Hosteltur: Noticias de turismo
Por Departamento de Comunicación RV EDIPRESS, en Economía

"El gran reto de la hostelería es retomar la confianza en el hábito de compartir"

José Luis Yzuel, Presidente de la CEHE (Confederación Empresarial de Hostelería de España), entrevistado por Fernando Valmaseda en Negocios TV, Canal 125 de Movistar + 5 febrero, 2021 (12:32:29)
Imagen nota de prensa Hosteltur
¿Por qué la hostelería ha sido de los subsectores turísticos más afectados por la pandemia? ¿Cuál es su importancia como dinamizadora social? ¿Cuáles son sus retos? ¿Cómo afrontan el cambio de modelo y la nueva formación? ¿Qué medidas reclaman para la recuperación del sector? De todos estos y otros temas ha hablado esta mañana José Luis Yzuel, Presidente de la CEHE, Confederación Empresarial de Hostelería de España, en Miradas Viajeras TV. Entrevistado en El Café de la Ópera, de Madrid, Yzuel ha contestado a las preguntas de Fernando Valmaseda sobre un sector que cuenta con 315.000 establecimientos y que ve peligrar la mitad de sus 600.000 puestos de trabajo por estar en ERTES. “No necesitamos endeudarnos más sino ayudas directas y un plan solvente”. Y afirma con rotundidad: “No somos la fuente de contagio ni el sector a demonizar… sino esa gran ‘red social’, ese lugar para compartir y relacionarnos”.
La hostelería es un subsector clave dentro del sector turístico y, como tal, uno de los más afectados por el COVID19. “Estamos ante un panorama jamás soñado, ni en los peores augurios; un auténtico desastre con miles de empresas cerradas y un coste de empleo altísimo”, afirma José Luis Yzuel, Presidente de la CEHE. Y añade: “Ha faltado trabajo en común y toma de medidas comunes. Y a nivel europeo no se ha atendido ese flujo que significa el turismo, si bien es verdad que ahora se han dado cuenta como nunca de lo que representa, que es algo trasversal que afecta a muchos subsectores”.
Dentro de los efectos devastadores de la pandemia, Yzuel intenta ver la parte positiva en haber “hecho aflorar todas las debilidades del sector. Tenemos una gran reflexión que hacernos: No estábamos preparados y, además, las Comunidades Autonómas campan por libre. Pero somos un sector muy importante para el país y vamos a seguir siéndolo; un país muy atractivo y seguro, con un montón de productos turísticos y un gran turismo interior por descubrir que hay que acercar al mercado”.
Una posible solución a esta crisis debe venir dada por la vacuna. “Ahora mismo es nuestro asidero. Necesitamos que se vacune con urgencia y con todos los medios… aunque no hay un plan de vacunación ordenado como sí ocurre en otros países. Ya sabemos que tenemos una gran capacidad de improvisación pero me gustaría que hubiera una mayor planificación”. Yzuel considera que “la vacunación va relacionada con la movilidad y con recuperar algo del tono económico este verano”. Y da las gracias a la ministra Reyes Maroto por haber dicho que Semana Santa puede ser un punto de inflexión y no tenemos por qué renunciar. “Ya sabemos que la situación es mala pero tenemos dos meses para revertir esto”.
El presidente de la CEHE valora el trabajo que está realizando la Ministra de Industria, Comercio y Turismo “la queremos mucho, hablamos con frecuencia y es muy sensata, seria y profesional… pero quizá demasiado obediente”. Y el hecho de tener a su cargo tres ministerios tampoco ayuda. “Ahora podría ser el gran momento para tener un Ministerio único de Turismo, dependiente de la Moncloa y que estuviera presente en los foros de decisión importantes, en ese comité económico donde se toman las grandes decisiones y estrategias. Es ahora… o nunca”.
Y dice esto porque, a su entender, no se han tomado las medidas necesarias para apoyar al sector de la hostelería. “El Gobierno ha tenido mil oportunidades. Hemos visto cómo en toda Europa se han dado ayudas a los subsectores del turismo y nosotros estamos a años luz teniendo en cuenta el peso que tiene el turismo en España. Se han conformado con unos ERTES –que vienen de maravilla– y ICOS que hay que devolver. Pero las empresas no hacen más que endeudarse. No necesitamos más deudas sino ayudas directas y un plan solvente”.
La Hostelería española ha tenido 60.000 millones de pérdidas “y estamos en torno a los 600.000 puestos de trabajo de los que 300.000 están en ERTE… pero eso enmascara la realidad pues lo cierto es que en 50% de estos trabajadores siguen en ERTE porque las empresas aun no han tomado la decisión de cerrar”. Y la única forma de revertir esta situación es “con ayudas directas para que el tejido empresarial se rompa lo menos posible. Hay en torno a 85.000 empresas que han bajado definitivamente la persiana. Necesitamos ayudas concretas y reales para que quienes salgan de esta situación lo hagan lo menos tocados posible”.
Hacer que se les escuche y, sobre todo, se les haga caso, es uno de los grandes retos de la Confederacíon Empresarial de Hostelería Española que José Luis Yzuel preside, y a la que piensa presentarse este año para su reelección por otros cuatro. Una Confederación con 315.000 establecimientos de diferentes tipologías y que representa a todas las organizaciónes territoriales del sector hotelero. Trabajamos a diario para mejorarlo, por nuevos proyectos y por incidir en la toma de decisiones”. Y una forma de lograrlo sería “una mesa de trabajo potente y permanente. Nos hace falta una escucha más eficiente; sentarnos para poder decir lo que es inviable”. También tiene claro que “hemos de seguir trabajando para visualizar lo que somos, las cosas buenas que aportamos. Si algo ha tenido de positivo la pandemia ha sido que la sociedad ha sido consciente de lo que necesitamos en nuestro país: los bares, los restaurantes, el sentarse a comer… Ansiamos volver a la normalidad, a tomar una cerveza y disfrutar de una buena charla. Porque la cerveza o el vino no saben igual en casa y deseamos quedar y compartir con los amigos: es algo que nos identifica y somos la envidia del mundo”.
Otro de los grandes retos es “recuperar la confianza en el hábito de compartir. Nuestra hostelería fue esa ‘red social’ que no había hace unos años, ese sitio para compartir, para relacionarnos. Como el bar de pueblo donde se toma la temperatura diaria de lo que pasa”. Yzuel critica que “se están tomando medidas sanitarias que son arbitrarias en muchas Comunidades Autónomas y nos están arruinando. Todos los datos que publica el Ministerio de Sanidad nos dan la razón… pero se han dejado de publicar los datos de las fuentes de contagio porque les sonroja. No somos la fuente de contagio y los datos de afecciones a nuestros camareros están a años luz de otros espacios, como los talleres o el comercio. Lejos de demonizarnos seríamos el sector que habría colaborado permanentemente con la Administración y eso hubiera generado un efecto más positivo que el que se ha generado”.
A José Luis Izuel le duele ver que “pese a cerrarse a cal y canto los restaurantes no bajan los contagios. Es más, empeoran porque la gente no renuncia a quedar para comer… aunque ahora se come en espacios privados, peñas, clubs o en las propias casas, con los familiares. Ahora estamos sufriendo todo ese desastre de las Navidades con la hostelería prácticamente cerrada”.
La sostenibilidad y la digitalización también forman parte de su análisis. Yzuel defiende que “hemos dado una lección al país porque en poco tiempo empezamos a ofrecer cartas digitales; eso demuestra nuestra capacidad de adaptación”.
Y, valora también mucho el tema de la formación. “Creo que va a haber grandes planes de formación y tenemos un proyecto de tarjeta profesional en la mesa de diálogo con los sindicatos; nació días antes de la pandemia y lo vamos a retomar. También hay mucha labor por hacer en aspectos como la gestión. Aun hay empresarios que no hacen un presupuesto, ni se ciñen a un cierre mensual organizado. En este sentido, Ferran Adrià está trabajando en planes de formación que hay que implantar para trabajar en hostelería de forma profesional”.
En su repaso a la hostelería, el Presidente de la CEHE no ha pasado por alto a la Sala “la gran abandonada pese a ser una de las partes fundamentales de todo restaurante. Pero no tiene una visualización tan atractiva como la cocina. Las escuelas de hostelería se llenan pero todos quieren ser grandes chefs”. Por último, Yzuel ha señalado que esta pandemia le ha enseñado “a señalarnos nuestras debilidades; una oportunidad para reflexionar en lo que debemos mejorar. Es cierto que ha dejado a la hostelería muy debilitada pero el que resista va a salir fortalecido”.
Imagen nota de prensa Hosteltur
Más sobre Economía