Todas las opiniones de este lector

Usuario

Armando Guerra2016-10-13 07:41:33

Las Kellys, el nuevo factor disruptivo de la hotelería española

A los que puntúan el comentario como negativo, les vendría mejor argumentar el por qué lo hacen.

92 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Armando Guerra2016-10-12 11:29:33

Las Kellys, el nuevo factor disruptivo de la hotelería española

Las camareras de pisos no son las únicas que sufren el estado de precariedad y esclavitud que vive el turismo y la hostelería en España. Lo mismo pasa con, por ejemplo, los recepcionistas de hotel, los camareros de restaurantes y bares y con prácticamente todo trabajador de este sector.. En este país, que se define como democrático, basado en un llamado estado de derecho, se incumplen día a día las normas laborales más básicas y estamos llegando, si no lo hemos alcanzado ya, a un estado de esclavitud y abuso laboral permanente. Se incumplen sistemáticamente tanto los convenios colectivos (que los propios empresarios han acordado firmar, no lo olvidemos) y el estatuto de los trabajadores. Tenemos a trabajadores que llegan a trabajar 14, 15 y hasta 16 horas de jornada laboral. Sí, leen bien, hasta 16 horas en este país llamado España. Hay hoteles en los que, en temporada alta, se trabaja uno, dos y hasta tres meses sin tener ni un sólo día de descanso. Sí, que nadie se sorprenda: TRES MESES DE TRABAJO SIN LIBRAR. En muchos casos, esos días que se está sin librar, ni se compensan económicamente ni con los días de descanso correspondientes. Las horas extras de esas interminables jornadas ni se pagan ni se compensan en muchos casos, superando el límite de horas extra establecidas por convenio o que dicta el ET. Recordemos que las horas extraordinarias son voluntarias, pero, en España, son obligatorias y, si no estás conforme, mañana estás en la cola del paro. Festivos trabajados que nunca se compensan, ni económicamente ni con días libres, etc, etc. Los contratos en FRAUDE DE LEY son constantes. Contratos por obra y servicio y temporales fraudulentos donde debe, en su lugar, firmarse un indefinido o un fijo discontinuo. Contratos donde tienes una categoría laboral y trabajas haciendo las funciones de una superior sin la compensación económica correspondiente, contratos de media jornada donde el trabajador trabaja no sólo a jornada completa, sino con horarios de total esclavitud. Sueldos por debajo de convenio o por debajo de las funciones ejercidas, con el correspondiente fraude a la Seguridad Social por cotizaciones incorrectas. Y así, una serie de ilegalidades que se permiten A DIARIO. Podría seguir escribiendo hasta el infinito relatando las aberraciones laborales que he vivido personalmente o han sufrido y sufren familiares, amigos y conocidos. ¿Y dónde están los sindicatos? En ninguna parte. ¿Y dónde está la inspección de trabajo? Pues yo diría que debe ser una especie en extinción o, directamente, no existe. ¿Y que hace el gobierno o los partidos que pretenden gobernar? ¿Les has oído alguna vez en los medios de desinformación y manipulación hablar y preocuparse por todo esto con este detalle descrito? Si en este país se cumpliera el ET y los convenios colectivos, si se contratara a dos personas donde una sola dobla jornada, etc, etc, el paro se reduciría a menos de la mitad. Pero, parece ser, que este estado de cosas no le interesa que cambie ni a Europa, ni a España, ni a los empresarios, ni a nadie, porque, de esa manera, se beneficia este capitalismo brutal y atroz que se ve favorecido por unas condiciones en las que se somete al trabajador al dilema de: o aceptas las condiciones que te ofrezco o tú y tu familia se van a morir de hambre y recuerda, si no tú no las aceptas, habrá una cola interminable detrás de ti, con las mismas necesidades, que sí pasarán por el aro.

245 Más comentarios del lector Responder