Hosteltur: Noticias de turismo
Por Jaime Rio, en Hoteles y Alojamientos Visita Jardines del Rey, Cuba, y disfruta de las bellas y tranquilas playas de este paradisíaco lugar

Viaje a Jardines del Rey, Cuba

Visita Jardines del Rey, Cuba, y disfruta de las bellas y tranquilas playas de este paradisíaco lugar 14 enero, 2021 (23:53:16)

Imagen nota de prensa HostelturJardines del Rey Foto © Asad Photo Maldives

Jardines del Rey está formado por un conjunto de cayos ubicados en la parte oriental del archipiélago Sabana-Camagüey. Entre ellos, destacan por su popularidad Cayo Francés, donde se encuentra el singular buque San Pascual, Cayo Las Brujas, que cuenta con un creciente desarrollo de su infraestructura hotelera, Cayo Ensenachos, con su singular forma de herradura, Cayo Santa María, considerada “la rosa blanca de Jardines del Rey”, Cayo Guillermo, que cuenta con las dunas más altas del Caribe insular, Cayo Coco, llamado así por el iris blanco, o pájaro coco, Cayo Paredón Grande, donde se encuentra el faro Diego Velázquez, Cayo Cruz, unido a Cayo Romano por un pedraplen, Cayo Romano, conocido por sus llanuras, y Cayo Sabinal, famoso por sus hermosas playas vírgenes.

Fue nombrado Jardines del Rey en honor al entonces rey de España Fernando el Católico por Diego Velázquez de Cuéllar en 1514, siguiendo el ejemplo de Cristóbal Colón, que ya había nombrado Jardines de la Reina al archipiélago al sur de la isla, en honor a Isabel la Católica.

La indudable belleza de los cayos se refleja en sus extraordinarios ecosistemas y en la variada flora y fauna que en ellos habitan. También destacan por sus hermosas playas vírgenes, de fina arena coralina y cálidas aguas transparentes de tonos verde-azulados. Otro gran atractivo es la barrera de coral, que con 400 kilómetros de longitud se considera la segunda más grande del mundo.

Tal es la belleza de este lugar que, impresionado tras visitas anteriores, Ernest Hemingway se compró una casa en La Habana, hoy convertida en museo, y un barco, al que llamó Pilar, y con el que navegó alrededor de los cayos. La singularidad y la riqueza de Jardines del Rey quedó reflejada en la novela Islas en el golfo, al mencionar varias veces a lo largo de la historia las blancas arenas y las aguas cristalinas de sus playas. También menciona Cayo Guilermo, cuya costa describe como “hermosa, verde y prometedora”. Fue gracias a esta novela, publicada años después de su muerte, que Jardines del Rey comenzó a recibir visitantes, que querían ver con sus propios ojos la belleza singular de este paradisíaco lugar.

Pero además de los cayos, en tu visita podrás disfrutar de las ciudades cercanas. Desde Cayo Coco y Cayo Guillermo tendrás la oportunidad de visitar las ciudades de Ciego de Ávila y Morón, y desde Cayo Santa María, las ciudades de Santa Clara y Caibarién. Estas ciudades se caracterizan por su atmósfera típica cubana, su impresionante arquitectura y sus coches clásicos.

¿Qué ver en Jardines del Rey?

El principal atractivo de este lugar son los cayos, y especialmente sus hermosas playas vírgenes de fina arena coralina y sus transparentes aguas de diversos tonos verde-azulados.

Cayo Francés es famoso por el imponente buque de hormigón armado San Pascual, encallado en sus costas desde 1933. Este cayo se caracteriza por la acción de la erosión marina, que ha originado multitud de farallones en su costa norte, y pantanos cubiertos por manglares en la zona sur.

Cayo Las Brujas recibe su nombre a partir de una leyenda que cuenta que una joven enamorada entregó su alma a las brujas que vivían en un farallón cercano tras sentirse abandonada por su amado. Esta leyenda aún se recuerda gracias a diversas estatuas de mujer colocadas alrededor del cayo. La belleza natural de este lugar se refleja en la playa Las Salinas, que contando con apenas 2 kilómetros de longitud, cautiva por su fina arena blanca y sus aguas de diferentes tonos azulados. Cayo Las Brujas cuenta además con un pequeño aeropuerto, el Aeropuerto Cayo Las Brujas.

Cayo Ensenachos, con su particular forma de herradura, es considerado uno de los cayos más hermosos de Jardines del Rey. A pesar de su pequeño tamaño, sus vírgenes playas de fina arena y sus cálidas aguas turquesas hacen de este lugar un paraíso, destacando especialmente playa Los Ensenachos y playa Mégano, en cuyas orillas puedes ver estrellas de mar y peces de colores. También puedes visitar la enigmática cueva del Muñeco, una cueva que demuestra el paso de tribus indígenas por el cayo.

En Cayo Santa María, apodada “la rosa blanca de los Jardines del Rey” por sus idílicos paisajes, podrás caminar por sus casi 10 kilómetros de playa mientras disfrutas de la naturaleza que la rodea, como la bahía de Buenavista, que pertenece a la Reserva de la Biosfera adscrita al Convenio de Ramsar para la protección de humedales de importancia internacional, o el Acuario Delfinario Cayo Santa María, localizado en el Pedraplén que une el cayo con la isla cubana. El Pedraplén es un viaducto construido sobre el mar con el objetivo de unir los diferentes cayos, facilitando así su acceso, realizando el menor impacto ambiental posible. También puedes disfrutar de sus diferentes playas, destacando playa Las Gaviotas, accesible a través de una reserva marina protegida, playa Perla Blanca y playa Las Caletas, famosas por sus arenas blancas y sus aguas cristalinas. Dentro del cayo puedes visitar Pueblo La Estrella y Pueblo Las Dunas, dos centros comerciales en los que encontrarás tiendas de ropa, tiendas de artesanía, restaurantes u oficinas de alquiler, entre otros.

Imagen nota de prensa HostelturHotel en Cayo Santa María © Wilder Méndez

A una hora en coche del cayo se encuentra la ciudad de Caibarién, destacada principalmente por su Estatua del Cangrejo, y por el museo de la Industria Azucarera. También a una hora en coche se encuentra la ciudad de Remedios. Aquí podrás ver la plaza Martí, que alberga dos iglesias católicas, la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista y la iglesia de Nuestra Señora del Buen Viaje, el museo de las Parrandas Remedianas, donde podrás conocer estas curiosas festividades, en las que la ciudad compite para conocer cuál es el mejor barrio, la Estatua de la Libertad de San Juan de los Remedios y el Teatro Rubén Martinez Villena, en el que se mantiene una programación que mezcla música, danza y teatro.

A menos de una hora en coche desde Caibarién se halla la ciudad de Santa Clara, conocida como “la ciudad del Che”, ya que fue aquí donde se consiguió el triunfo de la Revolución Cubana. Destacan los monumentos dedicados a esta revolución y a Ernesto “Che” Guevara, como el Mausoleo del Che Guevara, donde se encuentran los restos del Che y de otros revolucionarios, y el Museo Monumento del Tren Blindado, en el que mediante imágenes y recreaciones muestran el asalto al tren que enriqueció en armas a los rebeldes y aceleró el final de la revolución. También puedes visitar El Boulevard, un área comercial ubicada en el Parque Leoncio Vidal Caro, la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, o el Museo Provincial.

Cayo Guillermo es principalmente conocida por su playa Pilar, donde podrás disfrutar de sus cálidas y tranquilas aguas en tonos verdes y turquesas, o tumbarte en sus blancas arenas bajo la sombra de las palmeras mientras escuchas el suave canto de las gaviotas. Esta playa recibe el nombre de Ernest Hemingway, enamorado de los cayos cubanos, que navegaba cerca a ellos a bordo de su querido barco Pilar. A poca distancia de esta playa se encuentra la isla Media Luna, un pequeño islote en el que podrás disfrutar de los fondos marinos que lo rodean, en los que verás bancos de peces y restos de un navío hundido cerca de la costa. Otras playas destacadas son playa El Paso, cuyas tranquilas aguas cuentan con poca profundidad, y playa Del Medio, donde podrás descansar bajo palmeras y cocoteros. También es conocida por sus dunas de hasta 16 metros de altura, lo que las convierte en las dunas más altas del Caribe insular.

Cayo Coco recibe su nombre por el iris blanco, un ave de plumas blancas que habita en la isla y que es conocido popularmente como “pájaro coco”. Este cayo es accesible a través de “El Pedraplén”, un camino artificial de 17 kilómetros entre Turiguanó, en la isla de Cuba, y el cayo. Este lugar cuenta con un aeropuerto propio, el Aeropuerto Internacional Jardines del Rey.

Imagen nota de prensa HostelturHotel en Cayo Coco © Stephen Weppler
En el cayo encontrarás extensas playas de fina arena y aguas turquesas por las que pasear, como playa Larga y playa Las Coloradas. En playa Flamencos, al cubrir muy poco el agua, podrás disfrutar de las colonias de flamencos rosados que se acercan hasta la orilla. Si prefieres disfrutar del silencio, en la tranquila y solitaria playa Prohibida podrás desconectar y descansar. En la playa La Jaula, con una profundidad de 30 metros, podrás ver distintos corales, peces, plantas acuáticas, y cerca del arrecife, incluso algunas especies de tiburón.

Prácticamente todo el cayo está cubierto de vegetación, y cuenta con una inmensa variedad de especies animales y de flora. Entre los atractivos de este precioso lugar se encuentra el Parque Natural El Bagá, las dunas de la Loma del Puerto y Las Dolinas, y los arrecifes de coral.

Cayo Paredón Grande se encuentra en una zona natural protegida, por lo que necesitas un permiso para acceder al cayo. Es una zona bien conocida por los pescadores, que se desplazan desde Cayo Coco para pescar en estas aguas. Puedes acceder al cayo en barco, ya que el pedraplén que unía el cayo con Cayo Romano quedó destruido tras el paso de un huracán. Destaca la playa Los Pinos, de arena vírgen apenas explotada, en la que ya se planea construir el primer resort del cayo, y el Faro Diego Velázquez, construido sobre un peñasco en el siglo XIX en honor al primer gobernador de Cuba.

En Cayo Cruz podrás relajarte en sus grandes playas, como playa Cara y playa Onda, caracterizadas por su fina arena blanca y sus limpias aguas transparentes. También hay playas más pequeñas, pero igual de tranquilas, como playa Sigua y playa Dorada, en las que podrás disfrutar de la exuberante fauna marina gracias a sus bajos fondos y a la transparencia de sus aguas.

Cayo Romano es conocido por sus dunas y llanuras marinas, con algunas elevaciones como la Silla del Romano, que llega a alcanzar más de 60 metros de altura, los Altos de Juan y el Alto de Ají. Aquí puedes disfrutar también de los 6 kilómetros de playas vírgenes con fina arena coralina y tranquilas aguas cálidas con los que cuenta el cayo. En estas playas encontrarás una gran variedad de fauna, destacando especialmente el flamenco.

Cayo Sabinal es un popular destino turístico especialmente por sus hermosas y vírgenes playas, entre las que destacan playa Los Pinos, Punta Piedra, playa Bonita y playa Brava. Aquí podrás visitar el Fuerte de San Hilario, una antigua fortaleza militar del siglo XIX levantada para protegerse contra la piratería, así como el Faro Colón, localizado en Punta Maternillos.

Cerca de Cayo Sabinal, a 45 minutos en coche, se encuentra la ciudad de Nuevitas, donde podrás disfrutar de su maravillosa Parroquia de Nuestra Señora de la Caridad de Nuevitas, una bonita iglesia amarilla con dos torres ubicada en la cima de una gran colina rodeada de vegetación. A hora y media en coche se encuentra la antigua Santa María del Puerto del Príncipe, actualmente conocida como Camagüey. Esta ciudad es famosa por sus calles adoquinadas. Caminando por ellas puedes visitar monumentos como la plaza San Juan de Dios, la plaza del Carmen y su famosa escultura Las Chismosas, el Parque Ignacio Agramonte, en el que cuatro palmas recuerdan a los fusilados en el primer levantamiento independentista, la Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria, la iglesia de la Merced y sus catacumbas, convertidas en museo, la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad, lugar de bautizo de personajes ilustres de la cultura cubana, o el Teatro Principal, actual sede del Ballet de Camagüey.