El Juzgado de lo Social número 37 de Madrid ha declarado "procedente" el despido de un piloto de Air Europa por conducta "especialmente grave", después de que en un vuelo Valencia-París informara a los pasajeros de que la avería sufrida era la misma que causó el accidente de Spanair en Madrid, lo que provocó que 40 viajeros se negaran a subir a bordo, y supuso que le fuera retirada la confianza como comandante, luego de amenzar a la empresa.

Declaran procedente el despido por amenazas a un piloto de Air Europa

La sentencia, dictada el pasado 4 de septiembre, la juez María Romero-Valdespino declara "justa la causa" del despido del piloto, con una antigüedad en la aerolínea de 17 años, como consecuencia de "una conducta de especial gravedad y trascendencia" y desestima el recurso del piloto.

Con anterioridad, el piloto había sido sancionado con suspensión de empleo y sueldo por falta "muy grave" en 2004, confirmada como grave judicialmente, y se le habían impuesto otras tres sanciones por faltas leves en 2007 y 2008.

Días después de la apertura del expediente sancionador el piloto envió por email y publicó textos amenazantes para la compañía y sus directivos e imputaciones "delictivas", así como supuestas irregularidades que "no han resultado acreditadas".

Estas imputaciones, razona la sentencia, "suponen una transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza", lo que constituye "una causa justa de despido".

Expediente disciplinario por el comentario

Los hechos se remontan al 28 de septiembre de 2011, cuando en un vuelo de Air Europa, que cubría la ruta Valencia-París, el piloto detecta una avería en una pieza cuyo repuesto se encuentra en las instalaciones de la compañía en Palma de Mallorca, por lo que se decide volar a Palma para solucionar la incidencia y continuar vuelo a la capital parisina.

El comandante se dirigió a los pasajeros del avión para informarles de la incidencia y del regreso al aeropuerto de origen asegurando que regresaban "porque el avión tenía la misma avería que el de Spanair que se estrelló en Barajas".

La compañía le abrió un expediente disciplinario a raíz del desafortunado comentario y con fecha del 27 de octubre de 2011 pasó a ejercer como copiloto o segundo, manteniendo los derechos y condiciones laborales de dicha categoría.

En días posteriores, 7 y 9 de noviembre el piloto envío sendos emails sobre supuestas irregularidades por parte de la empresa, que fueron contestadas, y publicó en un medio digital un texto al respecto.

Previa incoación del expediente, Air Europa comunicó al piloto la suspensión de actividad el 15 de noviembre de 2011, mientras tramitaba el expediente disciplinario, y finalmente el 21 de noviembre de ese año fue despedido por los mismos motivos. Decisión de la empresa que el piloto recurrió.

En su defensa, el piloto alegó que la extinción contractual se produjo como "represalia" por anteriores demandas, principalmente por la impuesta por la retirada de su cargo como comandante.

El fallo determina que fue posterior al inicio de un expediente disciplinario y que la compañía tuvo en cuenta que el piloto fue sancionado con anterioridad en cuatro ocasiones, aparte de habérsele retirado la confianza como comandante en 2005 además de poco antes del despido. Ante la sentencia cabe interponer recurso de suplicación al Tribunal Superior de Justicia.

2 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
AccederRegistrarse
noticia 110200_declaran-procedente-despido-amenazas-piloto-air-europa.html 3 83284 00