Temas de portada HOSTELTUR

Claves de la reactivación de la demanda nacional

El nuevo turista español obliga a las empresas a readaptarse

Las empresas turísticas confían que en 2016 se consolidará la recuperación del mercado emisor español, tras un ejercicio 2015 cuyos resultados invitan al optimismo. En cualquier caso, el mercado ya no es el mismo respecto al período pre-crisis. La población viajera ha disminuido y de una alegría en el consumo se ha pasado a un gasto mucho más calculado y selectivo, tal como recoge el tema de portada de la revista HOSTELTUR de marzo.

"El turista español en España es el 50% del pastel. Y un hecho diferencial de 2015 es que se ha recuperado de forma sólida y es fondo de armario”. Quien se expresaba de este modo era Carlos Bertomeu, presidente ejecutivo de Air Nostrum, durante el Foro Exceltur que tuvo lugar la víspera de Fitur 2016.

En cifras, el gasto turístico de los españoles que viajaron por España a lo largo del año pasado se incrementó un 5%, según la estimación de Exceltur.

La tasa de crecimiento fue mucho más intensa en el turismo emisor, con un aumento del 15,4% en los gastos de los viajeros españoles en el extranjero, según el Banco de España, llegando a los 15.700 millones de euros al cierre del ejercicio 2015. Ver también El turismo emisor español ha necesitado ocho años para superar la crisis.

click para ampliar imagen.

click para ampliar imagen.

El gradual proceso de crecimiento de la economía española en 2015 ha sido clave en la recuperación del consumo y gasto turístico de los españoles.

“Ello ha propiciado el generalizado incremento en las ventas para la mayor parte de empresas y destinos españoles, no en vano el mercado nacional es, en promedio, el principal mercado de origen para el conjunto del sector turístico español”, según apunta Exceltur.

Crecimiento moderado

El repunte en los viajes y el gasto turístico también ha sido minuciosamente registrado en el estudio Trakvelling, de Opta Consultores, y que se basa en miles de encuestas a hogares españoles.

Según explica Queti Arteta, coordinadora del dicho informe, el crecimiento de la movilidad (a destinos fuera de la provincia de residencia o al extranjero) se observa sobre todo durante las escapadas y puentes. “Ahí es donde se ha engrosado el volumen”.

“En 2014 se comenzó a observar la recuperación del mercado emisor español. En el 2015 se ha notado más. De cara a 2016 vemos que el aumento de los viajes se produce o bien por una incorporación al mercado de nuevos consumidores y/o por un aumento de la frecuencia de viajes”, explica la coordinadora del informe Trakvelling.

Y es que según añade Queti Arteta, “existe una demanda contenida en lo que llamamos sobre todo viajes de escapada y eventos culturales".

"Por ejemplo irte a ver el musical de moda, o una exposición, etc. Probablemente el crecimiento en 2016 vendrá por ahí. Es decir, que si hasta ahora hacías una escapada al año, en 2016 podrás aumentarla a dos o tres”.

En cambio, para que se produjera un aumento en el número de viajes de vacaciones de Semana Santa o bien en los meses verano, “tendría que producirse sobre todo un aumento de la población viajera y eso tendría que venir dado por un mejor entorno ecónomico y una disminución del paro”.

La recuperación no será homogénea en todos los segmentos

Y es que según recuerda Queti Arteta, la economía española aún se ve afectada por varias incógnitas y ello repercute en la disposición a viajar.

“Aquellos que se estaban reteniendo y ahora se sueltan la melena, por decirlo de algún modo, van a optar por realizar una o dos escapadas de más, un tipo de gasto que tampoco te compromete mucho”.

Además, esos viajes de escapadas -que según el informe Trakvelling van a aumentar en 2016- tendrán unos protagonistas claros.

“La mayor estabilidad económica está en los grupos de gente con empleo estable: trabajadores por cuenta ajena, funcionarios, empleados en grandes empresas, etc. Y este perfil suele tener muy bien planificadas sus escapadas y viajes tal como vemos en el histórico que tenemos”, apunta Queti Arteta.

Por tanto, indica, “la última hora puede funcionar en un determinado momento, si esos consumidores ven una oferta muy buena".

"Por ejemplo, grupos que hemos entrevistado en Madrid nos decían que, echando cuentas, les resultaba más económico salir un fin de semana que quedarse en Madrid saliendo de cena, copas, etc”.

En cambio, la improvisación y la última hora es más frecuente entre los viajeros jóvenes de 18 a 24 años.

La versión completa de este reportaje ha sido publicada en la revista HOSTELTUR de marzo y puede descargarse como documento PDF haciendo click en este enlace.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario (Comentarios)

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos deHosteltur, Accede o Crea tu cuenta.