La cíclica historia de los partidos políticos y sus candidatos

Programas electorales y promesas incumplidas

La diferencia entre la ficción de algunas promesas electorales y la realidad del ejercicio cumplido por un Gobierno es solo comparable a la incoherencia entre las posiciones que adoptan los partidos y sus candidatos cuando son oposición a cuando les toca gobernar. Basta con repasar las dos últimas legislaturas.

IVA, tasas aeroportuarias, privatización de Aena, cogestión aeroportuaria y las prospecciones petrolíferas son algunos ejemplos muy concretos de ese “donde dije digo...”.

Rodríguez Zapatero pedía en el slogan para su reelección 'vota con todas tus fuerzas'; mientras el de Rajoy, tras dos legislaturas socialistas, planteaba 'súmate al cambio'.Rodríguez Zapatero pedía en el slogan para su reelección "vota con todas tus fuerzas"; mientras el de Rajoy, tras dos legislaturas socialistas, planteaba "súmate al cambio".

IVA súper reducido

La materia fiscal y un IVA reducido para el turismo es un viejo reclamo del sector. José Luis Rodríguez Zapatero, que venía de un primer gobierno caracterizado por una disminución impositiva, a mitad de su segundo mandato estableció a partir del 1 de julio de 2010 una subida del IVA que afectaba a hoteles, restaurantes y transportes del 7 al 8% y, en el caso de los paquetes turísticos, del 16 al 18%, sin contar otras cargas fiscales. El PP presentó mociones en el Senado y el Congreso pidiendo la creación de un IVA súper reducido de un 4% para los servicios turísticos, propuesta que fue rechazada. El incremento fiscal ya estaba contemplado en la Ley de Presupuestos Generales de 2010. El IVA aumentó y se convirtió en una de las banderas del PP que cada año, al acercarse la elaboración de los Presupuestos, lo replanteaba.

Adelantadas las elecciones generales para noviembre de 2011, el PP y varios de sus candidatos se comprometieron con el sector a reducir del 8 al 4% el IVA turístico. Sin embargo, finalmente la propuesta brilló por su ausencia entre las 10 medidas para reactivar el turismo, incluidas en su programa electoral. Al contrario, tras ganar las elecciones con mayoría absoluta, a finales de 2012 el nuevo Gobierno ‘popular’ aumentó el IVA reducido que se aplica a transportes, hoteles y restaurantes del 8 al 10%, excluyendo de esta categoría a parques temá- ticos, discotecas y campos de golf, a los que se lo subió del 8 al 21%.

Privatización de Aena

Al inicio de su segunda legislatura, Rodríguez Zapatero alzó la bandera de la privatización de Aena que comenzaría en julio de 2009, aunque sería parcial, reteniendo una participación mayoritaria para el sector público, e incorporaría a las Comunidades Autónomas. No obstante, se fue retrasando y, por fin en febrero de 2011, el ministro de Fomento José Blanco anunció la privatización parcial de Aena y la inminente implantación del nuevo modelo de gestión aeroportuaria a finales de marzo, que incluía la separación del área de navegación aérea (control aéreo) y la venta del 49% del gestor aeroportuario, reservando el 51% para el Estado; la creación de sociedades filiales y contratación de las concesiones aeroportuarias.

En pleno verano y con cambios intempestivos en el modelo, se abrió el concurso para adjudicar los aeropuertos de Madrid-Barajas (por 3.700 M €) y Barcelona-El Prat (por 1.700 M €), de los que, finalmente, se entregaría a los adjudicatarios el 90,05% del capital, manteniendo el 9,95% en manos de Aena Aeropuertos. Pese a contratar asesores estratégicos y jurídicos por 3,7 M €, nunca se llevó a cabo, siendo suspendida la privatización entre lo tardío del proceso y el adelanto de las elecciones. La gestión de 13 torres de control es lo único que llegó a privatizar ese Gobierno, y entre protestas. Lo primero que hizo la ministra de Fomento popular Ana Pastor fue echar para atrás el proceso que tendría una nueva reestructuración, comprometiéndose con las CCAA a incorporarlas a la gestión. Otra promesa incumplida. Se privatizó el gestor propietario de la red: el 51% para el Gobierno central y el 49% en manos de una serie de fondos de capital sin socios industriales.

Tasas aeroportuarias

Durante su segundo gobierno, Rodríguez Zapatero rebajó algunas tasas de navegación y congeló todas las tarifas aeroportuarias. No obstante, el PP tomó también la bandera de apoyar a la industria aérea con una reducción del 50% de las tasas aeroportuarias que no fue acogida. Sin embargo, la otra cosa que hizo Ana Pastor, comenzando el nuevo Gobierno del PP, fue aumentarlas en una media del 18,9%, porcentaje que elevó en casi un 50% las de Barajas y El Prat traduciéndose en un 100%. Esto sin cumplir los tiempos reglamentarios de consulta a la industria, dado que los Presupuestos 2012 fueron presentados en abril debido al adelanto de las elecciones, por lo que la subida de tasas entraba en vigor el 1 de julio, imposibilitando a aerolíneas y turoperadores poder repercutirlas en reservas y contratos que ya estaban firmados hacía meses.

La medida encareció significativamente las operaciones en los aeropuertos españoles y, unida a otros factores coyunturales, provocó el gran bajón de tráfico aéreo principalmente en el Aeropuerto de Madrid-Barajas por la retirada de varias low cost y el fuerte recorte de vuelos de otras. Exceltur calculó la caída de llegadas en un año en 2,87 millones de turistas.

Prospecciones petrolíferas

Durante el período de ZP (abril 2011), el PSOE, PNV y CiU, votaron en contra de derogar los permisos para realizar prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo a 200 km de Mallorca, lo que levantó en pie de lucha a los parlamentarios baleares del PP. Sin embargo, tres años después (mayo 2014), en la presente legislatura, Rajoy y su partido han cambiado radicalmente su postura en contra de las prospecciones, con el anuncio del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, de prospecciones en Baleares, donde ya habían sido autorizadas por la anterior administración, y añadiendo Canarias.

Las reacciones de los principales empresarios del sector de ambos archipiélagos, sus respectivas patronales y sus gobernantes no se hicieron esperar, mientras el PP defendía ardorosamente lo que juró que paralizaría en tiempos de Zapatero. Este cambio de postura del PP provocó entonces la ruptura de voto de cuatro parlamentarios ‘populares’ de Baleares, liderados por el entonces presidente de la Comunidad José Ramón Bauzá, que mantuvieron los criterios esgrimidos frente al Gobierno de ZP cuando eran oposición en contra de las exploraciones petrolíferas.

Este aspecto fue abordado dentro del tema de portada de la revista HOSTELTUR de diciembre sobre elecciones generales y turismo disponible en el pdf adjunto.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.