llevan el negocio “a cuestas”, teletrabajadores y para nómadas digitales. “Creemos en ese efecto llamada que ofrece la mejora tecnológica como un primer paso para atraer personas con talento que puedan trabajar conectados sin renunciar a su empleo actual o con capacidad para generar proyectos rentables y sostenibles. A esto se une ahora la ventaja en cuanto a seguridad de los destinos rurales frente a los urbanos y el atractivo de una mejor calidad de vida a un menor coste”, asegura Aizpun.

Por otro lado, hay muchas posibilidades de continuar con negocios y oficios que se están perdiendo a causa de la falta de relevo generacional. “Los dueños de estos comercios se jubilan y no tienen a quien dejar el negocio y el pueblo lo pierde. En pocos años muchas localidades, con una pirámide de población envejecida carecerán de servicios de fontanería, alimentación, peluquería… u otros negocios básicos para el día a día. Esta es una oportunidad que también hay que valorar”, añade el director ejecutivo de A{2h}de.

Otro aspecto a tener en cuenta a nivel territorial y de gestión es la necesidad de afrontar una realidad dolorosa pero innegable “España tiene un número de municipios que no se pueden mantener a la hora de garantizar servicios, es necesario olvidarse de localismos y planificar con la mirada puesta en la ‘comarcalización’, unirse con otros pueblos de la zona para asegurar la supervivencia y a partir de ahí prepararse para generar oportunidades y prosperidad de cara al futuro”.