Los ministros de Transportes de la Unión Europea (UE) han alcanzado este lunes un acuerdo político, sujeto a la ratificación del Parlamento Europeo (PE) en torno a una norma que regulará el mercado secundario de slots, permitiendo a las aerolíneas comprar y vender los derechos horarios de despegues y aterrizajes que les han sido adjudicados, con el objetivo de mejorar la puntualidad en los aeropuertos comunitarios.

La nueva norma se enmarca en la reforma propuesta por Bruselas para optimizar y mejorar la capacidad de los mayores aeropuertos de la UE en diciembre pasado, tal y como adelantó HOSTELTUR, noticias turismo, en Aeropuertos europeos clave enfrentan crisis de capacidad, donde se puede conocer sus detalles del tercer 'paquete aweroportuario'.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable de Transportes, Siim Kallas, notificó que cinco de los principales hubs de la Unión Europea(UE) están al límite de su capacidad: los aeropuertos de Dusseldorf, Frankfurt, Londres Gatwick, Londres Heathrow y Milán Linate. Entonces, Kallas advirtió de que “los aeropuertos europeos enfrentan una gran crisis de capacidad. El 70% de todos los retrasos de los vuelos se deben ya a problemas en tierra y no en el aire. Cinco aeropuertos clave funcionan al límite y, si la tendencia se mantiene, 19 de los principales estarán tan congestionados para 2030 que habrá retrasos en la mitad de sus vuelos”, una situación que movió a la CE a presentar el paquete de medidas.

Compraventa de slots

Las aerolíneas de la UE podrán comercializar sus horarios de despegues y aterrizajes
Las aerolíneas de la UE podrán comercializar sus horarios de despegues y aterrizajes

Ayer, en un primer paso, los ministros de Transportes han aprobado permitir a las aerolíneas la compraventa de slots no utilizados. El objetivo de esta medida es incrementar la eficiencia en los aeropuertos comunitarios, mediante una optimización de su capacidad que redunde en la reducción de los retrasos. La normativa actual no prevé que las compañías compren y vendan sus derechos de aterrizaje y de vuelo, pero tampoco lo prohíbe explícitamente, lo cual deja la decisión a discreción de cada Estado miembro. Por ejemplo, en la actualidad, tales intercambios están permitidos en Reino Unido pero prohibidos en España.

En contra de lo que defendía la Comisión, el compromiso final permite a los Gobiernos imponer restricciones nacionales a esta compraventa si detectan que causa problemas. Cualquier limitación tendrá que notificarse en todo caso a Bruselas, que deberá autorizarla.

Este punto ha permitido reconciliar las diferencias entre los Estados miembros, que iniciaron la negociación divididos. España, Alemania y Francia, y otros países como Bulgaria, Dinamarca, Grecia o Portugal, están en contra de permitir esta compraventa, reclamando poder imponer restricciones nacionales a la libre comercialización de derechos de vuelo. Su mayor preocupación es la incidencia negativa que un mercado secundario puede tener sobre los vuelos regionales, económicamente menos rentables, y del riesgo de especulación con los slots.

Liberalización de las franjas horarias

En la posición opuesta se encuentran Reino Unido, Suecia, Holanda, Letonia, Bélgica e Italia, que defendían la liberalización total y una aplicación uniforme del sistema. Estos países han dejado claro durante el debate que sólo aceptarían restricciones nacionales si tienen carácter temporal y cuentan con la aprobación de Bruselas.

Tras varios intentos fallidos, el compromiso final recoge que las restricciones deberán ser "transparentes, no discriminatorias y proporcionadas". Serán notificadas a Bruselas que deberá pronunciarse en un plazo de tres meses y el Estado miembro en cuestión acatará la decisión. Sólo Londres se ha opuesto al acuerdo político porque exigía que la notificación se hiciera con carácter previo a la implantación de las restricciones.

España, finalmente a favor

España, Alemania y Francia, en contra de un mercado secundario de slots.
España, Alemania y Francia, en contra de un mercado secundario de slots.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha dicho que España apoya la nueva norma, "incluidas las disposiciones referentes a la regulación del mercado secundario de slots, que facilitarán, sin duda, un paso muy importante en la optimización del uso de la capacidad existente, especialmente en los aeropuertos congestionados".

No obstante, ha defendido la necesidad de introducir una cláusula de salvaguarda al mercado secundario. "Aunque la compraventa de slots es sin duda una herramienta muy potente para dinamizar el mercado, considero muy sensato en estos momentos dejar una puerta abierta a poder establecer una cierta vigilancia al desarrollo del mercado secundario a nivel nacional", ha señalado.

Utilización de slots: 85% o perderlos

Una de las propuestas de la CE que no ha prosperado es la de imponer a las aerolíneas la obligación de usar al menos el 85% de sus slots a lo largo del año, frente a la actual proporción del 80 ahora, o perderlos.

Bruselas ha insistido en que su propuesta original permitiría al sistema dar servicio a 24 millones de pasajeros más al año de aquí a 2025. Supondría una ganancia de 5.000 millones de euros para la economía europea y la creación de hasta 62.000 puestos de trabajo en el período comprendido entre 2012 y 2025.


 

20 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 113440_aerolineas-union-europea-podran-comercializar-sus-slots.html 3 83583 00