De cumplirse las previsiones, Madrid y Barcelona dispondrán de su propio megacomplejo de ocio en 2016. También coinciden en su extensión, unas 800 hectáreas y en la media docena de casinos que albergarán, así como en la previsión de visitantes, entre 10 y 11 millones. Pero el proyecto de Sheldon Adelson supera en las grandes cifras al de Enrique Bañuelos.

Los 6.000 millones de dólares (4.732 millones de euros) que el Grupo Veremonte y La Caixa invertirán en BarcelonaWorld, se multiplican casi por seis en Eurovegas hasta llegar a los 35.000 millones de dólares (26.683 millones de euros), si bien Las Vegas Sands ha reconocido que su compromiso alcanzará entre el 25% y el 35% de ese montante y que para el resto necesitará financiación ajena. En el proyecto de la Ciudad Condal la inversión procederá de sus recursos propios y de los diferentes operadores que decidan sumarse a esta iniciativa, ya sean cadenas hoteleras, empresas de juego, centros comerciales, etc.

Ambos complejos también presentan notables diferencias en su concepto. Así, el modelo de negocio del gigante norteamericano es un resort integrado con todo tipo de servicios para que sus clientes no sientan la necesidad de salir de él; un Disneyland para adultos, según sus promotores, con centro de convenciones, tres campos de golf, espacios deportivos y decenas de tiendas y restaurantes. El catalán, por su parte, se estructurará en seis complejos tematizados que recrearán otras tantas áreas geográficas del mundo, cada uno de ellos con hoteles, condominios, restaurantes, comercios, teatro, centro de convenciones, casinos, oficinas y servicios.

Eurovegas tendrá como modelo económico el complejo Marina Bay Sands de Singapur, aunque no el arquitectónico
Eurovegas tendrá como modelo económico el complejo Marina Bay Sands de Singapur, aunque no el arquitectónico

No en vano el mercado al que se dirigen también es diferente, ya que el primero quiere aplicar el modelo de Las Vegas para liderar el segmento MICE en Europa, norte de África y Oriente Medio, con capacidad para albergar congresos para 6.000 o 7.000 personas, sin olvidarse del turismo familiar, al que quiere atraer con una variada oferta de entretenimiento. BarcelonaWorld se fija en este último nicho de mercado, de manera que, aprovechando las sinergias con PortAventura, quiere convertirse en el mayor centro de ocio del Viejo Continente.

Capacidad alojativa y empleo

Pero es en las grandes cifras donde las diferencias son más notables y BarcelonaWorld parece el hermano pequeño de Eurovegas, con 12.000 habitaciones distribuidas en seis hoteles, frente a las 36.000 con las que contará el proyecto madrileño al finalizar la última fase de su construcción en 2022, repartidas en 12 establecimientos.

Los 40.000 empleos que prevé crear el proyecto catalán, directos e indirectos a partes iguales, quedan también muy lejos de los 150.000 puestos de trabajo en la primera fase del complejo de Las Vegas Sands en la Comunidad de Madrid, prometidos por Adelson, y que podrían alcanzar los 260.000 al término de las obras.

Luces y sombras

A la incertidumbre de si el magnate estadounidense conseguirá la financiación ajena necesaria para completar su inversión, se suma la oposición al proyecto entre la población canalizada a través de la asociación Eurovegas NO. Sus representantes han denunciado los cambios legales y trato de favor exigido por la multinacional para su implantación en Madrid, así como las millonarias inversiones públicas en infraestructuras necesarias para mejorar los accesos al complejo, que podrían alcanzar los 800 millones de euros. A esta cifra se sumarían otros mil millones en expropiaciones, según indican desde la asociación, partidas desmentidas por el Gobierno regional.

Por el contrario, los terrenos anexos a PortAventura donde se construirá el nuevo complejo, propiedad de La Caixa, ya están urbanizados y calificados para acoger equipamientos de este tipo. Gracias a ello su velocidad de desarrollo será más rápida que la de su competidor. Además, a diferencia de aquél, cuenta con el apoyo local y no requiere cambios legislativos.

Las similitudes también alcanzan a los empresarios promotores de ambos proyectos, que en su trayectoria se han visto salpicados por asuntos turbios.

El reportaje completo se ha publicado en el número de octubre de HOSTELTUR noticias de turismo.

74 3
3 comentarios.
  • 1Focalizador de Opiniones6/10/2012 11:10:18Más comentarios del lector
    Por una parte, valdría la pena que en Cataluña se interesen un poco por la andadura del Sr. Bañuelos. - Por otra parte, seis parques temáticos no van a multiplicar por seis la posibilidad de sostenibilidad / rentabilidad de los parques temáticos por más que estemos "impresionados" por el hecho que pretenden que será el complejo temático más grande de Europa. - Valdría la pena mirar un poco más de cerca los estados financieros de los parques temáticos en funcionamiento en España... ¡y sacar conclusiones!
  • 2Alvaro6/10/2012 17:10:27Más comentarios del lector
    si estuviésemos en Suiza creen ustedes que esto se consultaría al pueblo?
  • 3Alvaro6/10/2012 17:10:04Más comentarios del lector
    ¡Vaya!, hombre, me han censurado el comentario que les envié antes; me lo figuraba y por eso lo hice.
    En Suiza no me hubiera ocurrido.
    Gracias y no se molesten en molestarme más con sus "democráticas" respuestas; ya veo la libertad de expresión que existe en este país.

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AvatarAccederRegistrarse
noticia 188400_eurovegas-vs-barcelonaworld-diferencias-similitudes.html 3 83160 00