Hosteltur: Noticias de turismo
Por Jaime Rio, en Distribución Atrévete a descubrir La Habana, capital de Cuba una ciudad rebosante de vida, color y maravillosos lugaresLa ciudad de La Habana es un destino turístico aclamado

La Habana, Cuba

Atrévete a descubrir La Habana, capital de Cuba una ciudad rebosante de vida, color y maravillosos lugaresLa ciudad de La Habana es un destino turístico aclamado 4 febrero, 2021 (22:50:30)
Imagen nota de prensa HostelturLa Habana, Capitolio Nacional © Guillaume Baviere

La ciudad de La Habana es un destino turístico aclamado internacionalmente. Su naturaleza como capital de Cuba ya garantiza cierta importancia y atención, pero además destaca por su amplia variedad de actividades para realizar, que van desde la visita a interesantes museos y centros históricos, hasta el goce y la fiesta en las maravillosas playas tropicales, exquisitos restaurantes y animadas discotecas. La Habana permite el disfrute de la cultura sin dejar a un lado la faceta más social y dinámica.

La historia de La Habana es extensa, fascinante y rica en hechos ilustres. Como gran resumen, se podría hablar de tres etapas principales. La primera se remonta a la llegada de los primeros conquistadores españoles, que asentaron las bases para una ciudad de prolíferas transacciones comerciales, en aquel entonces bautizada como Villa de San Cristóbal de La Habana. Luego, siglos después tendría lugar el comienzo de la siguiente etapa en la isla con el triunfo de la Guerra de Independencia contra España. Y por último, el hecho histórico más reciente e importante tendría lugar con la Revolución Cubana para liberar a Cuba de la influencia estadounidense y establecer un nuevo gobierno.

En la actualidad se puede apreciar la sucesión de las diferentes etapas según la zona que se visite. Es especialmente notable el legado de la larga época colonial española en La Habana Vieja, zona histórica y de más belleza de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y donde se concentra la mayor parte de lugares de interés, ya sean museos, casas, iglesias o calles. Además, la cercanía de estos lugares permite el trazado de varias rutas a pie, que pueden incluir también bares o restaurantes como la famosa La Bodeguita del Medio o Bar el Floridita donde disfrutar los mejores platos, mojitos y daikiris.

Lo que se recomienda encarecidamente es descubrir La Habana Vieja a pie, sus increíbles rutas y bonitas calles, empezando por una de las cuatro plazas coloniales principales de las que parten las calles y trazos de la zona. De esta forma, al salir de la Plaza de la Catedral podrás pasar por los monumentos barrocos más importantes como la Catedral de San Cristóbal de La Habana o el Palacio de los Marqueses de Aguas Claras; si empiezas por la Plaza Vieja entonces podrás empaparte de todo el Art Déco de los edificios que la rodean y visitar el Planetario o la Fototeca de Cuba; desde la Plaza de Armas pasarás por los edificios más antiguos y te adentrarás en el Castillo de la Real Fuerza o el Palacio del Segundo Cabo; y la Plaza de San Francisco de Asís, en cuyos alrededores está el Museo del Ron y la Iglesia y Convento de San Francisco de Asís. Antes de comenzar tu recorrido por toda esta zona histórica es obligatorio hacer una visita al Museo de la Maqueta de La Habana Vieja, que ofrece una vista completa a escala de todas las calles, edificios y plazas.

Imagen nota de prensa HostelturLa Habna Vieja © lezumbalaberenjena
Además de La Habana Vieja, hay otras tres zonas principales en las que se divide la ciudad: Centro Habana, el Parque Histórico Militar de Morro Cabaña y Vedado. Aunque no con el mismo número de lugares de interés que La Habana Vieja, también poseen sus propias joyas y tesoros únicos.

En Centro Habana se mezclan edificios históricos y emblemáticos con otras obras arquitectónicas más modernas. En esta zona predomina el bullicio de la ciudad, que aún así conserva zonas de tranquilidad como el Parque de la Fraternidad y el Parque Central. Son especialmente recomendables las visitas al Capitolio Nacional de Cuba y el Gran Teatro de La Habana García Lorca. Por otro lado, el Parque Histórico Militar de Morro Cabaña ofrece algunos lugares de interés que son merecedores de ser destinos turísticos en La Habana. Estos son: el Castillo de los Tres Reyes del Morro, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y el Centro Cultural Casa del Che en La Cabaña. Los dos primeros transportan al pasado colonial de La Habana, y a una época de atrevidos y perversos corsarios, de la marina española controlando el Mar Caribe y de grandes y activas fortalezas cuya derrota podría suponer la invasión de La Habana por parte de otro imperio. El Centro Cultural Casa del Che en La Cabaña, ubicado en la misma zona, está dedicado al Che Guevara y ofrece un recorrido por varias salas expositivas sobre uno de los héroes nacionales más importantes de Cuba.

Por último, Vedado es la zona en La Habana más internacional y moderna, conectada con Centro Habana por el inconfundible Malecón de La Habana. Aunque sí posee algunos edificios históricos, no son tan antiguos como los de La Habana Vieja y más bien datan del siglo XX. También hay muchas zonas residenciales, al igual que restaurantes, bares y locales que ofrecen un excelente ambiente nocturno de fiesta, comida y música. Destaca el Hotel Nacional, la Plaza de la Revolución, y la Universidad de La Habana.

Una vez visitadas estas zonas principales de La Habana se pueden explorar los alrededores de la gran capital de Cuba y descubrir las hermosas y naturales Playas del Este, visitar localidades encantadoras y sencillas como Cojímar, disfrutar de fantásticos espectáculos en el Acuario de Miramar, o adentrarte en la naturaleza y el aire puro del Jardín Botánico Nacional de Cuba.

Cuba es un destino turístico que gracias a sus temperaturas se puede disfrutar durante todas las épocas del año. Sin embargo, se recomienda visitar La Habana durante febrero porque en ese mes se celebra el Festival Internacional del Jazz, el más famoso de toda Latinoamérica. En Semana Santa, aunque apetecible, supone el aumento de precios y grandes masas de turistas. Pero aparte de esa semana de vacaciones específica, abril es también un buen mes para visitar el país, al igual que mayo.