Diario 5861 06.04.2020 | 04:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Una ley para la promoción de servicios turísticos en bienes patrimoniales desata la polémica

24 enero, 2008
El Gobierno peruano ha promulgado la Ley de Promoción del Desarrollo Sostenible de Servicios Turísticos en los Bienes Inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural, que ha desatado una fuerte polémica en el sector turístico del país. Según las autoridades turísticas, esta ley "busca promover la puesta en valor y autosostenimiento del Patrimonio Cultural de la Nación", coiuncidieron en afirmar tanto el viceministro de Turismo, Eduardo Arrarte, como la directora nacional del Instituto Nacional de Cultura (INC), Cecilia Bákula. La referida ley, la No. 29164 del Ejecutivo peruano, establece los requisitos que hay que cumplir para la concesión de servicios turísticos vinculados a zonas consideradas patrimonio histórico o cultural de la nación y establece claramente que no se concesiona el patrimonio cultural inmueble, sino sólo el servicio turístico, y establece, además, que es el INC la institución encargada de determinar en qué zonas se puede concesionar dichos servicios, previa coordinación con el Ministerio de Turismo. Aprobada por el Congreso de la República, la referida ley establece una serie de condiciones "que permitirán garantizar que el patrimonio inmueble no sea vulnerado y que la concesión de los servicios turísticos se realice en el marco de la Constitución y de las normas ya existentes que garantizan su protección", se lee en su articulado y fija como primera condición mínima la protección por parte del Estado del patrimonio cultural, a quien exige la cancelación de cualquier concesión que "afecte o ponga en peligro el inmueble que forma parte del patrimonio cultural de la nación". Obtención de recursos El objetivo primordial de esta ley es la obtención de recursos económicos por parte del INC, "que le permitan efectuar sus funciones de recuperación y conservación del patrimonio cultural, labor que desde hace varios años se ha visto limitada por la falta de recursos económicos", afirman en el Ministerio de Turismo, beneficios que también son extensivos a los gobiernos regionales y locales, "que obtendrán recursos como resultado de la explotación de los derechos de concesión y licencias, los mismos que podrán ser destinados para mejorar las zonas aledañas al patrimonio cultural". Para las autoridades gubernamentales, los turistas nacionales y extranjeros "también resultarán beneficiados, pues tendrán acceso a recursos turísticos con infraestructura y servicios que permitan el desarrollo adecuado de las actividades turísticas". "La ley es discriminatoria", afirma el sector Para el sector turístico de las zonas con una mayor riqueza histórica y patrimonial, como es el caso del Cusco, esta ley "es discriminatoria respecto a los intereses del empresariado regional y local, particularmente de las comunidades campesinas y nativas, cuyo acceso a reglas claras para invertir en turismo, en los atractivos de su propia región, es ignorado", afirman la Cámara de Comercio de Cusco (CCC), la Cámara Regional de Turismo de Cusco (Cartuc) y la Asociación de Agencias de Turismo de Cusco (AATC), en una declaración pública emitida el martes. En su declaración, dichas entidades afirman que en la región del Cusco "no existen bienes inmuebles de naturaleza pública, razón por la cual la ley 29164 es inaplicable, a menos que se considere concesionar bienes inmuebles que ahora están en uso por parte del aparato público local". Sin embargo no le niegan al Gobierno el derecho a promulgar leyes "que agilicen y hagan expeditos los trámites burocráticos de toda índole, pero sin exclusiones", afirman en la declaración conjunta. "Las demoras de meses o años por parte de la burocracia municipal y otras es inaceptable y es la principal causa de atraso y pérdida de competitividad para el Cusco y el Perú", agregan. Las entidades firmantes de la declaración afirman que el Cusco "debe ser una región abierta a la inversión privada local, regional, nacional e internacional responsable y comprometida, que contribuya a la puesta en valor y la conservación del patrimonio cultural y natural y que genere puestos de trabajo" y consideran "inaceptable que se utilice de pretexto la promulgación de leyes mal concebidas como esta, para satanizar la inversión privada y la actividad empresarial en nuestra región. ya que sin ella no será posible el desarrollo al que todos aspiramos". Solo se aplicará si hay apoyo Para quitar hierro a la polémica, la ministra de Turismo, Mercedes Aráoz, aclaró ayer que esta ley solo será coordinada con "los gobiernos locales y regionales que la apoyen" y aclaró que la normativa solo establece la concesión de las zonas que normalmente son consideradas de amortiguamiento y que son las áreas aledañas al patrimonio o monumento turístico, donde se pueden construir hoteles o restaurantes, pero sin provocar daño alguno. "La preservación del patrimonio es lo primero que sale en la norma y para poder justamente aprovechar estos recursos hay que dar valor y sentido a estos productos, en todas partes del mundo eso sucede", precisó. José Antonio Tamargo (latinoamerica@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.